lunes, abril 20, 2009

Temporada 1981/82

Partidos: 34 (480)
Victorias:11 (146)
Empates: 5 (118)
Derrotas: 18 (216)
Goles a favor: 41 (577)
Goles en contra: 52 (806)
Puntos :27 (410)

Ocupó el puesto 17º en la clasificación siendo la mejor clasificación el segundo puesto alcanzado en la primera jornada mientras el peor fue el mismo 17º en buena parte de la segunda vuelta.

Jugador con más partidos: Aracil(33).
Máximo goleador: Segundo (13 goles).
Mayor victoria: Hércules 3-0 U. D. Las Palmas
Mayor derrota: FC Barcelona 5-0 Hércules.

Era la temporada más esperada por los herculanos y acabó siendo una pesadilla que se extendió más allá de la competición liguera. A pesar de las bajas de Kustudic, Giuliano o Moyano se esperaba una temporada tranquila para poder pensar en el Mundial-1982 en el que se sabía que Alicante iba a "hospedar" a Argentina y, en compensación por el partido inaugural del Camp Nou, tendrían el honor de ser "teloneros" de la final en el Santiago Bernabeu disputando en el propio feudo alicantino la final de consolación para disputar el tercer puesto. En el Mundial se pudo contar con la presencia de las estrellas argentinas como Kempes, Maradona o estrellas como Michel Platini o Boniek, con Polonia. Sin embargo, esta fiesta del fútbol en Alicante se apagó con el descenso del Hércules tras ocho años en la división de honor y cuando parecía consolidado en la categoría. No eran el único campo de 2ª División en el Mundial pero sí el único que había sufrido el palo del descenso en el año del mundial- en el pasado reciente recordaría al descenso del Lucentum a la LEB el año del Europeo en España- mientras que Vigo o Málaga iban a celebrar dentro del Mundial el ascenso a la élite.

Y eso que la competición empezó con triunfo herculano ante el Español por 2-0 en una salida espectacular de la segunda parte. Una victoria inapelable que se sucedió en los primeros cuatro encuentros en el Rico Pérez y el equipo soñando con la UEFA a pesar de las derrotas a domicilio. En la jornada tercera vencía al Athletic de Bilbao, ex equipo del entrenador herculano Koldo Aguirre por 3-1 en un festival de Segundo. Nada hacía presagiar tras la victoria ante la U.D. Las Palmas(3-0) que esa racha se iba a cortar drásticamente a pesar de que parecía una temporada más para soñar que otra cosa. Incluso en el segundo de los dos empates que obtuvo el equipo en las jornadas siguientes hubo una gesta de remontar un 0-2 ante el CD Castellón. La clave del estropicio posterior llegó una tarde de noviembre, cuando el equipo herculano quería olvidar la "manita" en el Camp Nou, resarciéndose con una victoria; el encuentro estuvo loco de principio a fin, con alternativas en el marcador, especialmente en la primera parte que acabó con 3-2 ante el Racing de Santander después de ponerse los cántabros dos veces por delante; la derrota en la segunda parte(3-4) comenzó a ir cimentando las dudas surgidas en la semana anterior. La novena posición que ocupaba era demasiado virtual: el penúltimo tenía un punto menos que el Hércules en una clasificación muy igualada para haberse cumplido el primer tercio de competición. Una derrota previsible ante la Real Sociedad en Atocha colocaba al Hércules ante otro partido complicado ante la entidad del rival(Atlético de Madrid) y la posibilidad de alejarse de ellos pues ocupaban puesto de descenso; esa derrota colocó al Hércules en puestos de descenso y con una extrema preocupación a pesar de la actuación irregular del colegiado García de Loza que anuló previamente el 1-0 y que pudo ser otro de las claves en el devenir calamitoso de aquella temporada. En la semana siguiente, era Segundo quién daba la alegría de una victoria en el estadio Ramón Sánchez Pizjúan, en Sevilla, al borde de la campanada final. Se salió brevemente de puestos de descenso pues volvieron las derrotas al conjunto de Koldo Aguirre. El 2-0 en el Luis Casanova finiquitaba tres temporadas positivas en los desplazamientos a la ciudad del Turia.

El equipo ocupaba puestos de descenso y era necesario revertir la situación...y comenzaban bien a intentarlo: volvían a vencer al irregular Español de Maguregui por 0-1 en Sarrià metiendo a los "periquitos" en un pequeño lío. Al igual que el día del Racing del Santander o del Atlético, el Hércules volvía a pinchar ante un partido importante, de la "liga" particular, pues se podia hacer "cazado" a los rojillos pamplonicas pero la derrota dejaba al equipo un poco más tocado y sufriendo otras dos derrotas. En estos momentos se vive un momento importante dentro de la historia herculana: la remodelación del estadio para el mundial se culmina con la apertura de la grada de preferente alta o Grada Tejero, como algunas personas comentaban por el parecido al tricornio de la Guardia Civil... y el golpe de estado del año anterior; el día elegido fue en el partido ante el Real Madrid por su capacidad de llenar el propio estadio. La derrota por 0-1 descolgaba a los alicantinos con cuatro puntos de desventaja y con el descenso llamando a la puerta; como si quisieran evitarlo, el equipo tuvo un arranque de coraje y acierto que permitió a los blanquiazules ganar cuatro de los cinco siguientes encuentros e, incluso, igualar un 0-2 ante el FC Barcelona y en el que Segundo, de lo poquito salvable de esa temporada, marcaba tres goles en otros tantos encuentros y siendo partícipe en esas victorias(1-2 al Real Betis y al CD Castellón a domicilio, 2-1 al Cádiz CF y 1-0 al Sporting de Gijón con gol de Baena; el citado empate a dos ante los blaugrana sacaba a los alicantinos de puestos de descenso...hasta que se volvió a cruzar el Racing de Santander en el destino blanquiazul. En la jornada 29ª el Hércules ganó su último partido de esa temporada justo en la jornada que parecía que dejaba a la Real Sociedad sin ninguna posibilidad de recuperar los cinco puntos de diferencia con el equipo "culé" (2-0; parecía que con esta victoria y la 14ªposición a un punto sobre el descenso podría ser el inicio de la confirmada consolidación pero, para desgracia de los aficionados, fue el último coletazo herculano en esta categoría. Tres derrotas consecutivas-las dos últimas en el Rico Pérez- volvieron a traer la inquietud mientras una renacida Real Sociedad resurgía ante el bajón de resultados del líder que perdía fuelle de forma inexplicable(dos empates y cuatro derrotas en los seis últimos encuentros)y perdía ante el equipo txuri-urdiñ la competición liguera 1981/82. Para el Hércules, el encuentro ante el Real Valladolid iba a ser importante para poder seguir en primera división: lo afrontó fuera de puestos de descensos y acabó el encuentro metido de lleno en descenso(0-2). Con el miedo en el cuerpo, el Hércules salió al terreno de juego de La Romareda en la penúltima jornada, en la que vencer era la única alternativa a, al menos, jugarse el todo por el todo contra el Valencia en el encuentro definitivo sin pensar en otros partidos. Iba ganando el Hércules por 1-2 y fallando ocasiones sin necesidad alguna hasta que, a diez minutos del final, el club local marcaba el empate y dejaba al club alicantino a expensas de otros y casi sin esperanzas: el Cádiz jugaba en casa del colista, CD Castellón, mientras que al Sporting un empate le bastaba para superar a los blanquiazules en caso de triunfo herculano ante el Valencia. Sin apenas moral, el Hércules cerró la temporada del descenso empatando a dos con el conjunto "ché" y apagando bien pronto los transistores en la última jornada.

No hay comentarios: