lunes, mayo 20, 2013

Un punto virtual para la permanencia.

Un gol en el último minuto,los futbolistas suplentes saliendo eufóricos del banquillo cuando el esférico, empujado por Portillo, superaba la línea de meta. Aún queda cerrar la permanencia matemática del conjunto herculano pero la virtual está en las botas de los futbolistas blanquiazules. Así se notó en la celebración final de los jugadores cuando Bikandi Garrido, del colegio vasco, daba por finiquitado el partido que enfrentaba a los alicantinos con el equipo de Miranda de Ebro, el que ha visto como su destino sí se complica para las próximas jornadas. Gol número quince del “9” herculano que, por ese azar del destino, “resolvía” el caos generado en esta temporada caótica con un tanto que cierra un año para olvidar. Es triste estar celebrando, como si fuera un ascenso, una permanencia en la Liga Adelante. Esperemos que la próxima temporada sea más “tranquila”. Cierto es que el juego, la suerte han permitido una victoria que era justa pero sin transmitir del todo. Es más, la primera parte fue casi para olvidar por la imprecisión que se percibía en cada minuto y que tuvo, para su desgracia, un nombre:Pablo Redondo. El jugador no acertaba a dar un pase. Otro que no tuvo su tarde fue Eldin. Prueba de ello fue que dos cambios se produjeron en el descanso, quedándose ambos en el vestuario. Tuvo el C.D. Mirandés unas pocas oportunidades que, por hache o por be, no acabaron dentro de la meta de Falcón, destacando una parada para evitar un fuerte disparo de Díaz de Cerio desde 40 metros. Volvió a tener otra ocasión el “23” del conjunto burgalés pero tampoco hubo suerte para ellos. La necesidad visitante era importante y, quizás por ello, la primera parte fue más “rojilla” que blanquiazul.

Tras el descanso, se veía otra actitud y, al menos, se acercaba un poco más a la meta de Goitia. Así, Portillo tuvo un par de ocasiones en las que no acertó a poner el 1-0 en el marcador. El conjunto de Pouso ya estaba buscando el empate tras no lograr ese 0-1 antes del descanso. En el minuto 65 cambió a Pablo Infante, recibiendo el jugador un aplauso tan inesperado como merecido, justo premio, retrasado, por la excelente campaña copera de la temporada pasada. Ya por entonces el Hércules había sumado la ocasión de Cabrera, el remate(aunque anulado) de Pamarot, etc. Parecía el 0-0 iba a ser el resultado cuando Peña envió un balón “ a la olla”, Braulio prolongaba al centro del área donde dos defensas “rojillos” no acertaron a despejar el esférico y Portillo, empujándo levemente, marcaba el 1-0 que alcanzaba los 50 puntos ansiados. Ahora queda un punto virtual pero se puede dar la circunstancia de salir al césped del Nuevo Los Pajaritos como equipo salvado matemáticamente si racinguistas no ganan su partido(empaten o pierdan) y el C.D. Mirandés pierda. Basta que se dé dos de esos resultados para firmar la permanencia perdiendo los tres partidos restantes. Pero también es cierto que también haría falta sumar un punto en Soria si se dieran otros resultados menos óptimos.


Apunte Por segunda temporada consecutiva, el Centre D'Esports Sabadell va a acabar mal la competición. Ya el año pasado se salvó por el descenso del primer equipo del Villarreal C.F. a segunda división, ya que arrastró al filial “groguet” y, en esta temporada, volverá a salvarse pero no puede jugar más así con su futuro deportivo porque otro año sí caerá a 2ªB.

No hay comentarios: