martes, septiembre 20, 2005

Dar un toque

Aunque el desarrollo del juego empieza a dar buenas sensaciones de cara a no sufrir más de la cuenta, es importante tratar de arrimar más jugadores a este proyecto de cara a no perder elementos con el paso de las jornadas. Son jugadores que, en su mayoría, son incorporaciones para esta gran temporada; por esta condición, muchos de ellos desconocen que Mandiá es un entrenador que suele mantener el once salvo que el jugador deje de rendir de forma notoria. Varios de ellos ya están viendo que su rango de titulares en la primera jornada de Liga está convirtiéndose en un espejismo salvo que comiencen a demostrar algo más. Redondo, Navarrete, Tortolero, Kiko Ratón, Lupidio son algunos de los jugadores que, por su inicial actuación, se han visto superados por otros jugadores que, para su desgracia, están rindiendo más, bien por su juego, bien por su casta. Así, Castro, teórico suplente, está siendo titular a costa de Redondo; Navarrete deberá dar un poco más de punch ante un Sisi que sí era previsible titular y que va camino de "comer" el ánimo del gaditano como lo hizo con Tarrés el año pasado; Lupidio ha visto como le ha sobrepasado tanto Vicente como Palacios y nada ha valido su gol inicial en la primera jornada; en el caso del tinerfeño, tanto Moisés como Toché le impedirán tocar titularidad. Aparte de ellos queda Miguel, la perla de la cantera, que, quizás, no ha encontrado el camino de la titularidad aunque no hay que reprochar su falta de rendimiento: estuvo desubicado en un flanco que, hasta la llegada de Kike Mateo, no tenía dueño.

Sin embargo, la palma se la lleva Jesús Turiel. El malacitano provenía del Elche, a la sombra de Moisés, el otro procedente del equipo ilicitano. Era uno de los jugadores que, en los momentos finales de la temporada pasada dejó de aparecer en los onces de Josu Uribe. Las características del jugador eran interesantes: recuperaba balones, convirtiéndose en el primer "filtro" antes que los rivales lleguen a la defensa. La rémora que tenía era su propensión a las tarjetas(12 amarillas y 2 rojas en 24 partidos el año pasado) pero muchos entendían que era el peaje por una labor muy "visible". Sin embargo, sus primeros partidos mostraron una cara algo más terrible. En los duelos de pretemporada ante el Elche, quizás por un exceso de "motivación" de jugar ante sus ex compañeros, se vio a un jugador temperamental en exceso y que se revolvía en las faltas, además de una descarada previsibilidad en la falta. En definitiva, se veía venir que era un jugador que iba a dejar al equipo con diez en más de una ocasión como se demostró en el Bernabeu- amonestación en la primera parte, salvó en un par de ocasiones la expulsión hasta que el colegiado no pudo y acabó por mostrarle la tarjeta roja-, si bien, le ocurrió lo peor que puede sufrir un jugador expulsado en un partido: "se jugó mejor con diez que con once"; desde entonces, Álvaro Cámara ha ocupado su puesto y, ni siquiera, le ha perdonado el mister cuando le dejó esta semana fuera de la convocatoria a pesar de que la sanción ya se había cumplido. Veremos si ha podido aprender la lección de que no hace falta ser marrullero a la hora de robar/recuperar balones.

Apunte . Excelente ejecución de Toché en el tanto de la victoria. El único problema que podría tener el delantero a partir de ahora acabe siendo ese revulsivo como el año pasado con Jordi Martínez y toda esa "polémica" con Merino.

No hay comentarios: