domingo, septiembre 04, 2005

Otro mundo

Cuando el equipo blanquiazul salga de vestuarios antes de las ocho de esta tarde verá los efectos positivos de su ascenso de hace poco más de dos meses: el estadio Santiago Bernabeu, con sus tres anillos y el esplendor de esas noches de gloria en la Champions, será el marco ideal para vivir el regreso a 2ªA como hace unos años supuso el regreso a 1ª División(1996/97) o, incluso, aquel primer partido de la temporada 1993/94 tras cinco años en 2ªB. Atrás quedan campos como el de Tafalla, Peralta o algo más dignos como el Mini Estadi o el del Figueres. Muchos de los que han vivido de pleno la 2ªB como Castro, Cámara o Jordi Martínez vivirán algo que no han tenido ocasión de disfrutar: jugar en un campo de verdad. Si bien es cierto que durante estos seis años se ha podido jugar en algún terreno digno de reconocer como "La Romareda", aprovechando que jugaba contra el filial maño, lo habitual ha sido jugar en terrenos donde encontrar más de seis filas consecutivas de altura en una grada era algo difícil. Ahora les espera en 2ªA campos como El Molinón, José Zorrilla o el Martínez Valero. Estadios mundialistas como el Rico Pérez y de los que se debe aprender a la hora de recuperar el propio coliseo herculano.

Sin embargo, desde el pitido inicial habrá que olvidar todo y estar centrado en todo lo que ocurrirá en el terreno de juego. El equipo deberá ir mostrando mejoras para tranquilizar esas dudas que habían surgido en los dos encuentros oficiales jugados hasta ahora. Lo que salta a la vista, a parte de los problemas de seguridad en la portería que comenté el jueves, es que, a pesar de que parece que algunos equipos son superiores, especialmente en el apartado físico, esa diferencia no se ve reflejada en el marcador. Es más, la mala suerte ha sido lo que diferencia un inicio malo de uno bueno: el penalty errado por Miguel en el minuto 87' impidió que el equipo sumara los tres puntos mientras que el gol en propia puerta de Lupidio en el 91' apeó al equipo blanquiazul de la manipulada Copa del Rey- como mal menor, impidió una prórroga letal teniendo en cuenta que el rival de hoy no tenía que jugar la Copa del Rey- cuando, en la primera parte, un remate de Kiko Ratón había ido directo al larguero. Puede ser extraño pero, a veces, los resultados, sino están acompañados de fundamentos, resultan fatales porque parecen un espejismo que no ayuda a resolver los fallos. Como mal menor, sólo hay que recordar que los dos últimos descensos a 2ªB vinieron acompañados por victorias en la jornada inaugural. ¿Alguien esperaba cuando el Hércules ganó en septiembre del 1987 al Bilbao Ath por 5-1 que ese equipo descendería? ¿O ese 2-3 en el feudo del filial atlético remontando la inicial ventaja de dos goles del equipo colchonero en apenas un cuarto de hora? Miremos que lo positivo de estos mal resultados sirve para crecer y aprender a afrontar las circunstancias negativas que surgen a lo largo de noventa minutos. Lo demás en pan para hoy y hambre para mañana.

Apunte Aún se espera el debut de Toché, Sisi o Borreguero. Se quiere ver si ellos son ese punto de más para ir hacia delante. El jugador manchego puede ser el siguiente en debutar y, lo más posible, es que se adueñe de la banda derecha salvo lesión, sanción o... porque esté seleccionado para jugar con el combinado sub-21.

No hay comentarios: