miércoles, noviembre 26, 2008

Cuestión numérica

A estas horas se puede definir la contratación, mediante cesión, de Sebastián Taborda, el delantero del Deportivo de la Coruña. Era un fichaje buscado el del puesto de delantero desde la marcha de Addison y los problemas constantes de Delibasic y Rubén Navarro. Así, el catalán apenas ha alcanzado los 200 minutos de juego(una sexta parte de lo máximo) a base de 20 minutos finales en seis encuentros más una titularidad. Tiene cierta facilidad en recaer de lesiones musculares que le hacen frenar o no ir al 100% como se esperaba de él tras su buen final de temporada; el otro delantero, Andrija Delibasic, tuvo una lesión de rodilla antes del encuentro ante la Real Sociedad que le ha hecho no rendir como al principio de la temporada;es más, el susto que tuvo en tierras catalanas hace dos semanas-se retiró del terreno de juego al primer minuto de la segunda parte- ha potenciado la necesidad de contar con otro nueve por si ambos fallan. Detrás de ellos, en caso de problemas, están los Sendoa, Tote y Morán que podrían ocupar el puesto de ariete de forma provisional.

La contratación de Taborda, de ocurrir, dotaría de un tercer jugador para esta circunstancia. En teoría-a veces, no tiene nada que ver con la realidad- es un jugador que vendría a jugar para darle descanso a Delibasic que es titular casi seguro. El uruguayo lucharía su puesto con Rubén Navarro al 50%...porque si estuviese al 100% el de Sallent sería incluso más delantero titular que el propio balcánico. Las ilusiones por el ascenso obligan a no perder la cara a toda opción y eso entraba en contradicción cuando se veía que no se podía contar con ninguno de los dos nueves (desde la jornada cuarta hasta la octava la presencia del delantero centro se concretó en una titularidad y varias presencias mínimas mientras Sendoa cubría el puesto. Quizás, la cuestión más importante es como entraría el uruguayo en este vestuario. Con sus problemas de actitud mostradas en tierras gallegas, entrar ahora en el grupo puede servir para cambiar y adaptarse bien o, peor, podría alterarlo y acabar estropeando el buen ambiente aunque eso se verá pues no es la primera vez que un famoso “altera – vestuarios” no responde a esa fama.


Apunte El triunfo de Ángel María Villar, sin necesidad de pasar por las urnas, ha dejado de ser noticia por ser algo habitual. Hasta veinticuatro años en el poder están siendo demasiados. Por desgracia, no se concretó ninguna opción para desbancarlo.

No hay comentarios: