jueves, diciembre 18, 2008

Otras historias de "ex"

El pasado encuentro jugado ante el CD Tenerife tuvo dos historias que fueron de forma paralela al desarrollo del juego, tomando cierto protagonismo. La primera fue la celebración de Juanlu Hens tras marcar el 2-0 y la segunda, la que nos ha llevado hasta aquí, con Manolo Martínez como “víctima” de una supuesta agresión. Ambos fueron cuestionados por sus gestos, aunque en el caso del interior derecho hay que reconocer que no fue tan criticado como el mediocentro. Siempre se le suele preguntar a un jugador que juega ante su ex equipo si celebraría un gol si marca; las respuestas están entre el no y el sí, en función del grado de relación y recuerdo con el equipo rival. Ignoro o no recuerdo si Juanlu celebraba con tal intensidad los goles pero la celebración del otro día llamaba la atención. Está claro que no salió como él deseaba, no en el sentido legal pues estábamos hablando de una cesión, sino la imagen de irregularidad que se creó a lo largo de los encuentros. Juanlu Hens tenía sus virtudes(potente tiro) y sus defectos(bastante “Guadiana”). Personalmente, creo que sólo un jugador que ha sentido la felicidad vistiendo una camiseta acaba respetando ese escudo y su afición cuando juega con el rival.

El otro caso fue el de Manolo Martínez, aquel mediocentro que salió en la época de Manolo Jiménez y que estuvo en Alicante hasta la 2002/03. En su época herculana demostró profesionalidad pero fue discutido en varias ocasiones sobre si valía o no para el equipo(la misma historia aplicada a Toño) o era mejor otro estilo de futbolista. Desde el 2003 ha pasado por el Nàstic y por el Tenerife. Se hizo protagonista en el momento en que se echó las manos al tobillo en una entrada de Tote. Las imágenes que hay de la jugada mienten dos aspectos: el balón estaba en juego, no como indicaba el acta, y la intensidad del contacto que, no niego que pueda haberlo, pero no como para esa reacción tan exagerada. La tarjeta roja se pudo haber evitado con un poco de sangre fría pero puede que no sea tan fácil. Lo que llama la atención fue que entradas con igual o mayor agresividad fueran sancionadas con una simple amonestación(lo más normal en esta supuesta falta de Tote) mientras esa fue de roja directa. Para más inri, se podría observar en el vídeo que el delantero herculano comienza a reaccionar cuando ya está hecha la tangana y se podría interpretar que algún jugador tinerfeño provocase más el asunto que se hubiese resuelto con un simple gesto de Tote respecto a Manolo. Lo que ha habido después ha sido más grotesco: desde los hirientes comentarios de Tote a los innecesarios de Manolo Martínez. Afortunadamente, falta cerca de cinco meses para el partido de vuelta y esperemos que las aguas se templen para el bien de cada uno de ellos. De seguir la misma historia, sería conveniente, incluso, la no convocatoria del madrileño.

Apunte Tenía que ocurrir y así pasó: el despido de Javier Clemente era de esperar tras unos números exageradamente patéticos para un técnico que, hace tiempo, ha perdido los papeles y busca un club para seguir arreando contra aquellos que no le valoran como él se cree. ¿Le hicieron la cama? Se verá en próximas semanas pero el lamentable penalty lanzado por Capdevila hace pensar en que sí lo hubo.

No hay comentarios: