martes, mayo 15, 2012

Historias para no dormir

Sin duda, la última jornada de Primera División aportó algunas historias para no dormir. Por ejemplo, el asunto de la salvación del Real Zaragoza, del que se ha dicho mucho en los medios, pero que puede deberse también a una trayectoria que me es conocida-hasta en tres ocasiones he "disfrutado" de esas reacciones imponentes y sé lo que es la confianza en las propias fuerzas cuando todo estaba perdido-, aunque es lógico que se piense mal de la expulsión de Sarabia, o el penalty. Otra historia para no dormir la tuvo la afición del Rayo Vallecano. Desde el momento en que se supo el primer gol maño, el ánimo por Vallecas decayó; sí, se gritó, se apoyó al equipo pero las lágrimas corrían por las mejillas de los aficionados en el estadio madrileño durante más de una hora. Sólo el gol de Tamudo deshizo la pesadilla y la convirtió en un sueño. Eso sí, entre el gol en dudosa, muy dudosa situación(por no decir, ilegal), los comentarios de Michu mandó dos mensajes crueles para Villarreal: uno, lo triste que es bajar por uno de los muchos errores arbitrales; el otro, por un jugador que habló más de la cuenta en los medios sobre un hecho que, lo lógico, era haberse quedado cerrado en el terreno de juego. Más que amaño, lo llamaría paripé, como los que hacen dos equipos que no atacan porque saben que lo normal es empatar a cero por beneficio de ambos. Es más, uno de los rumores que se apuntaban hace unas semanas era una situación con Sporting bajado, Real Zaragoza a tres puntos del Rayo y el Granada, con el Villarreal salvado.¿Alguien se habría sorprendido si hubieran empatado?. No.

Pero la verdadera historia para no dormir se vivió en el estadio de El Madrigal.Si había un rival que lo tenía, en teoría, mejor era el Villarreal, siempre y cuando puntuaran. Una derrota ya dejaba a los castellonenses más cerca del desastre pero, aún así, debía de coincidir con el hecho de que no venciera el Rayo Vallecano. Pero el domingo fue el día en que se alinearon los astros en contra del equipo "groguet", se dieron todos los resultados en contra posibles. A los que se sumaron dos más: un gol como el de Tamudo en el último instante, el fallo de Marcos Ruben con una mala suerte impresionante como si, desde arriba, se dijera que el elegido para el infierno era el propio conjunto amarillo. La verdad es que las últimas semanas, quizás por mala suerte o por mala forma física, se iba marchitando el tema de los resultados en Villarreal: se les veía nerviosos, muy nerviosos y, en esa tesitura, lo normal es que un equipo "pupas" le pasara el relevo.Ahora queda ver la evolución del Villarreal C.F. en 2ª División. Puede que sea un Deportivo de la Coruña(lo más normal) pero también puede ser un Málaga C.F.(estuvo varios años en 2ª hasta ascender). Si el Hércules sigue en 2ª División, ya tendrá que dirigir su autobús hacia El Madrigal y no hacia su ciudad deportiva.

Por lo demás, el resto son historias pero sin mucho interés: el Osasuna venciendo a un Racing al que le duraba poco la alegría, un Levante Unión Deportiva que con su J.I.M. demuestra que lo de la experiencia no es tan importante cuando hablamos de un entrenador o un R.C.D. Mallorca que cumplió en su papel de sparring que no debía romper la historia de los records del Real Madrid: 100 puntos y 121 goles, a tres de lograr, valga la redundancia, una media de tres goles por partido.

Apunte Cuatro partidos en dos semanas que definirán mucho el Hércules de esta temporada en los últimos coletazos de la competición. Sumando ocho o nueve puntos bastaría para asegurarse la promoción pero, como siempre, partido a partido ante unos rivales sin mucho en juego(salvo el C.D. Alcoyano) y algo más difícil que es la intensidad final que será un ejemplo de lo que pudiera ser esa promoción.

No hay comentarios: