viernes, abril 12, 2013

Recuerdos pasados y necesidades presentes.

Badajoz y Las Palmas de Gran Canaria son dos ciudades que están en el corazón de los aficionados herculanos ya que allí se vivió los dos ascensos de la década de los 90, la de la famosa “Herculesmania”. Queda, eso sí, cierto dolor porque no queda nada de eso. En el caso blanquiazul, la ilusión de esa época que será difícil que vuelva-dos ascensos posteriores ante la S.D. Alcalá y en Irún no han alcanzado esa cota de cariño entre los veteranos(y estamos hablando de gente que está en la treintena)- pero también en ambas ciudades que vieron nuestros ascensos de categoría. El campo de El Vivero fue cambiado por el Nuevo Vivero, a finales de 1998, por parte del C.D. Badajoz pero se mantuvo en pie durante una década más hasta que fue demolido para dar paso a un polideportivo. Por no hablar del estadio Insular, totalmente abandonado a su suerte. Hace una semana se supo de otro incendio en la parte de la grada de Sol Naciente. Es triste ver la evolución maltrecha de un estadio sin uso.Aquí parece que la estamos viviendo a cámara lenta. 

Pero este artículo trata, especialmente, de lo difícil que ha sido Las Palmas para el herculanismo. Cuatro victorias, la última en 1993. Desde esa fecha, tres puntos de 21 posibles. Y ahora se necesita los tres puntos tras dejar pasar el partido de Jerez de la Frontera sin aprovechar la ocasión como los anteriores cinco equipos que habían vencido en Chapín. Es decir, un balance poco proclive a la sorpresa. Para Quique Hernández, el margen es algo mejor pues venció con el C.D. Castellón(91/92), con el Hércules(92/93) y la temporada pasada con el S.D. Huesca(11/12) con un triunfo claro, 1-3. Derrotas, tres. Con todo, el mejor recuerdo lo tiene él y nosotros de ese 0-2 un 19 de junio de 1993. Es ahora cuando hay que apelar a ese espíritu para buscar la victoria en unas Islas nada afortunadas y que ya trajeron cierta polémica la temporada pasada con las expulsiones de David Aganzo y Tiago Gomes. Los tres puntos son necesarios, por lo que hará falta la tensión de esos días. 

Apunte. Entre el triste espectáculo ofrecido en Valencia con el asunto del arbitraje de Hernández Hernández y el 3-2 de Dortmund ha aumentado levemente la presión para exigir medios audiovisuales en los arbitrajes porque no es normal.

No hay comentarios: