sábado, septiembre 30, 2017

No es el camino



Desilusión, decepción…cabreo. La verdad es que es difícil indicar el torrente de sentimientos que me generó saber lo acontecido el pasado miércoles en Valencia con el asunto de las acciones. Camino de Oviedo, era difícil extenderme en la problemática y, grosso modo, he intentado informarme a pesar del lamentable espectáculo que se ha dado, sobre todo en twitter, sobre la noticia de la espantada de Juan Carlos Ramírez por el tema de unos cien mil euros que sirvieron para reventar, una vez más, a la entidad blanquiazul.


Desde que pasó lo que pasó, se procedió a una rueda de prensa de Ramírez esa misma tarde, a unos desacertados tuits de la persona que dirige el  IVF procediendo a cerrar la subasta, sin haber un documento que así lo acreditara del Instituto Valenciano de Finanzas. Amenazas de tribunales entre ambas personas y que han seguido este mismo sábado con una entrevista en el Diario Información poco proclive a calmar los ánimos.


Entiendo que gastar 100.000 euros de más puede enojar a más de uno. Comprendo que moleste que no haya ni un ápice de transparencia por parte del IVF ese mismo miércoles y, sobre todo, la sensación desagradable de ver que no explican, desde Valencia, de dónde viene ese importe. Algo muy importante,  pues ese desglose debe ser explicado de forma clara por una sencilla razón:  ese punto nº14 del procedimiento de subasta obligaba al pago de determinadas cantidades accesorias al adjudicatario y ahí hay que ser muy conciso para que esa persona no se sienta estafada.


Amén de disputas, procederes judiciales y penosas respuestas de marcha atrás(tan pronto se hablaba de dar la subasta por cerrada… para después reabrirla) se queda una sensación de mal rollo que no ayuda ni ayudará en un futuro. Un funcionamiento al tran,tran, a trabucazos que genera dudas a un entorno más allá del de los aficionados y que va, especialmente, a acreedores.


El mal rollo comienza cuando ves que el importe que va a tener que desembolsar va a ser considerable más allá de  esos 100.000 euros. Ya sólo el tema de Hacienda o lo que venga de Europa  puede llegar a sumar más de 11 millones de euros.  La primera problemática nos lleva a Hacienda, donde tiene que retomar las negociaciones con un acreedor que, ya en julio, se vio “toreado” por el propio mandatario herculano que, tras decir que aportaba garantías personales, se negaba a firmar el acuerdo. Este episodio de Valencia lo habrán visto en la AEAT como un ejemplo de poca seriedad por parte del que tanto decía que se haría cargo cuando tuviera las acciones. Tres cuartos de lo mismo nos lleva a los demás acreedores, que ya aprobaron un convenio que incluía ciertas situaciones que no han ayudado(por ejemplo, la carencia de dos años por estar en 2ªB) y ahora le piden más años de carencia para pagar. La inmensa mayoría de acreedores, que habrán provisionado el saldo de dudoso cobro en su integridad, pueden esperar pero también habrá otros que casi decidan que ya está bien de tanto “cachondeo” desde el club.


Pero  hay otro tema espinoso: en julio se reclamó ante los juzgados el convenio de uso del Rico Pérez entre el Hércules CF y Aligestión-posiblemente, viendo que el tema de las acciones se podía resolver en un corto plazo de tiempo- con el objetivo de empezar a pactar con el Ayuntamiento sobre un nuevo convenio. Bastaría que la decisión judicial llegara pronto, que se pongan a negociar Ayuntamiento e IVF y que se lleve a pleno. El problema está que el Ayuntamiento se vea con la complicación de un club que aún no hubiese obtenido el certificado que le acredite que no tiene deudas con Hacienda(se pueden tener pactadas vía aplazamiento/fraccionamiento y ese certificado) porque las negociaciones con la AEAT no será nada fácil.


En resumen, cien mil euros que me mostraron a un dirigente que va a hacer todo lo posible para alargar los problemas y eso es lo peor que puede ocurrir a este club que necesitaba un punto de inflexión.



Apunte.  En lo deportivo, destaca la mala suerte de Juli que, tras los problemas musculares, acabó siendo operado por apendicitis. Aunque su rendimiento, afortunadamente, dista mucho del de David Aganzo, la verdad es  que este episodio me ha recordado ese  peculiar  contagio de paperas en una plantilla profesional.

domingo, septiembre 24, 2017

Decíamos ayer...


Escribíamos el jueves pasado que el partido contra el Elche CF tenía mucho de motivación pero luego tocaba volver a la competición regular y ahí se ha vuelto a caer en un campo artificial, en Zaragoza. Hoy se ha vuelto a las andadas, la inercia de lo del miércoles duró un cuarto de hora, veinte minutos. Hubo ocasiones al principio y, sobre todo, esa Chechu-dependencia que está sustituyendo a la Juli-dependencia de las primeras jornadas. Futbolistas con, quizás, menos fuelle físico pero que son los únicos, a estas alturas, de coger el carro y llevar el equipo adelante. Sin ellos, sólo hay desierto.


Salvo esos minutos, como decíamos, nada. Al descanso, se podría haber llegado con un resultado igualado por el buen hacer de Falcón y Salva; en la segunda parte, el resultado más justo podría ser el que fue: 1-0. Al final pudo haber llegado el gol del empate pero, en estas circunstancias, hubiera engañado. A estas alturas es conveniente mirarse todos los jugadores a los ojos e intentar cambiar una tendencia preocupante. Ganar un partido de seis es grave. Mucho más cuando no hay perspectiva de habernos encontrado, aún, un rival en condiciones.


El planteamiento acertado-por primera vez se veía una configuración más equilibrada de plantilla- no está recibiendo los resultados esperados. Los jugadores nuevos no están logrando crear expectativas de mejora y preocupa esa sequía del “9” que amenaza con hacerse crónico. Mucho más cuando parece que no se está trabajando con Carlos Fernández de forma específica en el aspecto táctico y, sobre todo, psíquico.


Durante la temporada pasada se comentaba que no se percibe trabajo de visionado de jugadores. Parece que, a última hora, Portillo acabó visionando varios partidos de promoción de ascenso junto a Carlos Luque. Pero durante buena parte de esa temporada era normal ver a Portillo y Barroso viendo los partidos del Hércules CF, en vez de rastrear en busca de futbolistas válidos. Desde aquí o en twitter siempre digo que la responsabilidad del rendimiento de los jugadores la tiene el entrenador,…pero también es cierto que también es responsabilidad del director deportivo saber qué tipo de entrenador conviene en Alicante.



Apunte  Si no se gana el próximo domingo al Deportivo Aragón, se podrá decir que es el peor inicio de temporada en 2ªB en las quince ediciones disputadas en esta categoría de bronce. A estas alturas, tiene un punto menos que el Hércules CF de Quique Hernández…cuando las victorias valían dos puntos y no tres. Lo único positivo es que la jornada nº7(diez victorias en catorce años) ha sido muy proclive para el conjunto blanquiazul y eso le puede salvar. La única derrota en la jornada nº7 fue en Toledo, en la temporada 2001/02.

jueves, septiembre 21, 2017

Un plus de más...y de menos

Tras un partido con alta carga emocional, como puede ser el derby contra el Elche CF, casi siempre llega(salvo que el rival siguiente implique otro plus psicológico) el momento del bajón, de disputar el partido sin ese interés especial. En otra categoría superior, es fácil vérselas ese rival llamativo tipo R.C. Celta de Vigo o U.D. Las Palmas para motivarse por los tres puntos, en búsqueda de la permanencia. A lo sumo, en segunda división, se podría uno encontrar con un Real Oviedo o reencontrarse con nuestro particular némesis de los últimos tiempos, el Cádiz CF. Es curioso que tras un periplo en 2ªB, cualquier enfrentamiento en segunda división ya suena a música celestial(por experiencia en 1993 y 2005) tras tanto conocer esos bellos pueblos del grupo III.

Cuando se está en esta categoría maldita y se supone que, en teoría, debemos ser "el Real Madrid, el FC Barcelona de  esta segunda B", cuesta más ponerse con el ánimo de competir. Se ha ganado a veces, claro está, pero varios factores influyen: desde el esfuerzo físico(incluso, el hecho de jugar prórroga y penalty), emocional(el resultado en copa supone un cara o cruz) o incluso el hecho que el rival no haya disputado partido. La motivación es la clave para poder superar el principal escollo cuando se trata del "partido siguiente". 

El partido del domingo ante el CD Ebro, en tierras zaragozanas, tiene varias complicaciones. La primera es que no tienen nombre...pero no dejan de ser un difícil rival en un feudo de césped artificial. El equipo de Zaragoza ha solventado bien su presencia en 2ªB, no sólo en su debut(2015/16), también en su paso al grupo III la temporada pasada.Pero cuando se juega tras disputar un derby con el Elche CF, cualquier rival, con todos los respetos, va a sonar a menos.  Ello no significa que serán fáciles de batir. Al contrario. Este domingo serán ellos los que estén más motivados contra el Hércules CF, un rival que, en su día, alguno de esos aficionados vería en La Romareda ante el Real Zaragoza. En el reparto de motivaciones, veremos que la balanza se decanta de parte local. También está un terreno de juego que casi es lo que convierte la permanencia en factible(15v-18e-7d en las dos temporadas y poco más de ésta). En este tesitura, el Hércules deberá como siempre, igualar o mejorar la garra local y golpear con la técnica.  A poco que esa garra sea menor, el conjunto local acabará subiéndose a la chepa y tumbará al gigante alicantino.

Apunte. Buen inicio de venta de entradas para la selección española ante Albania en lo que se refiere a la opción online. A partir del día 28, los abonados herculanos tendrán su derecho preferente respecto a los aficionados de esta ciudad.


martes, septiembre 19, 2017

Verdi y el fútbol

No se asusten. Me lo huelo. Ustedes leerán el título y se preguntarán que tiene que ver Verdi con un deporte que, casi, ni existía cuando vivió el compositor. Sin embargo, tiene algo que ver con la anécdota que os comentaré.

Corría el año 1847 y se iba a estrenar "Macbeth", del compositor italiano, en Florencia. Durante los ensayos, Verdi estaba especialmente preocupado con una escena difícil de cantar, un dúo de la pareja protagonista debía cantar con sordina, como si estuvieran murmullando. Era complicado. Fue tal el volumen de ensayos que el propio barítono estaba desesperando. Más de 150 ensayos de la escena. De forma muy puntillosa hasta lograr cierta perfección.

Y aquí es donde ligo yo esta anécdota operística con el fútbol. Yo reconozco que no suelo ver los entrenamientos pero suele haber un dicho que dice que "se juega como se entrena".Y como se puede ver en estos últimos años, se percibe en el terreno de juego que no se entrena bien. Tampoco ayuda, tras una derrota, escuchar el término "un par de días de descanso", como aconteció tras perder la semana pasada. No se entrena, ni siquiera, ese patético juego a la desesperada con tanto corazón como poca efectividad. El balón parado se limita a una improvisación y poca pizarra, donde no se ve movimientos de arrastre del defensa para que el delantero se quede sólo en el remate, por ejemplo. 

Se echa de menos el interés  personal del deportista por mejorar en equipos de conjunto. Me acuerdo de dos en especial: uno de fútbol, otro de baloncesto y que es más cercano: Marcos Assunçao y Velimir Perasovic. El centrocampista brasileño practicaba, tras los entrenamientos con sus compañeros, las faltas directas. Por otra parte, el escolta croata afirmaba que ensayaba el tiro, pidiendo las llaves del pabellón cuando el equipo descansaba. Sean reales esas anécdotas o no, la realidad era que ambos jugadores eran determinantes en los momentos importantes de los partidos.

A veces, el fútbol que se despliega en Alicante está muy relacionado con esa ausencia de interés personal pero también colectivo. ¿En serio se practican los pases al delantero?¿Se plantean jugadas de pase en profundidad al "9"?. Vistos los partidos, se deja que el "Chechu" o el "Juli" de turno hagan alguna jugada de calidad-porque la tienen de sobra para esta infame categoría- y que, con un chispazo, arranquen este vehículo que no marcha.

Apunte. Envidia sana de ver cómo han celebrado los atléticos el estreno de su nueva casa pero aún les queda un pequeño drama:la demolición del Vicente Calderón. Como "periquito", el último partido de liga no tiene nada que ver con el dolor de aquella demolición detonada de Sarrià.

domingo, septiembre 17, 2017

Mal ambiente

Ayer fue un día complicado. Reconozco que decidir ir al estadio no fue fácil. Sólo el hecho de saber que iba a ver el partido con mi hermano(uno de los artífices de ser yo herculano) y mis sobrinos pequeños, los tres venidos de Madrid esa misma tarde, me hizo levantarme del sofá. Una guardia de mi pareja-lo que le obliga a quedarse en casa salvo llamada que reclame sus servicios-, en principio, me había hecho pensar en una tarde en casa. Lo reconozco. Sabía que no iba a ser un buen partido y eso es lo peor.

Tras esta introducción doy un salto a dos horas después, cuando nos levantábamos para salir del estadio y en la grada de preferente se ven muchos pañuelos blancos. La verdad es que me sorprendió, porque no se vieron muchos en los anteriores ceses de entrenadores. Me preguntó mi hermano si era el mismo entrenador del año anterior(vino a ver el Hércules CF-RCD Espanyol B, con Luque en el banquillo) y le digo que no...pero que, si pregunta en poco tiempo, quizás le dé otro nombre diferente(oliéndome que el tiempo de Siviero durará poco viendo la reacción de pañuelos), le explico que el principal problema es que está el Elche CF en el mismo grupo y eso se nota en que hay más nervios. De hecho, son los mismos seis puntos que el año pasado y no había tanta "respuesta" a pesar de un juego igual de malo.

Entre un momento y otro, un partido que fue de más a menos. Se pasó de una disposición "potable" en el centro del campo(Pepelu-Miñano y Gaspar) y que pasó a ser un caos soporífero en la segunda parte, cuya única acción de mérito fue jugada de pizarra en una falta y que acabó rematando Santamaría, aunque el linier ya había levantado el banderín.Hasta pudo ser el punto de inflexión a un partido sin tesón y que hizo que se percibiera una sensación de mal rollo, de decir "a poco que aprieten, nos empatan"...y así ocurrió. Si el juego de la primera parte puede darnos alguna chance para jugar o no la promoción de ascenso,  el de la segunda parte sí nos daría...para el play-out(el que juegan los 16º). No quería escribirlo pero ayer se confirmó duramente lo de "Julidependencia", ya que el equipo careció de la intensidad que aporta el mediapunta alcoyano. El equipo se dispersó solo. No le hizo falta esforzarse a un Badalona que sufrirá mucho, visto el juego desplegado por los visitantes durante todo el partido. Otra vez más, el conformismo del 1-0/0-1 volvió a condenar a Siviero.

Apunte Resulta llamativo ir a twitter y poner en la búsqueda "David Vidal" y encontrarse a aficionados del Hércules CF, Real Murcia CF y Lorca FC pedir su regreso. Pero no sólo en esta red social. Ya ayer, en las inmediaciones del estadio Rico Pérez escuchaba a algún aficionado pedir al técnico gallego.

domingo, septiembre 10, 2017

Derrotas y derrotas

Muchas veces, a la hora de tratar una derrota, he querido diferenciar según el modo en el que llegaba. A veces, es un factor que puede explicar lo que puede venir después. También se puede suponer cosas que luego no ocurren y ves que las cosas siguen y siguen que, hasta al final, acaba ocurriendo lo esperado.  A bote pronto, éstas son las derrotas que yo suelo tener en cuenta:

Derrota catártica de reacción. Hay en este momento una decisión por parte de entrenador, plantilla de querer demostrar que fue un accidente. Un ejemplo que suele mencionarse es la famosa derrota de Mahón en la temporada 1992/93. Un 5-2 muy doloroso pero que, tras esa debacle, llegó una sucesión de resultados que llevaron al equipo a 2ª división en el estadio Insular. Las caras de todos era un poema, como se nos trasladó gracias a las cámaras de aquella cadena local llamada Canal 37. En menor grado, quizás, el 3-0 en La Romareda en la penúltima jornada de la finalmente exitosa temporada 2004/05.
 
Derrota catártica por cese Mencionábamos esa temporada 2004/05 y ahora nos vamos a comienzos de esa temporada, cuando el equipo de Granero, sin demostrar mucho, perdió en el campo del Levante UD "B" de forma contundente y, a la semana siguiente, ya tocado el míster, caía en el propio feudo blanquiazull con el CD Alcoyano. Casi cesado el entrenador, esa temporada acabó dando la vuelta 180º. Otra referencia nos podría trasladar a comienzos de la temporada 1990/91 y el cese de José Víctor tras unos números dantescos y la llegada de Vicente Carlos Campillo le dio la vuelta a la temporada aunque todos sabemos, por desgracia,que pasó la última jornada. Hay cambios de entrenador propicios tras una derrota que lleva al cese del anterior entrenador.

Derrota por mala suerte y buen juego. Hace años recuerdo un partido amistoso de un equipo que acabó perdiendo 1-0...tras estampar tres balones a la madera. Si el equipo demuestra buenos fundamentos, siempre se puede dar el caso de una derrota por mala suerte(incluyendo en esa situación dos expulsiones como las tuvo aquel Hércules en Tenerife en 2008/09, por ejemplo). A veces, se puede repetir un mal resultado  en la siguiente jornada pero ,a lo largo de la temporada, se acaba estando donde uno merece estar si juega bien.

Derrota sin paliativos De forma contundente, sin ver nada que aliente a un empate. A bote pronto, me acuerdo de las derrotas de la temporada 2012/13(1-5 Xerez, 0-2 UD Las Palmas) o las de la temporada siguiente. El problema es que puedan llegar tras una destitución y veas que no hay solución. De hecho, no se veía remontada en aquella temporada I tras la salida de Sergio Fernández. Sólo el milagro de invierno salvó una competición en la que mucha gente ya apostaba por el descenso.

Derrota con repetición de sensaciones. Esa es una de las peores sensaciones. Incluso ganando, se ve que el equipo no tiene fundamentos más allá de algún chispazo de alguno de los "buenos" de la plantilla. Era una de las cosas que me preocupaba la temporada pasada(de ahí mis críticas, incluso ganando, al juego del equipo) y que, al final, acabó mostrando la peor cara. En el comienzo de esta temporada preocupa varios temas(tres de los cuatro goles-sumando Lorca Deportiva- han llegado casi al final del partido, carencia de gol más allá de los esfuerzos denodados de Juli, cambios tendentes a guardar la viña si se va ganando,etc).

Posiblemente, algunos pensaréis otro tipos de derrotas pero lo importante en una temporada es que los fundamentos del equipo(buena actitud defensivaa, buena capacidad de generar ocasiones en la delantera, buen control de un partido, eficiente balanza de jugadas a balón parado y, sobre todo, mucha ambición en este peregrinar por la temporada.

Apunte. En la temporada 2004/05 se disputó una quinta jornada donde el rival era el CF Badalona. El resultado fue 1-1, adelantándose ellos en el 18' y Merino empatando en el 36'. El equipo se quedó con diez tras la expulsión de Chiqui en el 87'. El equipo, tras el empate, sumaba ocho puntos...a lo que se aspira a sumar el próximo sábado.

jueves, septiembre 07, 2017

"Tierra, trágame"

Posiblemente fue el pensamiento que tuvo Carlos Fernández en su segundo fallo de la noche. Fue uno de esos errores que rasgan el ánimo y que tardarán algo en cicatrizar. Una noche aciaga en la que sólo sintió una luz en su ánimo: ese pase a Juli para que marcara el 1-0. Ni siquiera, la sensación de ser receptor de la falta que significó igualar las fuerzas de ambos equipos, ya que el equipo jugaba con diez tras la expulsión de Miñano.Tres, cuatro ocasiones claras para haber sentenciado el partido y haber evitado una prórroga innecesaria. De hecho, tenía confianza en que marcaría un gol a lo largo del partido y, de hecho, tenía guardado como borrador, un tuit con el mensaje "El Paco Luna del siglo XXI is coming" pero que, al no haber gol, no lo publiqué. Un mensaje que recordaba a aquel delantero alto de comienzos de la década de los 90 capaz de desesperar a la afición pero también de marcar goles con cierta regularidad.

Supongo que se le dio los ánimos necesarios por parte de los compañeros y cuerpo técnico. Habrá recibido consuelo, experiencias aciagas como las de ayer para que pueda recuperar. O es quizás lo que deseo como persona que, muchos años antes, le solía pasar eso. En una pachanga de recreo o en la final de un campeonato del mundo, las sensaciones de estar fallando como una escopeta de feria deja siempre mal cuerpo. Siempre hay una necesidad imperiosa que llegue, nuevamente, un esférico y conseguir el gol curador pero, a su vez, crece la ansiedad y eso se nota cada vez que el esférico no entra en las redes. En su cuarta, quinta ocasión-al final de la prórroga- volvió a tener la opción clara de gol y volvió a estar desacertado.

Irónicamente, desde ayer tengo más fe en Carlos Fernández que anteayer. Suena llamativo este voto de confianza tras el partido copero de este miércoles. Como escribí antes, no sé si influye el hecho que yo era así y eso me hace pensar que seguirá porfiando hasta lograr el gol y, sobre todo, que algún día se desquitará de este partido. Una cosa que también tengo claro es que cada futbolista es una persona. No apelo al sentimiento-más bien porque caerá en saco rato-, sólo a entender que el jugador necesita algo más de apoyo y menos run-run que se ha cargado a algunos de los delanteros que han venido aquí y que, tras el primer fallo, no han podido revertir la situación.

Apunte Queda la duda sobre cómo gestionarían un nuevo partido de Copa del Rey ante un conjunto de segunda B. Aunque, en justicia,ya no tenemos derecho a un nuevo partido "gratis" de Copa del Rey quedaría la pregunta sobre qué preferirían:¿campo vacío o campo con abonados haciendo fuerza para clasificarse para la ronda clave para los 2ªB: el encuentro con un equipo de champions o Europa League...

lunes, septiembre 04, 2017

Robatori!!

Eso era lo que se podía leer ayer en las redes sociales del entorno de Centre d'Esports Sabadell y su entorno, empezando por el entrenador Toni Seligrat. Ni una palabra de autocrítica. Según él, el partido terminó de analizarse en la expulsión de Aleix Coch. Ni una palabra sobre el partido extremadamente tranquilo que tuvo Ismael Falcón que, salvo algún despiste de la defensa, no tuvo que hacer mucho más. Ni una palabra de estar tirando el partido desde el primer minuto con pérdidas de tiempo constantes, partiendo por el propio guardameta arlequinado que desquiciaba con su "calma". Un partido flojísimo por parte del equipo catalán pero nada. Sólo quejas, quejas y más quejas sobre dos lances: la expulsión en el minuto 37 y el penalty que, según el entrenador y jugadores, había ocurrido "un metro antes de llegar al área grande". Desde mi ubicación, reconozco que no era fácil de precisar pero el primer momento de intuición me hizo pensar que fue fuera pero muy ajustado. El colegiado vio a Nieto derribado y señaló el punto de penalty sin apenas dudar, aunque desde el entorno lanero indiquen "que tenía dudas". Personalmente, si el árbitro hubiera tenido dudas habría consultado con el linier y éste le diría lo que pensaba. Incluso, lo más sencillo era echarse atrás y pitar la falta al filo del área grande. Sobre la expulsión, se puede hablar de todo(riguroso) pero que es justo, que las dos amonestaciones eran merecidas, aunque la primera tarjeta la recibió al comienzo del partido.

Sobre el partido, también hubo dos partes claras: la primera fue poco precisa aunque bien pudo acabar con el marcador a favor si Juli hubiese estado afortunado en un balón a la madera. No fue agradable el partido, Pepelu me recordaba a aquel Fernando Morán del año 2009 porque era capaz de mostrar un buen desempeño como suplente pero discreto como titular. Afortunadamente, el rival aportó nada, sólo tarjetas y la expulsión del mencionado Coch. Entre un equipo poco preciso y otro que no arriesga, lo lógico era un 0-0 al descanso. En la segunda parte, siguió la tónica quizás más a favor del Hércules hasta que llegó la incursión de Nieto y el derribo. Chechu ejecutó a la perfección una pena máxima que causaba preocupación(ya se sabe, penalty que no es, penalty que no se marca). Mientras que el conjunto arlequinado pensaba si tenía que salir a buscar el empate(es que tampoco hizo ademán de intentarlo) llegó el 2-0 en un centro de Gaspar y el remate de cabeza de Carlos Fernández. Durante veinte minutos, hubo tranquilidad en la grada salvo algún disparo nada inquietante de un conjunto que llegaba a Alicante sin perder y sin encajar goles. Eso sí, como nota negativa, no se aprovechó la cantidad de saques de esquina que pudo tener el equipo de Siviero y que son importantes para el devenir de la competición.

Aunque la victoria me ha alegrado, también siento una honda decepción. Desde hace unos años veía en Seligrat una opción de futuro para el banquillo blanquiazul( de eso que se dice "medio plazo"). Sin embargo, su planteamiento de ayer me pareció indigno de poder sentarse en el banquillo herculano. Puedo llegar a entender la pérdida de tiempo con ventaja en el marcador e intentando parar el ritmo al contrario, pero nunca desde el primer minuto y contentándose con un empate.

Apunte. Otro que estuvo inmenso ayer fue Luis García Tevenet en la rueda de prensa posterior a la segunda debacle del Sevilla At. Llegó a considerar como factor de la derrota el calor que hacía en Sevilla ante un rival de León, un clima más fresco que el de la ciudad hispalense. Aunque otro gran argumento fue "que no le dejaban marcar el 2-0".