domingo, marzo 05, 2017

Demasiado tarde

Una vez confirmado el cese de Luis García Tevenet en esta tarde, tras el empate ante el conjunto ribereño de Hospitalet de Llobregat, queda dejar algunos comentarios pero hay uno que no quiero dejar escapar: demasiado tarde llega. La destitución ha tardado la friolera de 22 jornadas desde aquella derrota en Paterna que suponía la tercera en cinco partidos de liga y que empezaba ya a dejar malas sensaciones con los de arriba. Otra oportunidad histórica llegó en El Collao y ese 3-0 que debió ser definitivo. Lo peor que pudo ocurrir fue aquel espejismo en forma de cuatro victorias, muchas de ellas "falsas", por mucho que alguno quisiera negar la evidencia. Otro momento importante para ser cesado fue en el Mini estadi, cuando le restó importancia a que se escapara el filial culé y que es el mayor ejemplo de falta de ambición. Tevenet ha sido destituido cuando ya se les ha escapado los cuatro equipos de delante. Ya en plan irónico, otro buen momento para ser destituido hubiera sido ante el Valencia CF "B", antes de ir a Elda. Como ya sabrán, uno de mis motivos para desear el fin de Tevenet , prácticamente desde el primer día en el club, fue mover el tema para que el equipo no jugara en pretemporada en Elda, con el problema que generaba para el propio club. Entre eso y el mal juego en pretemporada, fue suficiente para tener "calado" al técnico sevillano. Una media temporada aciaga viendo como el equipo no mostraba nada ante los de arriba y las victorias ante los de abajo(de hecho, en nueve jornadas de la primera vuelta había sumado 16 puntos y, ante los mismos rivales, en la segunda vuelta ha sumado 10 puntos) fue suficiente para que alguno se subiera arriba. Por desgracia, los números han demostrado una realidad que se mostraba clara ante la actitud tozuda de algunos de negar la evidencia.

Llevamos una semana extra de circo. Preguntaba, al final del artículo del lunes pasado, qué pasaría si se perdía hoy. Fue un error el paripé del lunes pasado, por mucho que se quisiera echar a los jugadores la responsabilidad del futuro del entrenador. El fútbol de hoy, ante un rival muy voluntarioso pero poco más, fue en la línea de la semana. Lo curioso es que se supone que Ramírez, con todo, es un hombre de fútbol pero su actitud ha sido errónea. Cualquiera se imaginaba que un traspiés podría obligar a torcer el brazo pero se quiso forzar la máquina con una imagen que, seis días después, ha sido masacrada. Supongo que no tardará Ramírez en apelar a la frase manida "la afición ha pedido su cese" para echar balones fuera. Un circo que, en el día de hoy, tuvo una culminación de noventa minutos, empezando por la lesión de un Chema que obligó a un cambio nada más empezar. El Hospitalet iba jugando en su línea, con buena salida del balón pero romos a partir de tres cuartos de terreno de juego. Sólo al final, el equipo intentó algún arranque de orgullo pero el problema del equipo ya es de inercia y eso se nota hasta en los remates desviados. El conjunto ribereño hizo su juego y encima se puede ir con la sensación de haber podido hacer más "pupa" todavía.

Ahora, con el nuevo entrenador, será el momento de ver lo que pasa. En primer lugar, los jugadores saben que la pelota está en su tejado. En sí, se supone que en Prat de Llobregat, en teoría, debe haber un equipo más "efervescente" por el interés de llamar la atención al nuevo enttrenador.  El tiempo dirá si diez jornadas son suficientes para restar los cinco puntos que ha dejado Tevenet para remontar.

Pero eso no es óbice para dejar un par de historias más: yo diferencio tres escalones de gestión: despacho(para buscar ingresos y gestión del club), dirección técnica(mirar jugadores y saber elegir a los idóneos en función de necesidades y, no vamos a negarlo, "restricciones presupuestarias") y, por último,  entrenador y jugadores sobre el terreno de juego. Había fallos sobre el terreno de juego(por ejemplo, balón parado, gestión de vestuario, preparación física) que sólo podían ser responsabilidad del cuerpo técnico en el banquillo.  No es normal que Mainz, que había mostrado buenas cualidades en la media temporada pasada fuera una alma en pena en este año. Peña está muy lejos de ser lo que fue...hace ocho meses. De la dirección técnica podemos reprochar, por ejemplo, traer a Dalmau cuando sólo ha jugado ocho partidos la temporada anterior en Córdoba,etc.  Ni siquiera Tevenet ha sido capaz de sacar rendimiento a sus "ex" Mainz, Gaspar o Berrocal.

Ya veremos qué sucede en las próximas jornadas. Como está puesto en twitter:ningún entrenador te asegura un ascenso, pero lo seguro era que Tevenet no lo iba a conseguir.Personalmente, ojalá nunca vuelva a sonar su nombre nunca más como candidato al banquillo herculano.


Apunte. El gol de Unai García, en  propia puerta, resulta llamativo por esa ejecución tan peculiar en forma de despeje...que va para dentro. La verdad es que es un ejemplo más de un año aciago para el C.At. Osasuna.En sí, es difícil saber qué está pasando en Pamplona porque no es normal.

Free counter and web stats