martes, enero 11, 2005

Aplausos

Esto parece que cambia. La victoria justa ante los "maños" ha ilusionado a la afición que se merece algo después de un año y medio aciago y con pocos momentos felices que "llevarse a la boca". Unos momentos que la afición había sufrido con paciencia ante tanto desbarajuste en lo social y en lo económico. La afición vibró como no se recuerda en los últimos tiempos, quizás ese empate ante el Barça B cuando se disfrutó de una remontada a base de goles de Asián y un joven Máyor que llevaba unas semanas en el primer equipo. El sábado fue un día feliz para los herculanos que se acercaron a vivir un partido, en teoría, difícil. Para ello, ciertamente colaboró el equipo con un inicio que todos desean ver por su ímpetu. Es difícil recordar cuando fue la última vez en que el Hércules había marcado dos goles en los 20' iniciales. Pero tampoco hubiera pasado nada si el marcador hubiera sido de empate a cero con esa avalancha de juego y oportunidades. Dos goles entraron pero también otros dos estuvieron a punto si Miguel o Sisi hubieran acertado con la puerta. Esa es la tendencia que deberá seguir el equipo en los partidos que quedan. Lo que ha de quedar claro es que no todos los días se estará acertado pero que lo importante es que ese es camino para hacer algo interesante.

Lo más importante en este momento es que el equipo con un cambio de actitud como este tiene más opciones que antes de lograr algo histórico. En suma, será el momento de algo tan compatible como "estar en las nubes" de la afición y los "pies en el suelo" en el caso de los jugadores. Cuando esos ingredientes se den los aplausos como los del otro día serán algo que se repita en cada encuentro. Como decía Mandiá: «Cuando les das un poco de juego e ilusión contestan con creces» , ese es el camino que deberá seguir el equipo para que el 2005 sea algo diferente a otros años.

No hay comentarios: