martes, enero 20, 2009

Compañeros de viaje

La más que problable desaparición del CD Logroñés-en principio deberían jugar dos temporadas en Regional Preferente por no comparecer dos partidos durante la competición- nos lleva a dos recuerdos: uno medianamente reciente cuando se apoyaba al Logroñés en relación a su duelo con el Recreación/Logroñés CF; el segundo recuerdo nos lleva a aquel maravilloso 1996 en el que ambos clubes subíamos a primera división. El equipo riojano volvía a Primera tras una temporada en 2ª mientras el Hércules llevaba tres temporadas en la división de plata desde su ascenso a esa misma categoría desde la 2ªB(92/93). Aquel equipo liderado por Manel lograba el ascenso sin haber sufrido el tradicional shock que sufren algunos clubes cuando descienden de forma brusca. Junto a estos dos equipos, hubo un tercer equipo que subió a Primera en la 95/96: el Extremadura CF, el equipo de Almendralejo y que ahora languidece en puestos de descenso en su Regional extremeña. Ambos clubes se han visto en la miseria del deporte, lo que hace que se halague a todos aquellos aficionados que aún siguen apoyando a sus clubes en estos trágicos momentos. Lo de los compañeros de viaje sigue su estela con otros clubes desafortunados. Por ejemplo, del descenso a Segunda B(87/88) vemos un Granada CF que lleva más de dos décadas sin pisar la división de plata, un Cartagena que sigue los mismos parámetros que el club andaluz y aprovechando la deriva del Cartagonova para recuperarse y el Bilbao Athletic que volvió a Segunda pero que está en la división de bronce-curiosidades del destino- desde la 95/96. Los que acompañaron al Hércules en el descenso de hace una década, vemos al Barcelona B en 2ªB tras pasar varias temporadas en Tercera, el Mallorca B y el Orense en Tercera División; por último, del último ascenso, sólo el Castellón se mantiene junto al Hércules mientras Castilla y Lorca bajaron a 2ªB tras dos temporadas.

Todo esta relación de datos sobre los compañeros de viaje sólo recuerda a equipos que, para bien o para mal, estuvieron en el mismo recorrido. Salvo el equipo "orellut", los últimos compañeros de viaje han vivido más desgracias que alegrías. Que el equipo azulgrana del Francisco de la Hera esté viviendo sus peores momentos-la regional está liderada por un Extremadura UD que no inspira mucho- o el Logroñés haya finiquitado su periplo después de casi 70 años lleva a recordarnos que todo lo positivo no es eterno, lo que muchos herculanos sabemos de años de desgracias. Cuando ahora todo lo que vivimos es alegría, recordar un poco a esos clubes que, en su día, nos acompañaron en la felicidad del ascenso o la tristeza del descenso, no viene nunca mal, sobre todo, cuando lo están pasando mal.Mucha suerte, ojalá algún día podáis vivir las alegrías que ésta temporada nos toca vivir a nosotros.

Apunte Aún alegrándome de lo ocurrido en el Real Madrid en las últimas fechas, asusta el poder de los medios para acabar rodeando a Ramón Calderón y acabar éste por dimitir. La presión mediatática, aún aceptando que tenían razón, ha sido tal que el ex presidente dijo basta.

No hay comentarios: