lunes, diciembre 08, 2008

Temporada 1955/56

Partidos: 30 (178)
Victorias: 5 (54)
Empates: 3 (31)
Derrotas: 22 (93)
Goles a favor: 33 (257)
Goles en contra: 86 (415)
Puntos :13 (139)

Puesto: 16º siendo el mejor puesto el 13º en la segunda jornada y el peor el 16º(último) que fue suyo desde la novena hasta la última jornada de esa temporada aciaga pero que, previamente ya había ocupado en otras ocasiones.

Jugador con más partidos: Xirau(30).
Máximo goleador: Xirau(10 goles).
Mayor victoria: Hércules 5-1 Deportivo de la Coruña.
Mayor derrota: Athco de Madrid 9-0 Hércules.

Si hay una temporada que se puede considerar de pesadilla es ésta. El equipo ha bajado en siete ocasiones en su historia pero esta manera fue traumática por todo lo que rodeó al equipo. El 9-0 en el Metropolitano en la primera jornada sólo fue uno de los tantos ejemplos de una temporada que se llevó por delante toda una esperanza de consolidación que el sexto puesto de la temporada anterior había hecho crecer: desde mantener al entrenador-aunque luego se le cesó en la sexta jornada- hasta contar con varios jugadores de la temporada anterior y que formaban parte de su columna vertebral. Pero la 55/56 fue gafe y nada se pudo hacer con ella. Estaba predestinada a ser nefasta…fúnebre. Una temporada que, salvo la victoria de la segunda jornada ante el Real Murcia, siempre se estuvo en puestos de descenso. Pero es que esta temporada también iba a tener el triste protagonismo de un fallecimiento que no fue en el acto pero sí influyó: el presidente Alfonso Guixot tuvo un infarto durante el partido ante el Real Madrid(0-4) del que no se recuperó, falleciendo un par de meses después. Pero no iba a parar el destino de intentar minar la moral pues Nasio, un delantero que llegó para mejorar los números de goles, sufre un choque en el partido ante el Español que pudo acabar con su vida; el parte médico es aterrador como el “estado agonizante” del jugador sobre el terreno de juego pero que fue recuperado por el médico Pérez Jordá. Cuatro derrotas consecutivas dan al traste con las esperanzas y Patricio Caicedo es cesado de forma fulminante. Iraragorri se estrena y el resultado es el arriba mencionado ante el club merengue; atrás queda la interinidad de Sergio Rodríguez como jugador-entrenador. Los partidos a domicilio son un sufrimiento constante- se pierden los quince partidos- y van minando toda esperanza de salvarse que se intentan desde la Viña debido a los resultados que se obtienen. En la jornada 18 se logra la tercera victoria al vencer por 5-1 al conjunto coruñés en el que marcó un joven de 26 años y que marcaría una historia en su equipo …y en el Hércules, Arsenio Iglesias. A esta victoria le siguió, de nuevo, resultados malos aunque destaca por su peculiaridad el 6-4 en el feudo culé tras casi remontar un 5-1 y convertirlo en 5-4 gracias a dos goles de Mekarle y uno de Luis Belló.El equipo se iba hundiendo en el último puesto y sólo era cuestión de saber qué día ocurriría el descenso evidente. En la jornada 25 el triunfo ante el Valencia prolonga siete días el fatal desenlace deportivo pero, al menos, otorga una pequeña alegría ya que el triunfo es claro y contundente, 4-0.De aquí al final, sólo queda la victoria ante la Cultural Leonesa en el último encuentro en casa.

Al año siguiente el ascenso es un objetivo pero la mala suerte de una reestructuración da el ascenso al primero pero niega opciones de promoción para el segundo. Tres años después del descenso se vuelve a caer, esta vez a Tercera división aunque el paso fu fugaz. Diez años tuvieron que pasar para celebrar otro ascenso a Primera. Eran los tiempos de Ramón, Arana o Lapetra.

No hay comentarios: