viernes, marzo 12, 2010

¡A por el tuerto!

Pero sin pasarse, no vaya alguno a interpretar que hay que zurrar físicamente al primer tuerto que encuentre por la calle. Sencillamente, hacer referencia a ese famoso dicho de que "te ha mirado un tuerto" cuando empiezan a ocurrir desgracias de buenas a primeras. Las lesiones llegaron primero a cuentagotas. Así, Ruz caía por una entrada atroz de Guilherme en la Copa del Rey; poco después, era Sergio Díaz quien se lesionaba durante el partido disputado ante el Levante UD. Su microrrotura en los isquiotibiales, estimada su recuperación en un mes, se prolongó hasta ahora mismo. Farinós no jugaba ante el Albacete Balompié en la primera jornada del 2010 pero ahora lleva dos semanas camino de no jugar tras unas molestias en la espalda; Peña se rompió antes de jugar ante el CD Castellón al caer en los entrenamientos y no se ha recuperado aún a pesar de la buena inercia que el miércoles pasado se cortó; Danciulescu tuvo un problema en la rodilla antes del descanso ante los "orelluts" y tampoco ha vuelto a jugar desde entonces. Pero aún quedaron muchos pequeños desastres como las sobrecargas como la que tuvo Juanra el día del Cartagena, las gastroenteritis de Pamarot y Cristian el día del Celta de Vigo. Otros equipos tendrán la misma situación pero sorprende la avalancha de los últimos tiempos.


De ahí a hablar de "mirar un tuerto" a la plantilla del Hércules cuando, antes de aquel encuentro ante el conjunto almeriense en el Estadio del Mediterráneo, todo parecía que no sólo era una plantilla fuerte sino además afortunada por tener dos jugadores por puesto, ese fondo de armario tan elogiado. Poco a poco han ido cayendo, bien por lesiones, bien por mala suerte varios jugadores de forma que, en algunos encuentros, Esteban Vigo ha tenido que hacer auténticos esfuerzos por cuadrar un once de garantías. Sin hacer de ésto una excusa, preocupa que no se le esté viendo un fin a este goteo que, en esta semana, culminó con un corte en el muslo de Gerardo Noriega, la lesión de Kiko Femenía por lo acontecido en Elche o retiradas en los entrenamientos por simple protección.

Un buen modo de "ir a por ese tuerto" es recuperar ante el club canario la intensidad y la seguridad que el equipo mostraba en varios encuentros del Rico Pérez-aquellos dos a cero ante el Girona o el Recreativo de Huelva- y olvidar todas las historias de lesiones; es decir, esperar que, para los últimos encuentros que queden, vuelva a aparecer ese Hércules sólido de la primera vuelta, más allá de si juega bien o no pues ahora importa más los puntos. El club empieza a dar los pasos con el almuerzo organizado antes de comenzar la marcha hacia el Rico Pérez para calentar los ánimos y apoyar porque ahora es cuando somos el jugador número 12.


Apunte De locura la idea que se le ha ocurrido a los de la Liga de Fútbol Profesional para hacer más "complicado" el ascenso a Primera. Una vez han ascendido los dos primeros, el siguiente ascenso lo lograría el vencedor de unas eliminatorias entre los equipos situados entre el 3º y el 6º puesto.Es un sistema que se utiliza en otros países pero del que no veo sentido alguno. Más propio, dentro de lo que cabe, sería que el 3º y el 4º pudieran rivalizar con el 17º y el 18º de Primera División.

No hay comentarios: