martes, enero 18, 2005

39 puntos


Más o menos. Esa es la cifra que el equipo debe conseguir en esta segunda vuelta para obtener esa ansiada plaza de promoción que nos meta de cabeza a ese doble enfrentamiento. Es una cifra que se resume, por simple cálculo, en 13 victorias de los diecinueve partidos, trece encuentros en los que la victoria debe caer de lado blanquiazul en una segunda vuelta en el que se jugará diez en el Rico Pérez, feudo que se debe convertir en inexpugnable, y unas victorias en campos como Huesca, Badalona, Sabadell o Novelda que apuntalen a este equipo.

No hay duda de que lo más difícil de una marca de "campeones" es creérselo en los primeros partidos y, para ello, no será negativo tanto enfrentamiento directo ante Alicante, "Vila", Badalona o Peralta. Si el equipo sale bien de estos envites (alcanzar los 40 puntos)alcanzará la confianza para encauzar el objetivo de cara a terminar la temporada entre los cuatro primeros y, sobre todo, le permitirá observar el camino que quede pendiente en el último cuarto de Liga. Puede incluso que esa cifra de 67 puntos es una cifra anecdótica y puede que sea excesiva pero nunca viene mal ir sobrado, sobre todo con un final de Liga donde la confianza debe hacer el resto. Sólo así se puede lograr alcanzar la posición deseada. Ahora ha llegado el momento de dejar especulaciones a un lado y creer en la victoria.

El fútbol ha demostrado desde sus inicios de que toda reacción es posible: el año pasado, el Espanyol se salvó y el Barça de Rijkaard pudo remontar hasta 17 puntos al Madrid en toda una segunda vuelta, el Atlético, en su primer año del infierno se quedó a un gol del ascenso tras una reacción asombrosa y así, muchos más equipos han demostrado que todo es posible si se lo proponen.

No hay comentarios: