lunes, julio 31, 2017

Trece años...después

Antes de todo hay que explicar el contexto: dos equipos de Alicante se disputan algo más que jugar o no el play-off de segunda B. Uno de ellos llevaba unos años casi estancado desde que dejó la primera división en 1997; el otro había descendido a Regional Preferente en ese mismo año pero ya estaba en plan creciente...y en 2ªB en 2001. En ese año llega al Alicante Club de Fútbol el jugador alcoyano Julián Cerdà Vicente, "Juli". Durante tres temporadas fue uno de esos jugadores que el herculanismo odiaba a su manera, es decir, que no lo quería ver ni en pintura...pero también gustaría tenerlo en las propias filas blanquiazules.

Su periplo por el Alicante CF dejó además tres goles en contra del Hércules y ser artífice en dos de las victorias del conjunto alicantinista sobre el herculano. Desde entonces, ha sido un jugador que me ha llamado la atención por cualidades propias y por la capacidad de contagiar entusiasmo a sus compañeros. De hecho, el delantero(que no "9") ha jugado doce partidos contra el equipo en el que comenzará una nueva etapa, quizás la última.

De ese Alicante CF con el que el Hércules jugó partidos de demasiada tensión han sido varios los que dieron el salto al club blanquiazul: Sendoa(2006-2011), Manolo Pérez(2005/06),Chema(2014-2017),Mantecón(2006-2008), Edu Albacar(2006-2008). Juli es el último jugador que habrá formado parte de ambas plantillas aunque hace trece años que salió del Alicante CF. 

Sería difícil pensar si hubo alguna opción de haber fichado por el Hércules CF antes de este 2017. Si hubo una temporada en la que debió estar cerca, fue la 2006/07 cuando tres jugadores del Alicante CF ficharon por el Hércules CF(Sendoa, Mantecón y Albacar), entrenado por José Bordalás. El entrenador lo ha tenido en el conjunto alicantinista(20 partidos), Elche CF(32 partidos), AD Alcorcón(53 partidos) y Deportivo Alavés(40 partidos).

Aunque me alegra su contratación, siempre tendré la sensación que su llegada al club alicantino debió ser hace trece años.

Apunte En teoría, si nada ocurre, debe ser el día en el que el IVF convoque una subasta que la afición lleva meses esperando. Una prueba de fuego, además, para los que tanto propugnaron una alternativa a los actuales dirigentes. Después de la subasta será difícil que se produzca otro cambio.

No hay comentarios: