domingo, marzo 07, 2010

Mirando hacia el futuro

Una vez que se ha terminado el encuentro ante el Elche CF en el Martínez Valero, queda pensar en el futuro olvidando el partido y el resultado(2-0) y quedando en la memoria las cosas que tienen que mejorar. No ha servido para nada el esfuerzo de una afición a la que se ha quitado el ánimo y que ya veremos lo que hará para el día del Real Murcia dentro de dos semanas. En teoría, no debería cambiar nada mas no somos una afición que tienda a ser muy constante. La derrota no ha dolido tanto como el juego que hoy ha estado espeso. Otro día hubiera sido interesante probar con otros rivales pero la ausencia de Farinós ha sido más relevante de lo deseado ante un jugador que se las sabe todas como es Acciari. Otro aspecto que hace dura la derrota era que el momento de coger al Elche era idóneo tras llevar varias semanas sin ganar el conjunto local pero va a ser que se ha olvidado que el factor motivación se empezó a ganar desde el principio por parte local. Ignoro cuál era el pensamiento que tenían los jugadores blanquiazules en la matinal pero lo que está claro es que no supieron captar la verdadera importancia de este encuentro(por defecto) o es que los jugadores locales la aprendieron a lo largo de esta semana. Ahí entra una de las lecciones que se deben de aprender: que la motivación da un plus que supera diferencias técnicas y que será importante aprenderlo pues los rivales saben que ganar al líder tiene más importancia que ganar a otros rivales; ahí es donde se debe empezar a reaccionar para ir mejorando.

El problema del día de hoy es que no hay excusa plausible: desde la derrota de Huesca sólo se ganó en una ocasión pero las expulsiones de Salamanca y Córdoba, los fallos de última hora que impidieron ganar en la ciudad califal(penalty de Farinós)o en Cádiz con el remate postrero de Del Olmo, el despiste en Vallecas en el 4-4, el buen juego de Sevilla habían servido para pensar que la victoria debería llegar cuanto antes. Sin embargo, el partido de hoy se perdió desde el momento en que el Elche CF consiguió esconder la recuperación de Molina, jugador determinante en el club franjiverde como se demostró en su acción del primer gol y su remate en el segundo gol. El equipo local no salió a morder y el balón era más herculano que franjiverde pero sin peligro alguno salvo un remate de Del Olmo en plancha que Caballero atajó. Llegó el 1-0 en un serio desajuste defensivo al marcar al delantero centro y no estar atentos al pase telegrafiado que le dio a su compañero que sólo tuvo que centrar en largo para que Usero marcase el primer gol. El Hércules se quedó con shock hasta el final de la primera parte, donde se incluye otro gol que complicó seriamente el partido. Atando a Tote y fijando al balcánico, el Hércules no encontraba opciones de abordar por banda. En la segunda parte se buscó la reacción con la salida en el descanso de Rufete y Rodri por Cristian y Kiko Femenía. El Hércules cogió balón pero el peligro no era el suficiente a pesar del remate tímido de Delibasic o el gol anulado a Sergio Rodríguez. Ni siquiera Portillo tuvo en sus botas alguna opción mínima para batir a un Caballero que estuvo bien. La derrota no debería abrir ninguna duda sino el intento de arreglar las cosas ante una Unión Deportiva Las Palmas que debería romper los platos de lo de hoy.


Apunte En la temporada del primer descenso a Segunda B(87/88), el Hércules que llegaba de perder en Oviedo ganó por 4-1 al Elche CF cuando los franjiverdes eran líderes de Segunda. Aunque es cierto que quedaba un mundo a diferencia de ahora, ese equipo de la ciudad vecina subió mientras nosotros bajamos.

No hay comentarios: