miércoles, agosto 07, 2013

Cluedo

  Hay tres juegos de mesa que tengo en la memoria por las veces que jugué a ellos: el Risk, el Monopoly y el Cluedo. El Risk era un juego odioso...como lo son todos cuando no se gana pero no voy a negar que, durante el juego, había lances divertidos como defender varios ataques enemigos(tres dados contra uno); el Monopoly era lo opuesto, se me daba bien por mucho que fuera un juego donde la suerte te ha de permitir salvar escollos en forma de hoteles. Por último, estaba el Cluedo, un juego en el que uno apostaba quien era el culpable, dónde y con qué arma. Ay, perdón. Me he equivocado, decía sospechaba y finalmente acusaba. En mi caso era habitual quedar eliminado(a ver, que jugaba con 10-12 años) tras falla mi acusación. Me pasaba a mí y, supongo, que al presidente de la LFP, visto el modo de actuar con el tema de las apuestas(¿entienden ahora el error cuando hablaba del juego?).

   En sí, el caso es absurdo. Un equipo acude a casa de otro necesitado de una carambola para salvarse del descenso a 2ªB. Es cierto que la primera parte del Hércules fue apoteósica, es difícil recordar un partido en el que se mande hasta cuatro veces el esférico a la “madera” pero lo lograron. En la segunda parte, marcó el primer gol el Racing de Santander y el conjunto blanquiazul bajó los brazos. Un mes después, el presidente de la LFP y EL MUNDO sacaron que el partido estaba amañado en base a unas apuestas extrañas que aventuraban victoria herculana y derrota en la segunda parte por dos o más goles. Hubo que esperar tres semanas para saber el nombre, bajo seudónimo, de los apostantes, apuestas e importe. Eso sí, insistir que el resultado quedó 0-0(extraño decir que el partido estaba amañado para que el Hércules fuera por delante en el marcador y no ser así) y que luego hubo muchas apuestas hasta bajar la cuota de victoria del Racing. En ese momento, uno se pregunta...¿es que un herculano no habría apostado, conociendo cierto dicho de “quién perdona, la paga”, por la victoria cántabra?. Sin embargo, desde la LFP se insistía en que estaba amañado en base a unas apuestas determinadas. Para más inri, acompañado del Consejo Superior de Deportes, que busca un caso de chivo expiatorio para el tema de Madrid 2020, sin darse cuenta que ya ha hecho dos ridículos relacionados con el ciclismo y el atletismo con resultados nefastos por querer ir demasiado deprisa y buscar más lo mediático.

   Desde Alicante se reclama que se diga los nombres de jugadores y directivos implicados si los hay. En ese caso se asumiría la pena. Creemos que el tema de las apuestas es tan absurdo que podría darse que un millonario apostase como lo hicieron algunos de los apostantes- los nombres que ha transcendido en prensa- por la victoria del F.C. Barcelona o Real Madrid y eso no puede significar que un partido esté amañado. Es decir, se acusa, se quiere tomar como medida cautelar(sin darse cuenta de lo irreversible daño que generaría) sin fundamento. Si lo hubiera, ya habría que hablar qué responsabilidad tendrían los jugadores o el club. Si ya el tema es absurdo(tema de apuestas), achacar al silencio de los jugadores para decir que hay culpa es otro de los argumentos sin sentido que amenazan al club. Y, para rematar la faena, el sinsentido de la responsabilidad objetiva del club ,según la teoría del presidente de la LFP, por la cual si un trabajador ha incumplido una norma, es la empresa quien debe pagarla. Acusaciones graves que deben de tomarse con cierta cautela y no decir alegremente por el daño que genera porque, al fin y al cabo, no es un “Cluedo” cualquiera sino algo que implica muchas cosas.

Apunte Mientras, el fútbol sigue su camino: el Real Madrid buscando su Bale, el F.C. Barcelona disfrutando de su Neymar y el resto de clubes luchando por acabar tercero, aunque sea a veinte-treinta puntos.

No hay comentarios: