jueves, abril 28, 2005

Salvados

El pasado domingo se jugó un partido importante para la entidad. El Juvenil A debía enfrentarse ante el Gerona en la última jornada de División de Honor y con el descenso asomando en caso de perder el encuentro decisivo. El partido se controló de principio a fin aunque hubo momentos de peligro de que el equipo catalán pudiese empatar; la definitiva tranquilidad llegó de las botas de Vicente ,asegurando la permanencia por tercer año consecutivo en la "Liga de las Estrellas" categoría juvenil. Una categoría que da valor a una entidad que no pasa los mejores momentos en lo que se refiere al primer equipo- en referencia a la división y no al estado actual en la clasificación. Una categoría que, de haberla perdido, hubiera dejado "tocado" a varios miembros del Juvenil B que debían de jugar con el A en la próxima temporada. Ha sido, pues, una salvación con sabor especial una vez que la Federación decidió que debían de bajar cinco equipos en vez de cuatro.


Por mi parte, me queda felicitar al Juvenil A por un logro que, en determinados momentos, creíamos difícil de lograr. No soy un aficionado que suela acudir a la ciudad deportiva pero sí valoro el gran papel que desempeña la cantera en un club tradicionalmente "comprador" y donde muchos canteranos han sufrido para alcanzar el "cariño" del que dispone Miguel; la lista es larga: Toño, Palomino, Manolo Martínez, Ivars, Carmelo, David de la Mota, Arroyo, Varela, Gonzalo, etc. Ya comenté en un artículo llamado "Alicantinos"(para un breve repaso, pulsar en marzo 2005) la importancia de que hayan alicantinos en el primer equipo puesto que son los jugadores que deban llevar la iniciativa. Aún más, una cantera, aunque parezca deficitaria, nunca lo será si lo comparamos con la contratación de un jugador fichado de fuera; el rendimiento de dicho jugador contratado, salvo honrosas excepciones, no es superior al que llevase el canterano. No es cuestión de demagogia pero sí de valorar la importancia de la cantera en cualquier equipo de fútbol. Por ello, la salvación del Juvenil A es fundamental para el Hércules ya que, tradicionalmente, ha sido el último equipo tras la primera plantilla.

Apunte Jordi Martínez no estará el domingo al alcanzar el cupo de cinco tarjetas amarillas. Aunque se va a echar de menos el delantero catalán, es más importante su presencia en Castalia, ante el Espanyol B o en tierras mañas que ante el Gerona, el único equipo "fácil" que le queda hasta final de temporada

No hay comentarios: