domingo, septiembre 02, 2012

El espejismo en el desierto

El primer minuto de juego, salida alocada de Manu Fernández, Braulio que le esquiva y dispara alto. Ese fue el inicio esperanzador pero acabó siendo un espejismo en un partido plano en el que los locales hicieron lo mínimo para sumar su victoria. Cierto que el Hércules C.F. tuvo alguna que otra ocasión para empatar pero hay un aspecto que preocupa: comienza a sentirse los nervios, los desajustes hasta tal punto que Cabrera, en propia puerta, estuvo en un tris de marcar el segundo gol local. La primera parte comenzaba bien para los blanquiazules pero fue bajando el pistón a medida que el conjunto local se hacía con el mando en el juego. En el minuto 13, tras un chut alejado por parte local, llega el 1-0 que parte de un error de Falcón a la hora de coger el esférico proveniente de un centro lateral de Ángel Sánchez; Oriol Riera que estaba cerca marca el gol del triunfo alfarero. Poco después, un centro de Sales no acierta a rematarlo el "9" local.De ahí al descanso, juego muy impreciso, sin ideas ni peligro para ambas porterías.

La segunda parte comenzaba con el mismo patrón:ocasión del Hércules en la cabeza de Braulio tras internada de Sardinero. Portillo salía para acompañar a Braulio y ahí empezó un breve lapso de tiempo en el que el 1-1 estuvo cerca con un mal remate del "10" y un disparo alejado de Portillo. No se logró el empate y bien cerca estuvo el 2-0 en la jugada citada del central uruguayo del Hércules C.F. y, en una falta posterior, tanto Mora como Sales colocaron en el esférico en la madera sin éxito para tranquilizar el partido.Poco después, era Kike quien tuvo el segundo gol. Mandiá sacaba a Mora del campo y ponía a Raúl, buscando quemar las naves pero el resultado no se movería ya. El espejismo, doble en el minuto 1 de cada parte, no puede ser objeto de valoración para hacer ver que el 0-0 era lo más justo. Es más, las escasas ocasiones-que ya es algo en comparación con Lugo- no pueden tapar las dudas que ha mostrado el equipo en la defensa.

Comienza la semana con un preocupante ambiente. Tres partidos, tres derrotas, 4 goles encajados-todos en la primera parte de cada partido- y un gol. Delante, el próximo sábado, un Girona C.F. que tendrá en Felipe Sanchón un peligro en forma de delantero con ganas de revancha por el verano que le ha hecho pasar el técnico lucense.



Apunte. Tras la derrota en Alcorcón, sólo queda como referente la temporada 1929/30 como última en la que se perdieron los tres primeros partidos de Liga. El desenlace de aquel año fue el descenso a Regional. No son buenas expectativas.

No hay comentarios: