lunes, septiembre 16, 2019

Herculanos Civil War


Al día, y momento de escribir este artículo, se ha hecho oficial la destitución de Lluis Planagumà como entrenador del Hércules.


La verdad, es que podría haber llamado este artículo de muchas maneras, y haber tratado muchos temas. Lo podría haber llamado “El escorpión y la rana”, por esa tendencia autodestructiva, que se prolonga, y repite en el tiempo, y que no afecta a una sola directiva, que tiene el club, de negarse algo de estabilidad, ya sea institucional, deportiva, o ambas al mismo tiempo. Pero ese artículo, me temo que ya lo he escrito más de una vez. También lo pude llamar “La Conjura de Catilina”, porque el mero hecho de no haber conseguido el ascenso frente a la Ponferradina, aunque decepcionante, no justifica la reacción furibunda, e incluso visceral, de parte del “entorno”, ante este hecho;  ni la bajada de rendimiento, que tuvo su punto álgido, el pasado domingo frente al Sabadell, de una plantilla que al 80%, es prácticamente la misma, que la que quedó segunda la temporada pasada…y que haya una dirección “bicéfala”, cada una con sus intereses, tampoco ayuda mucho a serenar esos pensamientos…tampoco tengo la sensación de estar escribiendo nada nuevo.


Así que ahora que están de moda esos culebrones (porque son culebrones), de superhéroes, cada vez que me meto en un berenjenal, por esos “twitters” de Dios, me viene a la mente el rifi rafe, que tuvo Batman con Superman; o ya el lío monumental de Los Vengadores, que de repente, te los ves luchando todos contra todos, y no sabes muy bien el porqué, ya que se supone que todos buscan la paz y la justicia y bla bla bla.. con la única diferencia de que cada uno lo hace a su manera.


Alguien dijo, que de todas las cosas que no tienen importancia, el fútbol es lo más importante, y puede que sea verdad, porque partiendo de la idea (algo ingenua, lo sé), de que todos los Herculanos, queremos lo mejor para el club, parece una cuestión personal (porque se llega al insulto personal) que tal entrenador no siga; o que tal entrenador coja el mando. No lo entiendo. Cada persona tiene su visión del fútbol y de una situación, y no por ello se es cómplice de nada, ni “primo” de nadie. Y aquí estamos todos contra todos, cuando se supone (algo ingenua, lo sé) que queremos es lo mejor para el club.


Y, ahora , voy a dedicar unas líneas a todo lo acontecido.


Creo que, una vez, que la mano de Bruselas, se ha abierto para dejarnos respirar, hemos perdido una ocasión única, para hacer un proyecto a uno, dos, o los años que hicieran falta, para subir, y perdurar en la élite. Porque para permanecer en el fútbol profesional,  hay que tener una estructura, que se apoye sobre bases sólidas y estables, y por eso, este club, mientras no solucione eso, podrá subir, pero nunca perdurar en una categoría profesional. En el Hércules, pueden más los egos, que la entidad. Igual Planagumà ya sabía esto de antemano, y erró renovando,  a pesar de que el haber llegado a la final del Playoff, le avalaba para seguir. Su proyecto nació inviable desde el principio, y sus desavenencias con Portillo, ya ocupaban las páginas de los diarios locales, durante el transcurso del verano, pero es lo que tiene tener el apoyo de papá; aunque tengas la guillotina de mamá preparada, y casi con el sustituto preparado, que a veces te sientes capaz de librar una batalla, que no sabes si vas a poder ganar.


 La brecha que se ha abierto, no es sólo deportiva ; sino social, y la lectura que se va a hacer del que venga después de Planagumà ; y del que venga después, del que venga después de Planagumà, porque esto, ni mucho menos ha terminado, dudo mucho que se pueda hacer desde el plano estrictamente deportivo. Y mientras los Herculanos, seguiremos unos contra otros (quizás en otro tiempo fue así, pero siempre he pensado que lo de “Todos juntos y en armonía”, del himno, era una broma del letrista), mientras en nuestra inconsciencia, le hacemos el juego a esa “Hydra” que dirige el club. Macho Hércules

Condenado

El entrenador Lluis Planagumà tiene las horas contadas, es una evidencia que se palpa con claridad evidente.Sus decisiones han sido, cada vez, más contraproducentes acabando a un delirio monumental de planteamientos. Lo que eran errores de decisión pequeños durante la temporada pasada se han convertido casi en groseros en este año. Si hace unos meses indicaba que había un Planagumà con marcador a favor(casi “cromo por cromo” en los cambios) y algo diferente con el marcador en contra(aunque es lógico cambiar planteamientos perdiendo, no eran tan exagerados), esta temporada ha sido desquiciante de principio a fin. Cambios de planteamientos sin ton ni son, un mediocentro cambiante-aunque irónicamente, los mejores 45' se han disputado con Yeray, Benito y Alvarado-, decisiones extravagantes cuyo derrame llegó ayer con el desmonte de la defensa y centro del campo para meter pólvora mojada en ataque. O lo más sangrante, sacar a calentar a los tres jugadores de rigor...tras encajar el 0-1 y no al comienzo de la segunda parte.



Reconozco que, sin ser un entrenador que me encantaba, asumía alguna de sus cualidades: si lo miran, la temporada pasada era poco de “señalar” a los jugadores, siendo pocos los cambios si lo hacía mal(a ver, me refiero a un cambio justo después de un fallo grosero), de no cambiar en el descanso o hacerlo casi en el minuto 70. Es cierto que se equivocó en no ver la evolución de la segunda parte ante la Ponferradina pero se le crucificó por parte de algunos aficionados. Lo puedo llegar a entender:cada aficionado tiene un entrenador adentro, tiene sus gustos futbolísticos y el que está en el banquillo “le puede entrar o no”.Sin embargo, a lo que se ha asistido desde junio, desde el pitido final de Ponferrada, ha sido un aquelarre que no me deja dudas sobre lo que pasará con el nuevo entrenador. Como se dice, “si jugamos a ésto, jugamos todos”.



Se ha logrado crear un ambiente desagradable y ya los resultados han terminado de complicar el tema. Si el empate a última hora del Prat hizo daño, lo que pasó el día del Villarreal “B” cuando la ventaja en el marcador(1-0 y fallo de Jona para el 2-0) mutó en 1-2 y una sensación de baño mayor que la del día de la Ponferradina. Ahí empezó a no gustarme como iba el tema del nuevo Planagumà con sus desmontes tácticos. Del día del At. Levante no hablo porque me pillo en Albacete y, por tanto, ni ver ni escuchar el partido pero, vía resúmenes, percibí una misma línea a la que también se añadía la mala suerte en determinados momentos. Por último, ayer. Un partido malo de principio a fin y que tuvo como culminación una decisión final de mucha delantera y ninguna defensa: mucha delantera se estorbaba, poca defensa te aseguraba una contra letal para finiquitar el partido. Será por la edad, pero cada vez me gustan menos los cambios “tribuneros” de quitar a un defensa para poner a un delantero. Si antaño me parecía bendita locura, ahora es una decisión con más desventajas que ventajas.



El tiempo dirá lo que sucederá esta temporada pero el ambiente está cargado aún y lo seguirá estando durante un tiempo. Aunque el entrenador se ha acabado ganando el cese, lo cierto es que el ambiente ha sido irrespirable desde el primer minuto del 1 de julio de 2019 y seguirá así durante más tiempo. La paciencia es un bien que es muy bonito cuando se menciona pero inexistente y, a veces, puede ser hasta conflictivo cuando se ve que otros no lo tienen. Mal asunto.



Apunte. Ya destituido, suena Pedro Munitis. El entrenador cuyo mayor mérito fue ser primero porque se desfondó el Racing de Ferrol, que logró la gesta de no marcar en ninguno de los cuatro partidos de promoción-no es perderlos, es no marcar un gol-, una temporada discreta en Ponferrada y una victoria en el UCAM Murcia...en siete partidos. Si por un mal planteamiento crucificaron a Planagumà la temporada pasada...

lunes, septiembre 09, 2019

Mirando hacia arriba

Durante 48 horas estamos asistiendo a un volumen ingente de datos estadísticos tras sumar un punto de nueve posibles. Ocho puntos que nos distancian ya de un Villarreal CF “B” pero, a día de hoy, lo importante es empezar a sumar tras tres partidos en el que la suerte, compañera de hace doce meses, desapareció para que el equipo perdiera dos puntos en Prat de Llobregat, ver como el filial “mini-groguet” remontara y que en Buñol se perdiera desde el inicio.

Mirando a las temporadas de segunda B, es evidente que es la peor marca de todas las ediciones ligueras, siendo cercanas las de Felipe Miñambres(2002/03, 2 empates, una derrota) Miquel Corominas(2000/01) y Tevenet(2016/17), ambos con tres puntos. La primera temporada, por abajo, que acabó en posterior promoción está en 4 puntos(2014/15 y 2015/16). A nivel de otras categorías, queda el recuerdo del comienzo de la turbulenta temporada 2012/13 con tres derrotas(Lugo,Elche,Alcorcón) como el último peor inicio de los últimos años.

Mirando hacia arriba es la única opción que queda al equipo de cara a los dos duelos en casa, comenzando por un C.d'E. Sabadell que, irónicamente, sí fue capaz de remontar en Buñol el 1-0 de Monterde en el minuto 8, con goles en el minuto 29' y 84'; después, llegará el equipo de “Chechu” Flores en la jornada quinta. No sabremos ahí el estado de la grada local ese día.
Mirando hacia arriba para empezar a encauzar el camino y no enredarse en un peligroso círculo en el que algunos equipos acaban metiéndose creyendo que saldrían adelante con el paso de las jornadas. En la jornada 3ª hay equipos que “sorprenden” ahí abajo empezando por el conjunto blanquiazul, el Burgos CF(tres empates), el UD Logroñés(2 puntos), el Nàstic(1 punto como el Hércules) o el Real Murcia, colista en su grupo IV.

Como caso muy extremo, en la temporada 1990/91, el equipo llevaba en su casillero ocho puntos(10, según tres puntos por victoria) en la jornada 11ª(2v-4e-5d 12gf-11gc). Es cierto que el técnico de esa temporada fue cesado en esa jornada y se contrató a Vicente Carlos Campillo. El equipo remontó hasta alcanzar puesto de promoción en la jornada 26ª y el liderato en la jornada 37ª. Ya saben lo que sucedió en esa maldita última jornada, el “Cartagenazo” y el equipo se quedó fuera del primer play-off que existía en segunda B de acceso a Segunda.

El domingo próximo se asistirá a un partido complicado, más por el entorno que por el rival. Si no se gana, me imagino que tendremos una semana muy dura.

Apunte. Al igual que es llamativa una cosa, también lo es ver determinados primeros actuales como el Peña Deportiva Santa Eulalia en el Grupo I, la Real Sociedad B en el Grupo II o el CD San Fernando en el grupo IV. Aunque soñar es gratis, tampoco nos olvidemos de antecedentes como el UB Conquense que parecía ser revelación y acabó descendiendo a tercera.

lunes, septiembre 02, 2019

Dos partidos, misma historia

Dos partidos han sido suficientes para crear un ambiente turbio que ya se percibía en la pretemporada, pobre de por sí. Dos partidos que se resolvieron casi en la misma línea: se pone por delante el conjunto blanquiazul(0-1, gol de Benja en Prat; 1-0, gol de Yeray ayer) y desaprovecha la ventaja de forma fácil, vía despiste). En el debut, se perdieron dos puntos en los últimos momentos y ayer ya se puso todo en contra tras la pena máxima. Un punto de seis, lejos del pleno de la temporada pasada cuando todo venia junto: el 2-1 de Juli en el debut y el 1-2 de Nieto ante el Villarreal B, en tierras castellonenses. El último antecedente de una situación como ésta ocurrió en la temporada 2014/15, cuando el Hércules CF perdió en Elda en el debut y empató a uno con el C.F.Huracán en el estadio José Rico Pérez. Pero lo que está claro es que el partido en Buñol será clave para remontar o confirmar un año complicado.

De hecho, ayer como en Prat de Llobregat, hubo cosas positivas para lograr una victoria algo más amplia...pero, obviamente, se queda en la mente el despiste que supuso el 1-1 de Putxi y, sobre todo, la segunda parte de ayer que fue abrumadoramente “visitante”, fácilmente pudo haber logrado un resultado como logró hace cuatro temporadas(un 0-4 bajo la lluvia ante el equipo de Manolo Herrero).

La pena es que el planteamiento parecía acertado con el trivote, que logró retener al conjunto “groguet” atrás. También se generó ocasiones hasta el punto de casi plasmar un 2-0 que podría haber sido decisivo pero Jona mandó el centro fuera. Al minuto siguiente llegó el 1-1 en un penalty tan justo como riguroso. Justo como la situación que se daba(esférico en el brazo del defensa, dentro del área grande), riguroso porque la jugada me pareció poco “punible”. La ejecución del penalty, eso sí, fue dura porque vino el gol tras un rechace, con cierta pasividad defensiva... pero también ese esférico estampado en el poste pudo haberse desviado a otra ubicación. La suerte, aunque no deseable a estas alturas de competición y sí en junio, fue traicionera en ese minuto clave.

En la segunda parte, se perdió el encuentro tras el cambio. Jona y Benja no son compatibles, dos nueves que se estorbaron más que ayudaron. Quizás era necesario cambios de frescura(Fran por Yeray, Benja por Jona) que desestabilizar un sistema que, al final, acabó partiendo al equipo y el conjunto mini “groguet” desaprovechando ocasiones de forma tal que permitió unos minutos de empuje local pero, sin ánimo de remontada aunque Falcón subiera dos veces a remontar. El trivote tenía sus cosas buenas si se plasma bien, cerca del área grande rival y juntándose sin balón(cuando se podía) como en su día se formaba el 4-1(Fran o Yeray)-4(Diego y Alvarado)-1. Quizás sería un error de diagnóstico pero creo que el equipo se perdió en el terreno de juego tras la marcha de Yeray, poco fino en el juego pero creando más peligro que otros compañeros. La última media hora fue de suplicio vio que el resultado pudo haber sido de escándalo.

Queda una semana para jugar ante el equipo dependiente del Levante UD, una semana complicada porque es conveniente ganar para restañar heridas y creer en algo más.

Apunte. Espectacular inicio del equipo “B” del Hércules, que parece que va en serio en lo de mantenerse en tercera y no en “disfrutar” de la categoría como allá por 2003. Otro estreno estelar está siendo el del equipo de la vecina ciudad de La Nucía.

martes, agosto 20, 2019

Pretensiones deportivas

Lo dijo el entrenador en rueda de prensa-según audios- sobre la intención de ser primeros en la próxima temporada. Una idea que lleva el equipo buscando pero que nunca ha logrado en dieciséis temporadas, siendo segundo en dos años como mayor logro. Es una idea plausible porque esa posición permitiría una eliminatoria directa por el ascenso y, en caso de fallar, repesca en segunda ronda donde el ascenso, eso sí, ya no está tan claro(en eliminatorias largas fueron 8 ascensos de segundos, 7 de respescados, 5 de terceros y 2 de cuartos, es decir 7 de 22 ascensos). No voy a negar que, en general, el 66% de los primeros obtengan el billete del ascenso(22 por eliminatoria directa, 7 repescados entre 44 ascendidos) es una ventaja que no se pueda desdeñar.

Sin embargo, como decía, la historia está ahí y el Hércules CF no ha quedado nunca campeón. Tuvo “momentos” como la parte de la primera vuelta en la 1989/90, una jornada en la temporada 1990/91(en la penúltima, antes del “desastre”), media vuelta de la temporada 1999/2000, escasas tres jornadas con “Pacheta”(2014/15), la inagural con Tevenet(2016/17) y la temporada pasada en tres fases pero todas en la primera vuelta. Es decir, de cerca de 608 jornadas disputadas, el equipo habría sido líder en 41, muy mayoritariamente en la primera vuelta. Es un equipo al que le cuesta horrores mantener una regularidad en esta categoría.

¿Se puede ser primero? Por supuesto, la historia únicamente es pasado pero hay cosas que pesan como el hecho que algunos de sus rivales sí sabe lo que es quedar campeón de grupo(FC Barcelona B, Nàstic de Tarragona, Sabadell,Llagostera) y el conjunto blanquiazul únicamente fue 1º una vez en la segunda vuelta y eso es de hace veintiocho años.

Un objetivo a largo plazo, el ser primero, se obtiene siendo, como casi siempre, el equipo que más victorias obtenga a lo largo de competición, más goles que el rival, más ocasiones para lograrlos. Un objetivo a largo plazo al que le daría importancia en el terreno físico, ya que el momento de la verdad se juega en mayo-junio. Durante las últimas temporadas se ha podido ver que, en la jornada diez, más de la mitad de los equipos que jugaron en mayo-junio ya estaban en posición de promoción.

Se decía en esa rueda de prensa algo que es desacertado: “la plaza de primero no se decide hasta el final”. En cierto sentido, es correcto pero, aunque “no subes en agosto”, la realidad es que se tiene que ir perfilando el primer puesto partido a partido, victoria a victoria. Si los grandes éxitos se logran día a día y ante los rivales de calidad, también puedes perder el paso en campos pequeños y ante rivales menores. De hecho, la temporada pasada fue atípica porque tuvieron buenos resultados ante los de arriba pero se flojeó ante los de abajo y ahí se perdió el primer puesto.

Apunte Camino del primer partido y ya hay bajas importantes en el ataque. En ese partido en Prat del Llobregat habrá que tener una imaginación abrumadora para el ataque. Por otro lado, interesado ante la evolución de Alvarado. El año pasado no sabría percibir su posición en el terreno de juego pero el sábado demostró más condición de "8" que de "6".

viernes, agosto 16, 2019

Pay per view

 Quizás, el término se haya olvidado en un mundo de plataformas y pagos completos por mes. En la temporada 1996/97 comenzaba un sistema de "taquilla" por el que se podía comprar un partido para verlo más allá del que se emitía en abierto. En ese momento, seguían dándose esos carruseles en la radio, el partido del sábado y el de Canal Plus a las siete de la tarde. Aunque ya era "de pago" el partido de Canal+, era por el hecho de estar suscrito al canal privado(no se le podría aplicar el término como "pay per view", como se conoció a mitad-finales de la década de los noventa).El Pay per view partía de una premisa parecida a la que estamos viviendo actualmente con Footers:"poder ver a tu equipo allá donde juegue". Atrás quedaban aquellas tardes de domingo con todo el grueso de la jornada a las cinco de la tarde.
 

Durante estas dos décadas, el mundo del fútbol ha cambiado considerablemente el modo de relacionarse entre el aficionado, el sillon-ball y el asistente a los estadios. Ha ido creciendo el volumen de ingresos que entran en las arcas de los clubes casi de forma exponencial hasta el punto que, ahora, cualquier equipo pequeño en primera puede recibir más de 40 millones de euros.También ha ido creciendo el número de franjas horarias para ir colocando los diferentes partidos que se disputan en primera división(7-8 tramos, con lo que, mayoritariamente, únicamente hay un partido sin "competencia"(generalmente, muy visible en los partidos del Real Madrid y FC Barcelona). Una época donde se ha escuchado mucho eso del "mercado asiático", del mercado "sudamericano", de la importancia de la venta internacional de los derechos como método de añadir más recursos para los clubes.
 

Este período reciente ha tenido como protagonistas a las operadoras de telefonía que han acudido de forma directa a la subasta de los derechos de retransmisión de las diferentes competiciones o, de forma indirecta, negociando con el ganador una compensación por tener los derechos sobre el fútbol. De hecho, creo haber visto menos anuncios sobre piratería contra el fútbol, como ocurría hace un lustro, y ahí ha salido ganando mucha gente. Con todo, lejos queda cuando ver un partido por taquilla costaba tanto como ahora un mes y eso hace mucho. Aunque ahora los paquetes son medianamente caros, la realidad es que hace una década costaba más un partido que, ahora, tener un mes de fútbol( por ejemplo, 3,95 € en Orange TV con paquetes menores para la Liga).
 

Todo viene a cuento de la famosa polémica del 30% de supuesta merma en el caso de quitar el partido de los viernes y los lunes. La cantidad, para empezar, resulta excesiva porque la mayoría de ingresos provienen de los que lo generan de verdad, los equipos grandes(los que hacen aumentar la demanda sobre el producto fútbol) y esos juegan en sábado o domingo salvo muy raras excepciones. De hecho, los partidos de los viernes o los lunes-uno de los dos días es en abierto- los disputan equipos más modestos y cercanos a la parte baja de la clasificación de ingresos televisivos. Dudo, por tanto, que se esté preocupado por el fútbol en el mundo árabe cuando volvemos a lo mismo, su interés son los equipos "grandes", no los pequeños.De hecho, hay un estudio reciente en el que todos los medios que retransmiten partidos pierden pero los de,emisión en abierto, apenas llegan al millón de espectadores.¿En serio nos quieren asegurar que hay merma por esos dos partidos?. De hecho, al final de la temporada pasada se accedió que uno de esos partidos se iba a las 14 horas del domingo, por lo que demuestra que es plausible meter esos partidos sin forzar la máquina.
 

Apunte. Absurdo es el nuevo paso hacia un calendario irreverente desde que se sacó el concepto de "calendario asimétrico". Innecesario crear este lío que supera el modelo inglés y lo convierte en jornadas sin ton ni son.

viernes, agosto 09, 2019

Lágrimas

Antes de comenzar, quiero dejar bien claro que diferencio al jugador forzado a salir del que ficha por otro equipo, libremente. Ambos son casos diferentes. Viene a cuento de la actitud que muestran ciertos jugadores cuando dejan un club. Si hace unos años ya me mostraba crítico con la moda absurda de besarse el escudo en una presentación,  esta vez toca la actitud tendenciosa al lacrimeo, a llorar porque se deja un sitio donde, en teoría se ha estado a gusto.
 

Todo esto de la lágrima viene a cuento de esos textos escritos  muy "sentidos" cuando uno deja un equipo, las llantinas fingidas cuando la decisión de marchar ha partido del propio jugador. No soy de llamar "mercenarios" a los jugadores, reconozco que tienen su derecho a su carrera profesional pero me desespera mucho sus actos de postureo para que no le caiga las mil plagas si decide marchar al eterno rival, por ejemplo. Una cosa es aceptar que la vida deportiva es corta y otra es tragarme un "sentimiento" que nunca ha tenido. Y digo que nunca porque el jugador que ha "sentido" una camiseta sabe que, por ejemplo, hay otras que nunca deberá vestir. Es lo duro de una vida en el que el sentimiento del "cliente" es tan importante.  Hay jugadores que, dentro de lo que cabe, saben que el camino es muy largo dentro de esos 14-16 años de fútbol en activo en la élite, procuran esforzarse allá donde van pero sin mostrar excesos de afecto que les complique la salida en un momento dado. Sin embargo, hay otros que muestran estar con el club, con el sentimiento por bandera y la decisión de su marcha sería un terremoto de afectos. Esos son los peligrosos, los que tuitean cosas bonitas pero preguntando a su agente si hay "algo" para salir pitando a la más mínima. Prefiero al "profesional" sobre el terreno de juego que el que regala "afectos" de lunes a sábado en redes sociales.
 

Decía que diferenciaba al jugador que se quiere ir del que es forzado a irse(fin de contrato, fin de cesión,etc). A ese jugador, no hay nada que recriminar su sentimiento si lamenta marchar de un equipo donde ha sido querido.Si usa la sala de prensa o las redes sociales, se le entenderá. Así ha pasado con todos los que han ido dejando escritos tras ver que no se les renovaba. 

A lo largo de esta semana se ha dado dos casos: el de Juli, camino de la rescisión del contrato por decisión del club, y también el de Carlos Martínez, que muestra su deseo de salir del club por libre voluntad. Únicamente en un caso aceptaría ese mal trago de despedirse.
 

Apunte. Llama la atención sobre lo "extremadamente preocupante" que es perder el partido de los viernes y los lunes, un "30%" menos se cobraría según Roures. Lo curioso es que los partidos de esos dos días son de un nulo interés televisivo bárbaro,en un mundo donde la gente quiere ver al Real Madrid, al FC Barcelona o al Atlético de Madrid...y todos ellos jugarán mayoritariamente en sábado o domingo. De hecho, el partido en abierto se suele coger esos días.

sábado, agosto 03, 2019

45 años

Hoy hace 45 años que el estadio José Rico Pérez abría sus puertas tras su construcción casi express, menos de un año. Un mes después, el 7 de septiembre, comenzaba la competición de liga con un Hércules-Real Murcia(2-2) y ese primer gol oficial de Carreño. El estreno del estadio coincidió con el regreso del conjunto blanquiazul a primera  tras su última estancia en la 1966/67. Curiosamente, aunque las circunstancias son diferentes, se repetía lo de la temporada 1954/55 cuando el regreso  a la élite coincidió con otro cambio de estadio. Hasta 1974, el equipo había jugado en La Viña, después en Bardín(1932-1954) y una segunda etapa en el campo de La Viña(1954-1974) en 52 años. Así se puede ver con otra perspectiva esos 45 años en el mismo estadio. Y eso que, durante ese período se llegó a pensar en algún que otro traslado; por no hablar de la "salud" del conjunto blanquiazul.
 

Durante ese período de 45 años, por desgracia, se ha visto menos élite de la deseada. 
A bote pronto tenemos doce años en primera(1974-1982,1984-86,1996/97 y 2010/11),diecisiete en segunda división(1982-84,1986-88,1993-96,1997-99, 2005-10 y 2011-14) y dieciséis en segunda B(1988-93, 1999-2005 y 2014-19*);eliminatorias de Copa del Rey  durante la mayoría de esas temporadas y partidos de promoción de ascenso. Vivió las fiestas del ascenso de 1984(en el partido), 1996(dos partidos con el equipo ascendido)y 2005(con medio ascenso en Alcalá y muy gratos recuerdos. Lo que sí aportó el estadio para Alicante fueron los compromisos internacionales de la selección española absoluta, sub-21 y femenina; también ser sede para el Mundial 1982 y propuesta sede para los Juegos Olímpicos de Madrid 2012 y para el Mundial 2018, en conjunto con Portugal, pero, en ambos casos, la opción principal no salió elegida.Quién sabe qué hubiese supuesto para el estadio que hubiese salido la opción olímpica o del mundial pero Rusia se llevó el Mundial para su país.Incluso, vivió la pugna con otro equipo de la ciudad por su uso durante casi una década completa.
 

El estadio, durante esos cuarenta y cinco años, ha vivido varias modificaciones. Algunas relevantes como la construcción de la célebre grada Tejero para el Mundial 82, el cambio de marcador DARDO al actual videomarcador-con un marcador de transición entre 1994 y 2005, aunque dejó de funcionar un año antes- o la fisonomía del estadio, de hormigón a asientos(desde 1997 y modificación de imagen desde 2010); a menor nivel, la modificación de los focos de la luz desde los primitivos, luego los que estuvieron desde antes del Mundial 82 hasta la caída de uno de ellos en 2013 y los actuales. También destacaría como poco afortunada la "fachada del campo" entre 1974 y 2010(ese ostentoso HERCULES en neón), los aseos se han mejorado en imagen pero no mucho en funcionalidad,etc. Queda mucho por arreglar en un estadio que, como en muchas cosas de Alicante, no se suele mantener de forma periódica. Para más inri, hubo rumores para ser abandonado, vendido y desplazarse a un nuevo estadio pero, sinceramente, sería un error peligroso viendo lo acontecido en la Nueva Condomina, donde murcianistas siguen añorando la antigua. Quizás porque ando más que cojo el coche, considero una bendición un estadio dentro de la ciudad, a escasos 10-15 minutos de la plaza de Luceros.Además, creo que tenemos un centro deportivo jugoso con el Pabellón Pitiú Rochel, el Centro de Tecnificación, la pista de Atletismo, las Piscinas Municipales, pistas del Hipódromo y la Ciudad Deportiva y que nunca debería "desmontarse".
 

Apunte. Para variar, el equipo sigue sin ganar al equipo AFE. Quinto partido sin ganar, casi para ir mirando, de vez en cuando, a sus integrantes.

lunes, julio 29, 2019

197 kilómetros

Antes de empezar, indicar que una cosa es la opinión y otros los datos que había en relación con la famosa pugna por la plaza del CF Reus Deportiu, al que se le bajó a Tercera tras incumplir uno de los requisitos para ser inscrito en la categoría de bronce. Lamento la situación del conjunto rojinegro, que afrontaba una temporada más de consolidación en segunda división, que ha sufrido un annus horribilis en 2019. Excluido por la LFP, descendido a 2ªB a comienzos de año, ha visto otro descenso por no presentar el aval que le solicitaba la RFEF -por importe de 200.000 euros- y que la entidad tarraconense no logró avalar en su totalidad. Los aficionados son los que menos se merecen este sufrimiento pero también existía la persona de un supuesto inversor, que hablaba de aportar hasta 6 millones de euros y que no movió un dedo para avalar una cifra tan escasa para lo que decía que iba a dar el equipo rojinegro. Así, pues, de forma innecesaria ve como el equipo del que sería dueño baja a tercera.
 

Tras el descenso del conjunto rojinegro, tocaba determinar el equipo que asumía la vacante. La pasada semana comenzaba esa carrera con una circular de la RFEF donde se establecía qué criterios tendría que cumplir el equipo elegido y el importe a depositar, 452.022 €. Un importe que, eso sí, no ha sido debidamente explicado aunque el reglamento ya indica en su artículo 194.1 el modo particular de determinación, previa comunicación de la Comisión Mixta AFE-RFEF, más cantidades adeudadas a técnicos, con resolución firme federativa, a la RFEF,etc. Aunque la circular establecía varias tandas(hasta cuatro rondas, siendo la última a coste 0) varios equipos plantearon su oferta a la primera pues el tiempo juega en contra. El conjunto de Hospitalet de Llobregat realizó una rueda de prensa el lunes pasado en la que, entre otras cosas, pedía que nadie presentase oferta y que, a la vista está, nadie ha hecho caso.
 

Una vez establecida la cantidad, la circular nº11 estableció que el orden de los candidatos se indicaba en el artículo 194 del Reglamento.Ese  artículo tiene nueve puntos pero para este asunto los claves eran el número 3 que establece que el primer grupo lo formarían los equipos de tercera de la misma federación que el descendido Reus, los inscritos en el grupo  V de Tercera División; luego los descendidos desde 2ªB al grupo de esa Federación(CF Peralada); en tercer lugar, el resto de equipos de Tercera y, por último, los demás descendidos desde 2ªB al resto de Tercera(por ejemplo, sonó el CD Alcoyano pero era imposible); los otros dos(nº4 y nº5) son más importantes viendo la desinformación que se ha visto en los últimos días.

Sea por mala interpretación, sea porque la RFEF no ayudó en las redes sociales, se entendió que los méritos deportivos se extendían a todos los equipos depositantes. En el apartado 4 del Reglamento, ya se indica que se irá mirando apartado por apartado viendo vacantes("Los anteriores criterios se aplicarán de forma excluyente, de tal modo que si con la aplicación de un apartado la vacante quedara cubierta, no habrá lugar a la aplicación de los siguientes"); este es el punto que le ha dado el "ascenso" al FC Andorra al no concurrir "rivales" en este grupo. El apartado 5 es el más claro y evidente de la mala interpretación realizada estos días:"Siempre tendrán mejor derecho dentro de los de un MISMO APARTADO los equipos con mejor derecho deportivo, con la excepción que prevé el siguiente epígrafre"(relativo a que estuviera un equipo en procedimiento concursal).Ese es el error de comparar derechos deportivos del Andorra, Intercity o Zamora cuando el punto 4 ya impedía esa comparación que, únicamente, podría haber acontecado si se hubiera disputado la plaza con dos-tres equipos del grupo V(p.ej. CE Europa, CF Terrassa o el U.E. Sants).
 

El título indica 197 kilómetros, es la distancia que separa el terreno de juego de CF Reus Deportiu y el del FC Andorra, un campo de 850 espectadores que pasará de ver al Viladecans al CF Badalona en poco más de tres meses. La aplicación Google Maps establece en 614 kilómetros la distancia entre el feudo herculano y el andorrano allá por el 13 de octubre.

Apunte. Un terremoto absurdo el ocasionado ayer por unas palabras de dos exjugadores que se mostraron críticos tras su marcha del club. ¿Acaso no lo vemos con futbolistas de primer nivel?. Ni héroe ni villano me parece Chechu, al que seguiré aplaudiendo por estas cinco temporadas. Respecto a Emaná, una parte de mí me dice que su rendimiento no era para renovar(no lo era ni el de Benja); otra me dice que se debió haberle ofrecido la renovación cuando se lesionó.

jueves, julio 25, 2019

Hércules Km. 0

Antes de comenzar, tengo que hacer una confesión. Posiblemente, si este este artículo lo hubiera escrito, nada más terminar la temporada, instantes después del pitido final en Ponferrada, quizás, sus conclusiones habrían sido diferentes. No es que el tiempo lo cure todo, porque para eso hace falta, en ocasiones, mucho tiempo, e incluso, como dice la canción “ a veces el tiempo no puede borrar lo que él mismo dejó”; pero si ayuda a tomar perspectiva de las cosas, y es que siendo una desilusión no haber subido, llegando tan lejos; personalmente, no creo que se pueda tildar de fracaso, no haberlo conseguido.

Dicen que uno es esclavo de sus palabras y dueño de sus silencios. Yo confieso, que después de no conseguir el ascenso, hasta yo dudaba de que Planagumá debiera seguir, pero (y alguien dijo que cuando hay un “pero”, todo lo anterior es como si no se hubiera dicho), a día de hoy, creo que su continuidad es acertada. Y aunque parezca contradictorio, no es más que la diferencia entre escribir con las tripas, o haciendo una introspección.

Al igual que los coches kilómetro 0, este Hércules de la 2019-2020, tiene algo de la temporada pasada; y algo nuevo. Es la primera vez, en mucho tiempo, que recuerde, que el Hércules apuesta por mantener un bloque, tanto a nivel de plantilla, como de cuerpo técnico. Me parece bien intentar algo nuevo, intentar hacer un proyecto, y no ir cambiando de jugadores y entrenadores, conforme sople el viento, incluso dentro de una misma temporada. Luego el tiempo, ya dará o quitará razones, sobre si la idea en la que había que insistir era esa, u otra, pero a priori, el haber apostado por la continuidad, es fundamental, para sentar unas bases, que son necesarias para obtener cualquier éxito deportivo.

De ese Km 0 formarán parte Benja, Jesús Alfaro, y Pablo Íñiguez, que han renovado su compromiso con el Hércules, y los otros jugadores que mantienen contrato en vigor con el Hércules, más las caras nuevas que se incorporen hasta final de temporada, diciendo adiós a los que han sido, uno de los iconos del equipo durante los últimos años, como es Chechu Flores y, posiblemente también Juli. Continuidad y renovación. También para ellos, y respecto de ellos, es obligado el ejercicio de poner el contador a cero. La temporada 2018-2019, ya terminó, y ahora comienza la 2019-2020, hay que olvidar lo ya pasado, y centrarnos en el futuro, con exigencia, por supuesto, pero sin el rencor que supone la decepción de no haber conseguido el objetivo impuesto la temporada , que sólo puede suponer una losa para volver a intentarlo.

Ponemos el contador a cero, y nuestro primer destino es El Prat, el próximo 25 de Agosto. Como decían en Terminator:  No hay destino, sólo existe el que nosotros hacemos” Macho Hércules.

miércoles, julio 24, 2019

La fina línea del éxito...y el fracaso

Si hay algo que hace especial del fútbol es su marcado carácter aleatorio.  Puedes hacer las cosas muy bien y acabar descendiendo...como plasmar un pésimo planteamiento y acabar logrando éxitos. Sí, lo normal es que, a la larga, se nota cuando las cosas están bien hechas...y cuáles no porque el éxito, a corto plazo, es volátil pero, a medio y largo plazo, acaba premiando a unos y castigando a otros. ¿Un ejemplo? En 2003 hubo eliminatoria para subir a Tercera entre el Hércules CF "B" y el Villarreal CF "B". Subieron los "groguets" y el Hércules CF "B" de rebote por cosas de ascensos de terceros(como ha acontecido esta temporada con CF Recambios Colón). En la temporada 2003/04, el Hércules B acabó bajando a Regional, de la que ha sido un habitual hasta la temporada pasada, mientras el Villarreal CF "B" acabó 3º, subió a segunda B en la 2006/07 y a segunda en la temporada 2008/09. El descenso del primer equipo condenó al "B" a segunda B al equipo dependiente y, a pesar de haber disputado varias promociones(tres en los cuatro últimos años), no ha subido pero la comparación de estos dieciséis años es bochornosa...y envidiable.
 

Sin embargo, como decíamos, ese corto plazo es tan caprichoso que puede hacer que un ascenso se pueda determinar por segundos, centímetros, etc. Un ejemplo claro es lo que sucedió en ese Atlético Baleares-CD Mirandés: después de remontar un 0-1 en contra, llegó a ponerse el conjunto local 3-1  y a un gol del ascenso; en el último disparo, que se marchó por encima del larguero, se pudo haber materializado el 4-1 de haber mediado suerte,  culminándose una gesta impensable con esa ventaja de 0-3 para los de la meseta. Seguramente, de haber acabado 4-1 en Son Malferit, se leerían auténticas burradas en Miranda de Ebro, se habría rajado del entrenador, se habría dicho que se habría "fracasado", "que no se puede tirar por la borda un ascenso así",etc.
 

Esa es la delicia agridulce del fútbol, que el futbolista, el entrenador, el directivo caminen como funambulistas  por una fina línea que separa la alegría de la tristeza. Lejos, entonces, deben quedar otros conceptos grandilocuentes como fracaso, insultos varios,etc.
 

El fútbol, en su corto plazo, es capaz de decirte que no tienes la razón con eso de "mismas medidas,mismo resultado" porque ese balón malévolo puede entrar cuando antes no lo hacía. O considerar que estás haciendo una gran temporada y fallar(o acertar más el rival, que alguna vez habrá que tenerlo en cuenta) en el último segundo. Como decían, "el fútbol es así"; en su mente continuaría con el "así...de puñetero".
 

Apunte. Hay varios fichajes que me hacen ilusión esta temporada y de los que espero que ayuden: la "continuidad" de Pablo Íñiguez(antes cedido, ahora fichado) y Jesús Alfaro, el regreso de Yeray González porque él quiso y, por último, Alejandro Alfaro al que considero mejor que su hermano y que, además, tendrá la motivación de jugar con él por primera vez.