jueves, febrero 12, 2009

Recuerdos gratos del pasado

El UD Levante era, hace unos veinte años, un equipo que me parecía exótico, sabía de su existencia "mítica"(fue donde recaló Johann Cruyff en la temporada 80/81 tras su triunfante paso por Barcelona)pero, entre que llevaba poco tiempo siguiendo el fútbol y que no había coincidido con el Hércules, ya ni creía en su existencia...hasta que llegó 1988 y el Hércules se daba de bruces con la dura realidad de la 2ªB....y con el Levante. Aquel equipo "granota"-su mascota es una rana, de la que recoge su nombre en valenciano para definirse como tal-ascendió en aquella 1988/89 pero una de las pocas derrotas la tuvo en el Rico Pérez en un partido que acabó 2-1; estuve en aquel encuentro, en lo que sería el inicio de mi verdadera afición por este equipo blanquiazul que tantas penas y alguna alegría ha dado. Aunque en esa temporada fui sólo a este partido en cuestión, el interés por el día a día se había acrecentado más en comparación a otros años. Pasaron los años y el equipo azulgrana, que sufre la presencia del todopoderoso Valencia CF en su ciudad hasta el oscurecimiento, ha vuelto en varias ocasiones a jugar partidos contra el Hércules: competición liguera, amistosos de pretemporada o Copa del Rey. Prácticamente, el estadio Rico Pérez no ha traído gratos recuerdos al equipo valenciano como lo demuestra la eliminación de Copa del Rey cuando un gol de Tote en la prórroga clasificaba al Hércules...o la anterior visita cuando el 4-0 herculano quitaba el mal sabor de la derrota ante el Villarreal y, a su vez, dejaba claro al equipo azulgrana que iba a pasar una temporada muy dura y larga.

Sin embargo, de todos los partidos Hércules-Levante, me quedo con el de la temporada 92/93 y que también pueden disfrutarla los herculanos gracias a Internet-todo el agradecimiento a club la jaca por hacernos recordar grandes momentos de nuestra historia- y a los recuerdos de todos los que estuvimos en el estadio en aquella tarde de incipiente primavera, bajo esa llovizna que aguó buena parte del encuentro. Aunque el equipo ya estaba cogiendo el nivel aún tenía que superar algunos de los rivales a tener en cuenta(ya se había jugado con el Real Murcia y el Cartagena)y el Levante era uno de ellos. Contaba con Quni, un delantero que quiso emular al "brujo", al delantero que hizo fama en el Sporting de Gijón y FC Barcelona, y lo hizo en menor medida aunque, en aquel encuentro, fue el artífice de que su equipo se retirase a vestuarios con un doloroso e inmerecido 0-2. Aproveché el cuarto de hora de descanso para moverme entre gradas teniendo en cuenta que no había división entre fondo norte y preferente para pasar de esta grada a tribuna alta. En aquel momento Canal 37 retransmitía desde la zona de prensa de tribuna pero tenía la puerta abierta. Dos o tres mirábamos el partido entre lo que ocurría en el terreno de juego y la pantallita que tenía Gonzalo Blanes. Sí, se veía mal pero, por una vez, sí hubo repeticiones mientras que la lluvía seguía su ritmo. Cuando Rodríguez marcó el 3-2 hubo unos gritos de alegría porque era un encuentro difícil de vencer y se logró. Aquel encuentro fue el verdadero inicio de la fe de muchos herculanos en las probabilidades para entrar en la promoción-la victoria en Elche lo que acentuó fue la creencia en el ascenso- como así ocurrió. Ojalá el sábado podamos asistir a una situación similar que nos permita creer más todavía en este equipo, el resto lo hará la ilusión por estar arriba.

Apunte Está claro que el gol de Villa a Inglaterra fue bonito pero, sinceramente, donde se ponga éste de Eduardo Rodríguez en el Camp Nou que se quite el del guaje.

No hay comentarios: