lunes, noviembre 24, 2008

Temporada 1954/55

Partidos: 30 (148)
Victorias: 11 (49)
Empates: 9 (28)
Derrotas: 10 (71)
Goles a favor: 46 (224)
Goles en contra: 57 (329)
Puntos :31 (126)

Puesto: siendo el mejor el propio 6º en siete ocasiones y el peor el 14º(antepenúltimo) que ostentó en la sexta jornada.

Jugador con más partidos: Santos y Xirau(29)
Máximo goleador: Xirau(13 goles)
Mayor victoria: Hércules 4-0 Athco. de Madrid(también idéntico resultado ante la U.D. Las Palmas).
Mayor derrota: Valencia CF 8-2 Hércules.

La competición liguera amplió el número de participantes en 1950 pero, para el Hércules, era la primera ocasión que disputaba esta categoría dorada con tantos participantes. Habían pasado ocho años desde el último periplo en Primera, dos décadas desde su debut. El año 1954 supuso, además, el fin de la presencia herculana en el estadio Bardín tras veintidós años para jugar en el barrio de la Florida, en el campo de la Viña. El motivo "oficial" fue que el estadio que había sido su feudo desde inicios de los treinta era difícilmente ampliable en su aforo para lo que se vaticinaba-ya era la época de los Kubala, Di Stefano,Gento o Ramallets- y la explosión de ilusión generada con el ascenso ante el Osasuna obligaba a pensar en mayores afluencias.

Comenzaba la temporada con intención de mantenerse tras el paso fugaz de 1945. El debut se producía en La Coruña y donde se perdió. Se podría decir que, con 30 partidos, "había aún liga suficiente"...y así fue pues una semana después llegaba la primera victoria liguera al vencer 2-1 al Real Valladolid. Poco hubo que esperar para que la pléyade de artistas merengues pasase por la Viña pues fueron los siguientes rivales dos semanas después. No hubo victoria pero se hizo un buen encuentro. En un mes alocado de noviembre, el Hércules vence sus dos encuentros en casa por 4-0(los arriba citados en máxima goleada) pierde por 8-2 en Valencia, derrota que escuece por ser el rival que es y por cómo se desarrolla(3-2 en el descanso). Ya se veía un poco la doble cara donde la Viña era casi inexpugnable y cada visita herculana era una cuesta arriba-el equipo no perdió en Alicante...pero no ganó fuera-. Todo punto logrado a domicilio era digno de valorar como el 3-1 que se convierte en empate gracias a dos tantos herculanos en Málaga. La primera vuelta acabó con victoria herculana por 1-0 al FC Barcelona y que aupaba a los blanquiazules en la sexta posición que ya era para considerarlo como equipo revelación.

La segunda vuelta siguió prácticamente los mismos argumentos: fuerte en casa, vencible fuera de Alicante. Compaginó victorias dignas de recordar con derrotas difíciles de explicar como el "set" en Sevilla, el 3-0 en la primera media hora de juego en el S.Bernabeu. En contraposición, se vieron victorias en Alicante como el 3-2 al Valencia que, al menos, sirvió para olvidar el encuentro de la ida y golpeando a cada tanto del empate que lograba el conjunto ché; esta victoria dio inicio a seis jornadas para ratificar lo que fue, durante dos décadas, la mejor temporada herculana de la historia ya que, si es cierto que se repitió el sexto puesto de la 35/36, el sexto de dieciséis equipos ya eran palabras mayores. Tres victorias y tres empates colocaron al Hércules en una dignísima posición que, además, tuvo el broche de oro de ser el rival, y "La Viña" el escenario, del último encuentro de Zarra en competición liguera.

No hay comentarios: