martes, mayo 17, 2005

Objetivo cumplido

Se cumplió el primer objetivo. Los jugadores herculanos van a tener que trabajar en junio para luchar por una de las cuatro plazas de ascenso a 2ª y regresar a la categoría que le corresponde, como mínimo. Una promoción con un sabor a ilusión y esperanza tras una remontada excelente en este 2005 y que se confirmó gracias al espectáculo que dio el equipo, especialmente en la primera parte, el sábado pasado. Muchos son los ingredientes en este gran logro: el cambio de entrenador, esa mejora sustancial en casa, ese aguante hasta última hora en muchos encuentros, la recuperación del rendimiento de varios jugadores, etc. El pasado sábado, quizás caldeados por las críticas del partido anterior, realizaron un partido arrollador en el que el Espanyol B se vio desbordado por un equipo que se jugaba más que ellos en este desafío. Además, este Hércules alcanza la promoción con toda la suerte en contra- varios penas máximas erradas, varios balones a la "madera"- pero con un juego que logra los objetivos a pesar de ello; una promoción que se disputará con la ilusión de que toda la mala suerte que ha acompañado a los jugadores en los últimos tiempos se invierta y se materialicen las ocasiones realizadas.

Por cierto, surgió en los días previos y posteriores al triunfo herculano un debate sobre si se debía de celebrar el pase automático a promoción. Había dos posiciones: los que sí consideraban celebrarlo y los que no. El argumento para el "no" se basaba en que el Hércules sólo podía aspirar al ascenso y que jugar la promoción era algo que debía ser natural por el nombre que tiene el club en 2ªB; por el contrario, la celebración de la promoción era más por olvidar, con este logro, estas dos últimas temporadas miserables, de escaso fútbol y de nulas aspiraciones antes de llegar abril. Tan comprensible era una opción como la otra. Jugar la promoción era obligado por historia mas eso no debe olvidar que, durante dos años, la afición sufría en cada partido y que, por una vez en la vida, se había ganado el derecho a ser feliz, al menos, por un día. Ya se verá cuanto acontece en junio.

Apunte Se confirmó la marcha de Subirats y se está a la búsqueda de un nuevo director técnico. Algunos rumores colocan al amigo de Subirats, Juanjo Rodri en la órbita herculana. Si es así, supondría su regreso a la entidad herculana tras marchar en el año 98. De aquella época se recuerdan los fichajes de Bolo, Sandro Laranjeira y Alex Pascual, jugadores llegados de su mano, y que tuvieron un rendimiento, digamos, incierto e irregular. Si viene, mucha suerte.

No hay comentarios: