domingo, octubre 21, 2012

Segundos finales

Alineación del Hércules C.F. con la camiseta blanquiazul




En sí, la noticia ocurrió tiempo después de haber empatado a cero con C.Deportivo Guadalajara en un partido que mostró, sinceramente, los motivos por los que ocupan los últimos puestos de la clasificación. El mal juego realizado, sumado a la expulsión que sufrió el conjunto visitante, prolongó una semana más los malos números en el estadio Rico Pérez(una victoria, cuatro puntos de 15 posibles) y el mal ambiente. Un empate a cero justo, merecido por ambos contendientes. La peor sensación llegó con los primeros pasos por las escaleras de acceso a la grada: a falta de veinte minutos, el ambiente era desangelado, triste, lamentable en una fecha de celebración. Tampoco hizo nada el triunfo en Sabadell, quizás convirtió una bronca en división de opiniones cuando se nombró a Portillo y poco más. Sobre los noventa minutos, no se vio intensidad alguna. Es más, durante los primeros veinte minutos estuvo más cerca el 0-1 que el 1-0. El aspense Vicente Pérez Madrid tuvo en sus botas el primer gol pero la suerte impidió que entrase el esférico. Un disparo ajustado de Erice tuvo la siguiente ocasión para ponerse por delante para los visitantes. Ahí llegó la expulsión de Vicente en una jugada que sorprendió a los aficionados-ya la primera tarjeta a Mora por una jugada similar hacía barruntar otra amonestación sin más-que clamaban sin más una tarjeta amarilla. Sinceramente, en la situación en la que estaba el club, jugar en superioridad numérica era para generar más problemas: desde ese momento, los manchegos ya fueron un poco para atrás-sólo tuvieron un remate de cabeza peligroso en la segunda parte-, lo que complicó a los locales llegar a las inmediaciones del área visitante. Es más, sólo dos disparos tímidos de Arbilla y Pere es lo único viable en la primera parte. En la segunda parte, Mandiá apostaba por Fran Mérida en detrimento de Clausí y, poco después, Sarpong saltaba al terreno de juego por Sardinero. Con el equipo visitante buscando el punto, el equipo blanquirrojo fue por libre. Así, Sarpong disparaba, Fran desde la frontal. Escasas jugadas de triangulación. Gilvan tuvo el 1-0 en un remate de cabeza que se fue fuera. Poco después, el conjunto de Carlos Terrazas tuvo el 0-1 en un remate de Barral. De ahí al final, el equipo manchego acabó jugando con los nervios locales. 

Lo que pasó después era sabido. A las 8 de la tarde había protestas fuera del recinto pero la presencia policial, sumado a la precauciones del Hércules rebajó el ambiente. Pero lo más importante era que había sido destituido Juan Carlos Mandiá pero con un condicional relevante, teniendo en cuenta el mes en los que el "Mandiá ha sido cesado" ha sonado en cada partido pero no se daban las circunstancias. En esta ocasión, parece que no debería haber problemas como en la semana previa a jugar en Almería-ya los convenios han sido firmados-, y el gesto de reunirse con el entrenador y con los capitanes ya es suficiente para que se haga realidad el despido. Esperemos pues a las próximas horas, a ver ese comunicado esperado por la afición. De cerrarse esta etapa, lo normal será pensar que las puertas del club para Juan Carlos Mandiá se los ha cerrado definitivamente.Cierra su tercera etapa como la primera: con un cese. La duda será su despedida tras unas últimas ruedas de prensa "peculiares". La puerta está cerrada como, en su día, la de Manolo Jiménez. Bien pudo haber dado fin en Alcorcón si se quejaba del mal ambiente que, ya entonces, estaba presente en la grada. Dos meses tirados por la borda y con la duda de ver si los entrenamientos, la preparación física, estratégica y psicológica pueden haber creado secuelas.



Apunte Colea aún el asunto de las camisetas del C.Deportivo Guadalajara y que, como hecho colateral, paralizó la tienda del Hércules al tener que ayudar al conjunto alcarreño con los dorsales. Con todo, aquí pongo una foto de un Athletic de Bilbao-Valencia C.F. de la temporada 2010/11 en la que se demuestra que no debería haber existido problemas.

No hay comentarios: