miércoles, mayo 23, 2012

Una manita excesiva

Cinco goles, una facilidad demasiado pasmosa para masacrar a un rival que estaba desmotivado por el descenso matemático gracias a unas cifras que hubieran descendido a cualquiera. La cifra es clara y cristalina: 22 goles encajados por los del Collao en los últimos seis partidos. Sólo es cuestión para dividir y comprobar que con casi una media de cuatro goles por partido es imaposible lograr algo. Aún se pregunta uno los motivos para echar a David Porrás del banquillo. Mucho más para contratar a un técnico como Luis César Sampedro que bajará al equipo- siguiendo la "doctrina Lotina" de cálculo de los descensos, estaríamos en su tercer "logro"-, muy alejado de la gesta de Salamero con el Girona, que ha sumado 21 de los últimos 30 y que han hecho que los catalanes se hayan salvado matemáticamente. Los cinco goles tienen, en sí, el mérito que les ha dejado un desolado C.D. Alcoyano en bandeja. No es una crítica al equipo blanquiazul o, negro-fucsia, pues han jugado bien su partido pero también hay que reconocer que las facilidades, en la segunda parte, tuvieron parte de responsabilidades. Los cuatro goles logrados por Samuel y Urko Vera hacen, además, un bien anímico a ambos jugadores. Quizás ,con un poco de mala intención, comentaba que Aganzo ha sido un genio con su expulsión pues ha dado tranquilidad a Urko, que sabe que va a tener otras dos ocasiones para poder sumar goles, que no va a tener la sombra de un jugador como el madrileño.

Y eso que el partido se puso de cara por partida doble: tiro al poste por parte de David Torres y, poco después, a balón parado, Samuel marcaba gracias al centro-chut de Escassi, que había prolongado al centro de la portería. Del 1-0 al 0-1 que reflejaron quién estaba arriba y quién abajo. También Arbilla tuvo el 0-2 tras un disparo desde 35 metros que desvió a córner Dorronsoro. En sí, la primera parte apenas tuvo contenido aunque la ventaja herculana era mínima pero justa.En la segunda parte, el peligro tuvo además premio casi asegurado-sólo el desliz en la ocasión de Sardinero pudo haber hecho más trizas todavía a los locales- porque las jugadas acababan en las redes de la portería de un desolado Dorronsoro. Ya en el 0-2 no logra rechazar el balón que remata Urko Vera y Samuel toca para batir al portero sin remisión.No contentos con un resultado seguro, un avance de Arbilla llega hasta tres cuartos de la cancha, pasa en profundidad a Míchel y éste cede, ante la salida del portero, a Urko Vera para que rematase a 0-3 a puerta vacía. El partido estaba definitivamente roto. Y aunque parecía decaer el partido ante la facilidad herculana, un penalty por empujón de Mora a Devesa era la opción para marcar el gol del honor...pero no, no era el día y Juan Carlos paraba el penalty lanzado por el desacertado Lucas Torró que, para más inri, era expulsado posteriormente.Todo un desastre para los de la montaña alicantina. Peña o Gilvan llegaban fácilmente a la portería alcoyanista pero faltaba el acierto de sus compañeros. Con el equipo local destrozado, Urko Vera enviaba un misil al centro de la portería y colocaba ya el 0-4 festivo. En la prolongación y con algo de saña por parte del árbitro, Sanchón marcaba el quinto gol con una facilidad pasmosa, como Pedro por su casa.

Apunte El descalabro del Elche C.F. también es digno de ser mencionado, demostrando que no toda la culpa la tenía el anterior entrenador . Desde la llegada de César Ferrando, los números no han sido mejores, más bien en la línea de Luis César Sampedro en Alcoy. Con César se han sumado 7 puntos de 24 posibles...y gracias también al fallo del guardameta del F.C. Cartagena en su debut.

No hay comentarios: