jueves, agosto 03, 2017

Cuarenta y tres años convulsos



Hace cuarenta y tres años, Alicante disfrutaba de una noche emblemática. No era la primera vez que se inauguraba un estadio del Hércules pero sí se basa en el que está disputando actualmente sus partidos. Ojo, no era fácil: durante su existencia ya había jugado en dos terrenos de juego(La Viña por partida doble y el Estadio Bardín) y en el estadio José Rico Pérez lleva 43 años, que ya es una cifra considerable, que no está mal comparado con lo ocurrido hasta 1974.

Estos cuarenta y tres años han sido convulsos a todos los niveles: deportivo, estético y de propiedad del feudo blanquiazul . Todo un periplo llamativo a lo largo de estas cuatro décadas.



-          Deportivo: Sin duda, ha “visto”  en su césped a grandes futbolistas mundiales gracias a la estancia del Hércules en Primera división durante doce temporadas(desde 1974), los amistosos y, sobre todo, haber sido sede en el Mundial’82 de, nada más y nada menos, la campeona que defendía su título logrado en 1978, Argentina.  Pero, por desgracia, también ha “visto” a equipos que nadie podría decir a los cuatro vientos y sí con  cierta sordina , “gracias” a sus quince años en el inframundo de 2ªB. Ha “vivido”  dos ascensos(1984 y 2006), dos fiestas del ascenso(1993 y 1996 tras las gestas de Las Palmas de Gran Canarias y Badajoz) y ese “ascenso en bandeja” que fue el gol de Portillo ante el Rayo Vallecano en 2010. Por lo contrario, vivió el descenso de 1982(a 2ª), 1988(a 2ªB),2011(a 2ª) aparte de “funerales deportivos” tras otros descensos…más lo de 1997,ante el FC Barcelona. Descenso a 2ª en la madrugada y “fiesta” para los herculanos…y madridistas al finalizar el partido. Algunas alegrías y otras penas “menores”.




-          Estético. Un estadio que en 1981 vio su primer gran salto cualitativo: la grada de preferente Alta(más añadido de la zona cubierta). Su fisonomía particular, con esos asientos de tribuna, con ese hormigón del resto de gradas que hacía creíble aquello de 40.000 espectadores.  Allá por 1993 se valló el fondo norte junto a preferente lateral o el “quesito” poco después. A principios de 1997 se culminó el proceso de poner asientos en todo lo que quedaba de estadio y se ordenaban los de tribuna aunque eso supuso la pérdida de mucho aforo, dejándolo en poco menos de 30.000 espectadores. En 2010 cambió a ser un estadio de asientos azules de forma completa. El marcador DARDO desapareció poco después de dejar de ser útil, allá a finales de los noventa. Dos marcadores electrónicos-uno casi del pleistoceno y otro utilizado al 20%- cambiaron la fisonomía. También ha vivido, en lo deportivo, el uso compartido del estadio entre 2001 y 2010 con el Alicante CF, que conllevó varios problemas entre los que destaca un césped maltrecho.



-          Multipropiedad. Es lo más extravagante. Lo normal es que un estadio tenga una propiedad determinada(club o municipal) a lo largo de la existencia de la instalación deportiva. A lo sumo,  un club vende el estadio y lo convierte en municipal a cambio de unos dineros para arreglar algún desaguisado…y luego está el estadio José Rico Pérez, que ha conocido cuatro propietarios en estos cuarenta y tres años: club(1974-1994), Ayuntamiento(1994-2007), empresa privada asociada al club en el tema accionarial(2007-2017) y, por último, Instituto Valenciano de Finanzas(2017 en adelante). Ahora estamos en mitad de una disyuntiva respecto al convenio de uso del estadio del Hércules, el pago de un excesivo canon o estar cumpliendo con Hacienda como requisito para utilizar el estadio.



Apunte Desde Grada Preferente queremos unirnos al dolor del deporte español por el fallecimiento del mítico piloto de motos Ángel Nieto, campeón de 12+1 títulos de campeón del mundo. Se echarán de menos también sus conocimientos que desplegó  en las retransmisiones deportivas.

No hay comentarios: