domingo, mayo 01, 2005

Ilusión desbordada

Sí, señores, la "Herculesmanía" vuelve tras unos años desaparecida y tras vanos intentos de recuperarla en años anteriores. La venta de mini - abonos va por buen camino, los cerca de dos mil nuevos abonados que los han adquirido se suman a los poco más de 4500 de inicio de temporada y, con ello, se recupera la anterior ilusión, la del inicio de la temporada pasada. Si por septiembre hablaba de que el estilo de fútbol- balón largo y sin sentido- había hecho perder dos mil abonados, el juego con Mandiá los ha recuperado para este "sprint" final. Ha logrado el entrenador gallego tornar la dirección equivocada y dirigirla a un fútbol más agresivo ; donde el aficionado acude con una idea clara de que sí puede ver ganar a su equipo o verlo luchar hasta el final como aquel día ante el Levante B cuando, hace unos meses, el sueño era sólo verlo empatar un partido y los rivales, estilo Alcoyano, le perdían el respeto. Ahora, se puede ver ganar, empatar o perder pero ves algo de juego, ves una garra que antes era imperceptible.


Esta ilusión también llega al equipo como se observa las diferentes declaraciones de jugadores y entrenador dando gracias a la afición por llevarles en volandas. Esta comunión es evidente que resulta un factor positivo por el sólo hecho de que los futbolistas se sienten más animados para ir más allá de ese 100% "profesional"- el que los futbolistas alcanzan por el simple hecho de jugar con la camiseta de quien paga- y llegar a un porcentaje superior, sea por confianza propia, sea por ánimo. ¿Quién iba a decir a aquellos jugadores, que se mostraban molestos por los pitos de la afición al cuarto de hora, que ahora alabarían a la misma? Es más, alguno ya empieza a reconocer que el juego que hacen ahora era más vistoso que el que se hacía antes y, subconscientemente, entienden que la afición pitaba porque tenía esa sensación de que eran mejores de lo que la tabla clasificatoria indicaba en ese momento. En definitiva, lo más positivo es que se ha cruzado la línea y la ilusión de la afición ha llegado hasta la primera plantilla. Subirán o no subirán pero ya es otro ambiente.

Apunte La gente aún se pregunta como un equipo con tanta "calidad" puede estar penúltimo y con riesgo de bajar a Tercera. Clotet, Geli, De la Fuente, el hermano de Alfonso Pérez no logran reconducir la nave gerundense.

No hay comentarios: