domingo, julio 16, 2017

De ilusiones...y rutinas

Reconozco que llevo dos años de dudas en blanquiazul, dos  veranos duros en los que aún me siento titubeante sobre la más sagrada de las decisiones que un aficionado debe tomar en estas fechas:¿abonarme o no abonarme? .  No es fácil decidir en una época tan compleja y con esa temida espada de Damocles, en forma de suspensión cautelar o no de la famosa y manida sanción de casi 7 millones de euros . Un miedo en forma de cierre de persiana, en mitad de la temporada, es lo que hizo que lo pasara mal la temporada pasada…y que sigue en la actual. A ver, no voy a negar la evidencia que mi situación personal hace que no quiera, ni por asomo, pagar un abono para que dure “tres o cuatro partidos”. Si pago el abono es para que, en general, me sirva toda la temporada. Y esa sensación no la tuve el año pasado y no la tengo en ésta.

Es una lucha de dos “yo”( más normal en un géminis, por cierto) en el que, por normal general y, como en esos partidos de ingleses y alemanes donde casi siempre ganan los últimos, acabará prevaleciendo, posiblemente,  el  “yo” herculano sobre el “yo “ pragmático…y acabaré pasando por taquilla. Pero está siendo a un gran precio: el de la ilusión.


No  les voy a negar una evidencia, no me siento ilusionado. Entiendo que la gente esté soñando con ascensos tras el regreso de Falcón y Samuel Llorca, pero no me siento motivado. Ni siquiera me siento belicoso como el año pasado con Luis García Tevenet. Gustavo Lionel Siviero puede ser un buen entrenador…y no serlo(ya que estamos con el Hércules de Schrödinger). Habrá que esperar a verlo en pretemporada para ver si me convence o no. La temporada pasada fue tan particular que, ni siquiera un 0-4 en la jornada inaugural me ilusionó.  De hecho, hasta la jornada 30 no me alegró ninguna victoria del Hércules(lo cual ya es triste).Tuvo que irse cierto entrenador sevillano para que un partido ganado me hiciera salir del estadio con, al menos, una sonrisa.


Las pasadas semanas han vuelto a ser duras: que si el tema de la subasta(insisto, deseo que aparezca más de un sobre cerrado), que si el tema de la deuda con Hacienda(veremos qué actitud toman después de la larga cambiada del presidente). Una parte de mí me dice que, una vez las acciones estén en poder de los que dirigen el club(sean unos u otros), lo anormal sería dejar caer el club por lo de Bruselas. Lo normal, pues, será que se acabe pagando aunque sea cambiando un pasivo(tema sanción) por otro(deuda del club con el “pagador” de ésta). Pero esta es una suposición, que conste.


Posiblemente, cuando los dos problemas principales se resuelvan, sea el momento en que la ilusión pueda rebrotar en mí y ya poder dirigir mi mente y mi corazón al terreno de juego.


Apunte. Dentro de unos días se sabrá el calendario en el que estarán siete catalanes, siete valencianos, cuatro baleares y dos aragoneses. El morbo, con todo, estará en el rival del Real Club Deportivo Mallorca . Quizás su regreso a segunda B (estuvo en la temporada 1980/81) le depare jugar contra  SD Formentera o  SCR Peña Deportiva Santa Eulalia.


No hay comentarios: