jueves, mayo 05, 2005

Revuelo innecesario

Este blog nació con el objetivo de analizar lo que acontece al Hércules y, si se terciaba, sobre el fútbol en general. El racismo, la Eurocopa de Portugal-2004, los planes del seleccionador español de jugar en una sede fija, los repentinos fallecimientos de jugadores sobre el césped fueron temas que, por su interés, quise mencionar. En ellas buscaba algo que, de forma rebuscada, tuvieran una mínima relación con el Hércules salvo que fuera imposible ésta. En esta ocasión, sin embargo, unos comentarios del lateral brasileño Roberto Carlos, dando por hecho la derrota de la Real Sociedad ante el Barcelona en la última jornada, recuerdan claramente un incidente que se desarrolló con el Hércules por medio, allá por 1999. En aquella ocasión, el equipo alicantino iba a jugar su último encuentro en 2ªA ante el Mallorca B en lo que iba a ser un "pastelazo" fraternal- el Mallorca y el Hércules eran propiedad en esos años de Antonio Asensio- donde el cero a cero era el resultado cantado una vez que los bermellones se salvaban del descenso a la división de bronce con un empate; de repente, desde Eibar, donde se jugaban también el descenso, empezaron a "dudar" del equipo alicantino dando por hecho el empate ya que eran equipos "hermanos". El resultado fue un triunfo sorprendente de los blanquiazules por uno a tres, mandando al Mallorca B de Albert Luque, Diego Tristán, Leo Franco y Álvaro Cámara, actual jugador herculano, a 2ªB. El mismo Manolo Jiménez quiso demostrar la caballerosidad y deportividad de los herculanos comentando que la misma victoria les perjudicaba ya que habían descendido a un seguro rival en 2ªB, la siguiente temporada. El Eibar, agradecido por el trabajo de los herculanos, "empaquetó" a Crescencio Cuéllar hasta tierras alicantinas por el favor tan esplendido. Así fue como un duelo fraternal devino en "fraticida". Cinco meses después, Asensio se desembarazó del Hércules.


Así pues, los comentarios del lateral merengue tenían un claro afán de conseguir que los propios jugadores donostiarras se sintieran con una "obligación" extra cuando su temporada ya ha terminado en lo que refiere a objetivos. Un error importante es que ha comenzado demasiado pronto con esta dialéctica cuando aún falta dieciocho días para llegar a esa última semana, una distancia en el tiempo que olvidará este episodio del brasileño. Una última jornada que, por cierto, puede ser intrascendente dado que los culés ansían ganar matemáticamente la Liga el día de San Isidro, a falta de dos jornadas, como venganza de ese 0-2 que le infligió el Madrid el día de Sant Jordi de hace tres años. Sólo un milagro puede hacer que la lucha por la primacía del campeonato llegue hasta la última jornada pero, de conseguirlo, este comentario de Roberto Carlos, recuperado a golpe de hemeroteca, quedaría sin efecto. Por esta razón, el error ha sido de tiempo más que de forma puesto que muchos aficionados madridistas ya piensan que ese partido tiene resultado seguro... pero, para entonces, han de estar "vivos" y eso aún no está seguro. Mientras tanto, Karpin seguirá esperando la llamada telefónica a la hora de recibir la "prima" por ganar.

Apunte También la Liga de las Estrellas alcanza a la 2ªB. José Luis Oltra dejó el Levante B para entrenar al primer equipo; mientras tanto, el filial granota se convierte en incógnita en estos cuatro partidos donde puede jugar la promoción, puede quedar fuera de los cuatro puestos o, estando en puestos de privilegio, quedarse en las puertas porque el Levante baja a 2ºA. Curiosa paradoja ésta: que el mister pudiera ser "verdugo" de las aspiraciones de los que fueron sus jugadores durante toda la temporada.

No hay comentarios: