martes, abril 07, 2009

Temporada 1980/81

Partidos: 34 (446)
Victorias:10 (135)
Empates: 10 (113)
Derrotas: 14 (198)
Goles a favor: 42 (536)
Goles en contra: 48 (754)
Puntos :30 (383)

Ocupó el puesto 13º en la clasificación siendo la mejor clasificación el sexto puesto alcanzado en la sexta jornada mientras el peor fue el 15º en la trigésima.


Jugador con más partidos: Serrat(33).
Máximo goleador: Kustudic (12 goles).
Mayor victoria: Hércules 5-1 Sevilla CF
Mayor derrota: FC Barcelona 6-0 Hércules.

Tras el sufrimiento de la última temporada en la que hubo que esperar hasta la última jornada, la 80/81 se puede catalogar como tranquila, obteniendo la salvación con tiempo de sobra. La temporada comenzaba con el debut en Sarria de Pascual Luna Parra; el jugador de Biar iba a ser con el tiempo una de las referencias herculanas. El debut no fue positivo ya que la ventaja inicial de Kustudic era revertida en la segunda parte. Dos semanas después, el Hércules daba la campanada al vencer por 0-2 en el Luis Casanova en un encuentro que se tuvo que suspender por el lanzamiento de almohadillas contra el colegiado e, indirectamente, por perder contra el propio equipo alicantino. Como por aquel entonces los empates sí tenían cierto valor en comparación con ahora, el equipo seguía en la parte media a pesar de empatar ante navarros y canarios; en la sexta jornada se colocaban en la mejor posición de la temporada al vencer por 2-0 a la Real Sociedad en el Rico Pérez; victoria ante un equipo que fue para arriba y que acabó ganando la liga en Gijón.
Tres derrotas consecutivas-dos de ellas en el Rico Pérez- creaban cierta ansiedad por recordar el pasado pero quedaba por jugar contra el colista en Salamanca; la victoria por 0-1 impedía meterse en un buen lío al haber estado empatados varios equipos con siete puntos, con lo que esos dos puntos sabían a gloria. A pesar de tardar tres semanas en volver a ganar, los dos empates obtenidos alejaron a los blanquiazules del peligro.En Almería llegó otra victoria a domicilio y de manera espectacular(0-3)con tantos de Megido, Aracil y Carcelén en el que fue el primer partido sin Giuliano, víctima de una terrible lesión de rodilla producida por un futbolista del Cartagena, en duelo copero. El equipo estaba en zona estable pero sin caer en excesos de confianza y cuando algo decaía el rendimiento llegaba la doble victoria en casa tras cuatro partidos consecutivos sin vencer ante su público; tanto el Real Murcia -en pleno día de los Santos Inocentes-como el Español perdían en Alicante y colocaban al equipo de Koldo Aguirre en décima posición a ocho puntos del descenso. El equipo seguía buscando ese listón de permanencia y lo tenía cada vez más cerca; tras empatar a uno con el Valencia en el Rico Pérez, vencía el Hércules en El Sadar, su campo talismán, por 1-2 al equipo local y se situaba justo en el centro de la tabla con unos guarismos muy igualados(las mismas victorias,empates y derrotas). Fue el estreno goleador de Reces con el Hércules, un jugador que también iba a estar tiempo en el Hércules hasta marchar al Real Murcia y, posteriormente, Xerez. Cinco semanas sin ganar creaban ciertas dudas; entre esas derrotas consta el famoso 6-0 en el Camp Nou en la noche en la que Enrique Castro "Quini" era secuestrado tras finalizar el encuentro. La victoria con mucho sufrimiento ante la UD Salamanca(3-2) y el empate en Zaragoza seguían aportando cierta tranquilidad al equipo al permanecer aún los siete puntos de ventaja con el 16º a falta de seis jornadas-incluso tras las derrotas posteriores ante Real Madrid en casa y en Valladolid no hubo sensación verdadera de peligro- pero era necesario finiquitar la temporada cuando antes. Así, el equipo ganaba a la AD Almería(1-0) con gol de Kustudic y, dos semanas después, vencía por 5-1 al Sevilla CF en lo que fue la despedida del delantero yugoslavo que tantas alegrías proporcionó a la afición herculana. El empate a dos en La Condomina finiquitaba esta temporada agridulce en el que el adiós de Kustudic y la lesion de Giuliano ensombrecieron una temporada tranquila desde el punto de vista clasificatorio.

No hay comentarios: