martes, febrero 26, 2013

Un punto débil



Siete partidos en Alicante, ocho fuera del feudo blanquiazul, son los quince encuentros en los que se debe sumar, como mínimo 25 puntos. Luego, el tiempo dirá si serán suficientes o no. Aparte de conseguir el famoso fortín en Alicante se debe sumar a domicilio ya que el margen de error es cada vez más estrecho.

La situación, curiosamente, afecta a la figura del técnico de Anna, al menos, en Alicante. Antes de empezar, indicar que no es un artículo con vocación de “darle” al técnico, al que considero un buen entrenador con un buen palmarés para estar entrenando a clubes modestos. Sin embargo, lo que no puede uno olvidar es que los resultados fuera de Alicante sigue siendo un punto débil del entrenador y que ahora necesitamos que se mejore. A grandes rasgos, Quique Hernández ha dirigido al Hércules, hasta el encuentro del Mini Estadi, en 137 partidos de competición liguera, con valoración positiva: 58 victorias, 33 empates y 46 derrotas en general. De esas victorias, 43 las sumó en Alicante y 15 a domicilio; en el caso de las derrotas, 34 se sufrieron en los distintos terrenos de juego que visitó el Hércules C.F. entre 2ªB y 1ª División. Estamos hablando de una derrota en cada dos partidos.   

Lo curioso es que ha sido una especie de dificultad desde el primer año. Así, en la temporada de 2ªB(temporada 92/93) tuvo que esperar a la visita a las instalaciones de Paterna(jornada 12ª) para lograr su primera victoria tras sumar dos puntos de diez posibles(dos empates y tres derrotas). Venció en cinco partidos a domicilio en toda la temporada, luego se sumarían los excelentes resultados en la promoción de ascenso. La historia se ha repetido en sus pasos por el banquillo blanquiazul. En la temporada 93/94, perdió los tres primeros partidos fuera(Castilla, Real Burgos y Mérida); cuando volvió en la temporada 96/97 le ocurrió con los tres primeros partidos con resultado de “1” en la quiniela(Tenerife, Logroño, Valencia). El desastre más evidente ocurrió en la temporada 97/98, en el que perdió los cuatro encuentros fuera de Alicante, siendo el de Ourense, el del cese. Ahora, en esta tercera etapa sigue en la misma línea: una victoria, dos empates y cinco derrotas.Cierto que logró buenas gestas cuya cumbre fue remontar aquel 2-3 en el Camp Nou.

Es llamativo lo que cuesta lograr la victoria a domicilio. E insisto, creo que tiene buenos fundamentos técnicos y que también depende de las plantillas pero es, por lo menos, llamativa su situación fuera de Alicante.

Apunte: Semana de anodino “clásico” de cada dos semanas. Sí, habrá espectáculo pero llega a cierto hartazgo tanto Real Madrid-Barça. Sobre todo, para los que vemos a estos dos equipos tan sobrados respecto al resto. 








No hay comentarios: