miércoles, febrero 27, 2013

Déja vu




Una vez más, el estadio José Rico Pérez nos vuelve a dar una mala noticia. No es la primera, ni la segunda, ni la tercera vez que la pésima manera de cuidar el estadio mundialista nos ha llevado a esta situación. En el día de hoy ha sido el cuerpo de focos de una torre, la que está entre fondo norte y preferente, el que se ha venido abajo. No se ha desprendido del todo, se ha quedado colgado pero algunos de los focos sí se habían caído a la zona de asientos y pasillo de la curva que junta ambas gradas. Gracias a Dios, al destino o lo que deseen creer no se ha tenido que lamentar daños físicos de nadie. También, afortunadamente, no se ha vencido el citado armazón durante el transcurso de un partido lo que hubiera sido un peligro a todos los niveles: el físico(más importante) y la imagen.

Como indicaba, el problema es que no es la primera vez. Hace unos tres años, durante la temporada del ascenso a 1ª División hubo problemas con cascotes de la tribuna alta que se caían a la propia grada baja de tribuna. En un partido del Alicante C.F. ante el Badalona C.F. disputado en noviembre de 2009 llegó a ir a mayores con un conato de incendio en la parte interior de la zona de preferente y cascotes en la zona de preferente. En ese momento, la reforma no se había realizado habiendo transcurrido dos años y medio de la compra del estadio y de esos proyectos vacíos (Subarquitectura, Lamela y Fenwick). Pero la lista aún era larga. Así, en 2005, con el ascenso del Hércules a 2ª División se tuvo que hacer mejoras como las cabinas de radio, el propio marcador electrónico se tuvo que cambiar tras una temporada entera sin funcionamiento, etc. En esa época se criticó duramente en los medios de comunicación el mal estado del estadio, por esa época, municipal. ¿Otro susto? En la matinal de la temporada 2003/04, antes de la disputa de un partido entre el Hércules C.F. y el filial mallorquinista, se tuvo que cerrar la parte de fondo sur debido al peligro de una banda que estaba en la zona del vetusto(con diez años) marcador electrónico que había sustituido al mítico Dardo.

Lo decía Alejandro Parodi en una entrevista en Onda Cero: no se había hecho el debido mantenimiento de las torres de iluminación colocadas aprovechando el Mundial disputado en España en 1982. Se sugiere que son cada cinco años una mejora de un armazón, delicado por el peligro y la importancia de la iluminación en un estadio de fútbol. Eso implicaría las teóricas revisiones de 1986,1991(ambas que se tuvo que hacer por el club), 1996, 2001, 2006(por el ayuntamiento) y 2010, aprovechando la reforma del estadio para adecentarlo para el paso por Primera División, por parte de Aligestión. Según el informe de CYPE, estaban en un estado bastante malo “ de no retorno” por falta de mantenimiento. Esa valoración, archisabida, es más importante que el asunto de hoy: demuestra que no hay ni habrá vocación de cuidar de un estadio, sea el estadio José Rico Pérez, sea otro porque la gente siempre desea algo nuevo. Recurriendo a la analogía infantil se resumiría: en vez de cuidar el juguete, lo deja roto porque sabe que sus padres le comprarán otro. Llevamos tres estadios y la gente quiere otro.

No voy a entrar en el asunto de la torre de iluminación en plan ventajista. Ignoro si se cubrió los 4,2 millones, si se gastó más de esa cantidad o si se equivocó en las prioridades(mejor fachada en vez de mejorar el tema de la iluminación). Lo que esta noticia de los focos demuestra es que nunca se ha cuidado el estadio, se le ha buscado pegotes, mejoras sin sustancia real(habrá que ver si el tema de goteras, de filtraciones, en suma, de la estructura del estadio). Sí, se podía haber inyectado más dinero para arreglarlas…pero, si no se mantienen, volverían a caerse y, vistos los antecedentes, eso parecería lo que ocurriría en años posteriores. A lo largo de varios artículos en este blog he mantenido que poco importa inversiones costosas si luego se echa a perder por desidia, la única clave que explica uno tras otro desastre en el estadio José Rico Pérez.

Sobre el partido contra el U.D. Almería, previsiblemente, se jugará a las 8 de la tarde del sábado, vía iluminación extra que compense esa zona del campo. Pero vista la situación  de los focos, el mismo tiempo sin cuidar las cuatro torres, habrá que ver la respuesta de los técnicos sobre el estado de las tres restantes porque, tras lo de hoy, ninguna de las tres están libres de acabar igual que el vacío que tendrá la torre dañada. Por el momento, el partido contra los almerienses lo pongo en duda hasta el visto bueno de los citados expertos.


Apunte: Desde Jerez de la Frontera se está indicando que el Consejo Superior de Deportes les ha instado a que, antes de liquidar el conjunto jerezano, se busque una ampliación de capital. Veremos como evoluciona el asunto. A destacar también la decisión de la Fiscalía Anticorrupción de abrir un procedimiento penal contra Joaquín Morales, máximo accionista del conjunto azulado.

Referencia:



Entrevista a Alejandro Parodi: Alejandro Parodi en diversos medios




No hay comentarios: