viernes, mayo 31, 2013

La rivalidad fuera del terreno de juego.

Los gritos deseando el descenso de categoría del rival de turno es algo, desgraciadamente, habitual en los terrenos de juego. No soy partidario de ello aunque entiendo que haya gente que sí le guste hacerlo. En el caso del Hércules C.F., para más inri, era un poco “gafe”: se cantaba eso y se revertía el resultado en beneficio de ese equipo en cuestión. Curioso desear el descenso cuando el propio equipo que uno sigue es lo más parecido a un ascensor que sube y baja.



Todo viene, en especial, porque en el partido del Nuevo La Condomina, en aquella matinal de Reyes, se llegó a cantar ese grito de ¡a 2ªB! durante períodos de partidos, motivo de risa por la situación que sufría el conjunto herculano. Irónicamente, el destino ha sido cruel con el Real Murcia, que puede certificar el descenso a 2ªB en Alicante ante un rival ya salvado con creces. Como comentaba con el Hércules, la trayectoria murcianista es, incluso, peor que la del propio club blanquiazul.



Desde Murcia, son varios los aficionados que reniegan de ese grito, aceptando algunos que ese grito se dará en el Rico Pérez, lamentando otros que esta situación se les vuelva en contra. Una dolorosa puya mientras intentan buscar ese 19º puesto que, unido al previsible descenso del Deportivo Guadalajara, puede asegurarle la continuidad en la Liga Adelante. En contra, tienen un peor calendario en comparación con racinguistas y oscenses; a favor, que tampoco está concretada la situación de C.D. Lugo y C.D. Mirandés en sus respectivos procedimientos de transformación en S.A.D., pues está costando rematarlas.



No voy a negar que la rivalidad dentro es un tema que puedo llegar a entender...y no. Me explico: sé que no es la misma sensación ganar al Real Murcia que, por ejemplo, otro equipo más distanciado en kilómetros pero no entiendo llevarse a malas contra otros aficionados durante un encuentro. Es un juego, al fin y al cabo, que no debe llevar a situaciones como agresiones entre aficionados, cuando se puede dar el caso irónico de dos personas de aficiones rivales que tienen más puntos en común que con otro “ de los mismos colores”.Creo que la gracia de algún comentario jocoso no es incompatible con buenas relaciones entre dos personas que llevan colores diferentes en sus corazones. Conozco aficionados murcianistas a los que aprecio, que no son de los de desear descensos, y tengo muy claro que no voy a gritar deseando su descenso, otra cosa es que el Real Murcia lo tiene muy mal para seguir en 2ª División.



Apunte Indignante la decisión de las casas de apuestas a la hora de decidir que el Hércules-Real Murcia sea apartado de la parrilla de apuestas.Es curioso, llamativo, que nada se dijera del partido ante el C.D. Numancia cuando olió a "biscotto" durante días y sólo desapareció esa posibilidad diez minutos antes de empezar el partido. La verdad es que, para dejarse de estas tonterías, lo mejor es no permitir el acceso de las apuestas on line porque han demostrado ser muy poco profesionales y sí amantes de la polémica y la mancha fácil.

No hay comentarios: