jueves, marzo 31, 2005

¡Ya está aquí!

Sí, ya ha venido para acompañarnos en este último tercio de competición. Es ese aparato de varias teclas y que responde por el nombre de calculadora y que suele ser más utilizada a medida que se acerca el final... incluso aumenta su capacidad para definir probabilidades cuando se llega a la última jornada. Es una máquina infernal que recuerda que se han dejando para el final los deberes para cualquier objetivo: promociones de ascenso y de descenso así como la pérdida de categoría. Por ejemplo, los navarros del Peña Sport tienen su calculadora pero algo se huele en esas tierras de que, cuando llegue mayo, dejarán de usarla una vez que se confirme su regreso a 3ª División; otros no necesitan su calculadora y les basta tener su "ración" de madera debido a los últimos infortunios. El Hércules no iba a ser menos. Tras dos temporadas sin tener ocasión de utilizar la máquina, este 2005 será un año en el que se pueda soñar -siempre que llegue el central- con usarla aunque sea la última jornada. Se sufrirá pero cada final de jornada será el momento para ver que consecuencias ha tenido el resultado.

Publiqué en el foro machohercules.com, allá por julio, un "post" titulado "resumen calendario" en el que determinaba los pasos para alcanzar los 68 puntos a partir de unos mínimos por mes. Aunque esa cifra obligaría sumar 22 puntos de los 27 posibles, es posible que, con un poco menos, sea posible optar por la promoción. El equipo había cogido un buen ritmo de puntuación en los dos primeros meses pero noviembre y diciembre pararon el buen nivel; así, en el último mes del año, se sumó un punto de los ¡cuatro! que yo había presupuestado en función de unos rivales difíciles(Girona,Castellón y Espanyol B eran tres equipos que en julio asustaban por su formación de plantilla); el 2005 ha cambiado las tornas aunque enero también salió "deficitario"(ocho puntos menos del mínimo que planteé en julio, 29 en vez de 37 a esta altura de la temporada); en febrero y en marzo sí han alcanzado el nivel esperado y eso se ha notado porque la mediocridad en este grupo ha ayudado ya que, con toda la irregularidad, nunca se le ha perdido la cara a la clasificación. Los quince puntos que estipulé para abril y mayo nos pondrán en 61 puntos, escasos para asegurarnos la promoción, con lo que ahora debe de realizarse el último esfuerzo. Los cinco partidos que quedan en casa serán relevantes mientras que los cuatro de fuera deben suponer alguna victoria, sea en Benidorm, sea en Castellón, para suplir algún fallo en caso o para sumar algún punto extra. Es el primer ejemplo de cómo va echar humo la calculadora esta primavera.

Apunte Como lleguemos a la última jornada con opciones de clasificarnos, podría hacer una relación de porcentajes para entrar dentro de los cuatro puntos. De todas maneras lo importante es ir partido a partido.

No hay comentarios: