sábado, enero 17, 2009

Camarón que se duerme...

...la corriente se lo lleva. Sin duda el refranero español es toda una fuente de sabiduría, porque eso mismo es lo que le está pasando al Hércules últimamente. Ya advertía yo de los parones navideños, que nunca nos han sentado muy bien. El ejemplo más cercano ya lo tuvimos en Vigo, y esta semana en casa frente al Alicante, por cierto, ya advertía yo también de que este tipo de partidos poco tienen que ver con tablas clasificatorias, cómo odio tener razón.
Lo cierto es que últimamente el equipo está perdiendo la solidez defensiva de que ha hecho gala durante la temporada, y está mostrando desajustes que antes no existían, tal vez no sea bueno tanto cambio en la defensa, sobre todo en los laterales.
Con todo, y a pesar de lo doloroso de esta derrota, no alcanza la categoría de tragedia, porque debido a los cruces de los equipos de arriba, el Hércules queda a una distancia razonable (tres puntos) de los puestos de cabeza, si bien, puede quedar la sensación de una oportunidad perdida para ocupar los puestos de honor (esas oportunidades que otros sí aprovechan), y lo que es peor aún, puede sembrar dudas dentro del propio equipo, afectando a la confianza de los jugadores. En este sentido, el partido de la próxima semana frente al Albacete va a ser determinante, para comprobar el estado anímico de la plantilla, y si es capaz de superar este bache.
La capacidad de un equipo en el fútbol, como cualquier otro deporte, no solo depende de la calidad de quien lo practica, sino de su fortaleza mental. La calidad táctica y técnica de esta plantilla es indudable, su fortaleza mental ahora es cuando está siendo puesta a prueba, y de ella van a depender las opciones para el ascenso. Interesante, pues, de acuerdo con lo anterior, el partido que se jugará en tierras manchegas.
Así que, los camarones en tortilla, que están buenísimos, y a recuperar el terreno perdido

No hay comentarios: