viernes, agosto 10, 2012

No sé mañana

Parafraseando las películas de ciencia ficción en las que el protagonista, se envía una carta a sí mismo, para leerla en un futuro: Si estoy escribiendo esto, es que algo va mal. Escribo estas líneas mientras escucho a Rosana :No sé mañana...

De algo estoy segura, hoy no siento lo mismo...

El Hércules CF ha tenido muchas etapas oscuras a lo largo de su andadura, muchas, tal vez demasiadas, pero siempre estaban esas pequeñas alegrías que compensaban todo el sufrimiento padecido, y que le daban ese nosequé especial a esta entidad. Sin embargo, de un tiempo a esta parte todo se ha vuelto oscuro. Ni las grandes alegrías, son suficientes para aplacar la enorme tristeza que siento cada temporada que pasa por el devenir de esta entidad, a la que veo cada día más cerca del precipicio… a la que veo cómo sus dirigentes la empujan cada día más a ese precipicio... Sólo hay algo peor que el amor o el odio…la indiferencia..., hoy derramo lágrimas porque cada día la veo más cerca...

...no siento ganas de luchar por ti, ya no me dejas a morir por dentro...

No reconozco al Hércules, cuyos partidos me llevaba mi abuelo o mi padre a ver. Trato de buscarlo pero no lo encuentro, sé que está ahí, en algún sitio, pero no lo veo.

Por primera vez en todos mi años de abonada me encuentro en la disyuntiva de abonarme o no hacerlo. Nunca, jamás, me había costado tomar esta decisión, y lo peor es que cualquiera de las dos opciones me dolería por igual.

La cabeza me indica que no puedo seguir financiando todos los desmanes de esta directiva. No puedo estar financiando todos los abusos de poder, los maltratos a las pocas personas honradas y trabajadoras que quedan en este club, no puedo estar financiando el fichaje de yernísimos, ni de condenadísimos, no puedo estar financiando infamias, el taparme la nariz ya no es suficiente, porque el olor es demasiado fuerte para poder ocultarlo.

Te dejo la llamada de mi piel, mientras decides sí o no te dejo...

Pero el corazón tiene motivos que la razón no entiende, y no puedo dejarte tan fácil, Hércules, a tu suerte. Sé que si me voy nunca volveré, y si vuelvo, nunca volverá a ser lo mismo. No puedo abandonarte así, no puedo, pero no sé si quieres que lo haga, hoy da la impresión de que sí...

Y no te miento, sé que siento que hoy no es amor no es ternura, no es odio ni amargura, hoy he salido de ti bordeando la locura, hoy no es pasión lo que siento, no es pena, ni tormento, hoy he salido de ti y entre lágrimas vi romperse el firmamento...

No sé mañana, sé de hoy. Macho Hércules

No hay comentarios: