domingo, abril 03, 2005

No es un partido cualquiera

La verdad es que no. No es un equipo cualquiera, como un Peralta o un Peña Sport, sino el primer rival provincial en 1ª y con el que se luchó por la primacia del fútbol en Alicante hasta que el Elche subió en el 59. Lejos quedó aquel partido en la División de Honor(1945/46) y aquellos duelos, tanto en Bardín como en El Collao, en los que se porfiaba por la victoria, más por el honor que por los dos puntos. Obviamente, de esos partidos queda la hemeroteca y el recuerdo de herculanos y alcoyanistas veteranos en un duelo en el que, seguro, saltaban chispas. Para los jóvenes de ahora, nos queda el recuerdo de esos cinco partidos en nuestra anterior estancia en 2ªB cuando el terreno alcoyanista era casi inexpugnable... para los dos equipos ya que el empate a dos ¡¡coincidió en tres de esas temporadas!!; de los otros partidos nos queda la memoria de aquel 0-3 en ese comienzo fulgurante de los de Moncho, mientras que el 4-1 de la temporada siguiente fue un duro varapalo tras varias semanas enrachados tras la llegada de Campillo. Son pocas veces en las que el Hércules logró vencer en Alcoy debido a una rivalidad que, en cierto modo, se vive más en la capital de l'Alcoià. Ese es el problema con el que se encuentra, tradicionalmente, el equipo blanquiazul.

Hoy se juega el partido más duro, junto al del Castellón, que le queda de temporada. Los ingredientes son de los que no gustan: la extramotivación de los jugadores locales que preocupa puesto que ganar al Hércules arregla la temporada; la sensación de que El Collao es un campo proclive a encerronas por sentir el aliento de la afición en el cogote; es un partido donde la presión ambiental tradicionalmente se sufre más y donde es preciso empezar a ganar el partido como el Levante B la semana pasada, desde el primer minuto se ha de golpear... para no ser golpeado. Delante de los herculanos saldrán los alcoyanistas con más garra que la desplegada ante Levante B y el Peña Sport que, para más inri, supuso la marcha del entrenador local, Aroca, y que dará lugar al debut del nuevo entrenador ante su afición. Ante todos estos ingredientes, el Hércules debe mostrar que tiene los argumentos de sobra para convencer a la afición que acuda al Collao, coqueto estadio que demuestra que se puede tener un campo con más de 70 años de historia, para ganar y jugar con fuerza.

Apunte Aún se recuerda con una sonrisa como la afición alcoyanista que acudió al Rico Pérez ayudó a la herculana con los gritos de "Granero,vete ya"...y "Granero, quédate" que, dicho por una afición rival, ya era para echarlo en ese mismo día.

No hay comentarios: