miércoles, marzo 01, 2017

Calculadoras sin batería

Estamos en la jornada número 27 y la gente está con la calculadora en la mano, intentando ver opciones de clasificarse. No hay ilusión y sí buscar, algunos, un resquicio para creer en posibilidades para jugar el play-off. Hacer cábalas, ver puntuaciones de otros años con la esperanza de conseguir alcanzar un puesto que albergue opciones de subir. Un esfuerzo baldío en sí porque el problema está en los sentimientos que genera este equipo cuando juega, la poca intensidad que le pone y, sobre todo, lo nada que transmite el banquillo. Hacer cálculos, mirar referencias bastante alejadas de la realidad para intentar "buscar algo" es lo que se ha estado haciendo:" llevamos seis derrotas, aún podemos ser líderes"..."llevamos ocho derrotas, aún podemos ser líderes pero menos"..."llevamos once derrotas, a ver si sumamos 25 puntos de 33 posibles".

El problema se torció cuando aquellos que iban exigiendo ceses de entrenadores con cinco derrotas, porque su "juego" no era bueno, eran excesivamente educados a pesar de las continuadas derrotas, muchas ellas de "calidad"(por lo que se refiere al rival de turno). Se han ido varios trenes(de hecho, el filial culé está a trece puntos y el CD Alcoyano a doce, mientras Valencia B y CF Badalona están a seis y cinco puntos más el gol-average. Números que impiden ser optimista.El año pasado, el equipo tenía dos puntos más que ahora y al tercero, cerca...y con gol-average ganado a Lleida Esportiu y Reus Deportiu. Lo llamativo es que esta gente invoca el ascenso del Cádiz CF, único éxito de un cuarto con el actual sistema, cuando este equipo cesó a Claudio Barragán en la jornada 34ª, fichando a Álvaro Cervera.Sí, esa fue la principal clave del ascenso y estamos hablando de siete derrotas...en treinta y cuatro partidos.

Ahora el equipo se desangra por las derrotas. Se supone que ante el Hospitalet no habrá problemas pero eso no te asegura nada. El rival sólo ha sumado ocho puntos(dos victorias, dos empates) a domicilio. Aparte de tener tres puntos por encima del decimonoveno. Si el partido fuera en la primera vuelta, no tendría dudas; en la segunda vuelta, veo el peligro de un equipo que necesita sumar como sea porque ya está en una situación que el empate no sirve de nada.

Encima, hay un ambiente que, a pesar de las medidas de incentivación, dudo que vaya a ser bueno. Mucha tensión a poco que el resultado no vaya como quiera la gente. A día de hoy, la calculadora ya no tiene batería.

Apunte Por más que algunos "legalistas" insistan, el problema de la tarjeta amarilla a Juanmi por su camiseta dedicada al recientemente fallecido, Pablo Ráez, arrastra el sinsentido(aunque sea instado por FIFA) de castigar lances absurdos como éste o celebrar goles de una determinada manera.

No hay comentarios: