domingo, septiembre 16, 2012

La estela del desastre

Tercera derrota a domicilio-las tres por idéntico resultado y devenir futbolístico-, quinta en seis partidos oficiales. Sólo la victoria de la semana pasada habría evitado un cero en el casillero en la quinta jornada de competición liguera.La derrota de hoy serviría la explicación del día de Lugo o Alcorcón: un dominio local apagado pero que va in crescendo en la primera parte hasta lograr el primer gol; en la segunda parte, alguna ocasión pero sin mucha precisión hasta alcanzar el final del partido. Curioso dato: de los nueve goles en esta temporada, ocho se han dado en los primeros cuarenta y cinco minutos, siendo aquel gol de Escassi en el derby el único que se ha marcado después del descanso. La sensación de hoy, como la de otros encuentros, es que los rivales, sin mucho lujo ni esfuerzo, logran la senda del gol y de los tres puntos. Por parte blanquiazul, la peor señal fue la inoperancia de Portillo delante de portería. Tras ser sustituido el de Aranjuez, el equipo mejoró levemente, tuvo un poco más de posesión y algo de idea peroque se disipó con el paso de los minutos. 

La lesión de Braulio y su baja durante 3-4 semanas fue la peor noticia del viernes. Aparte de todos los asuntos extradeportivos comentados sobre este jugador, lo cierto es que ya había aportado una movilidad de la que carece el "9". Otra preocupación es la defensa. El gol de Cavenaghi tuvo un cómplice necesario: la forma de defender de Cabrera facilitó al argentino el remate con un centro que tampoco debía haber costado defender. Con un Pere Martínez y un Peña que se veían desarbolados por los interiores "groguets". La defensa es clave en una mejora de los resultados pero el problema es que el equipo, con gol en contra, le cuesta un mundo reaccionar. Es una sucesión de fichas de dominó:cuando cae una, las demás la siguen: errores defensivos, falta de confianza en los de arriba porque no tienen facilidad para el gol, los del centro del campo no tienen capacidad de construir(salvo Edu Bedia), mientras que los extremos están en el once, sea porque no ven desmarque alguno, sea porque no logran desestabilizar desde segunda línea.

La derrota en Villarreal, la de Copa del Rey en Sabadell, el mal ambiente contra el entrenador y Portillo son argumentos para un partido de mucha tensión. La afición está de uñas, lo puede pagar los jugadores pero se ha llegado un punto en que se desea el fin del entrenador como sea. Aunque aún quede mucho trabajo por delante.


Apunte Los resultados han sido aliados del Hércules C.F. en esta semana. La derrota de la UD Las Palmas, Sporting de Gijón y SD Ponferradina. Sobre los de arriba, poco que hablar: cinco puntos separan al Hércules de esa utopía tan alejado por el juego realizado.

No hay comentarios: