martes, noviembre 20, 2012

Una plaga que no para

La alegría por el triunfo blanquiazul en Córdoba se difuminaba por una nueva lesión: Gilvan Gomes, que sufrió un golpe duro en la rodilla derecha tras impactar con el poste durante el encuentro, tenía conocimiento de la mediana gravedad de su lesión que hará que no comparezca hasta mediados de enero. La rotura de la rótula obliga al brasileño a estar de seis a ocho semanas(dos semanas irrelevantes pues coincidiría con el parón navideño) para contar con el alta. Podría haber sido intrascendente pero el problema es que se une a una relación más larga de lo deseable. Ya para Córdoba, Quique Hernández tuvo que contar con tres canteranos(Guille, Carbonell y Clausí)para cerrar la convocatoria de 18 jugadores.
 
La lista de ausencias la lidera Sergio Alejandro Díaz. El asturiano tuvo una hernia discal durante la pretemporada, lesión  que le ha hecho perder tres meses por sus dudas para pasar por el quirófano;ello, unido al período de baja de 3-4 meses tras la operación en Barcelona la semana pasada, va a alargar su periplo sin permitir que el club pueda contar con él durante 7-8 meses. Las demás bajas han sido por problemas musculares donde destaca Braulio Nóbrega. El delantero centro se lesionó tras el partido ante el Girona en aquel principio de septiembre, recayó por primera vez en las vísperas del encuentro ante el Real Madrid Castilla tras un mes y, cuando ya estaba preparado para el encuentro en Córdoba, volvía a caer y con la obligación de pasar por quirófano para arreglar una rotura fibrilar que llevará a tenerlo inactivo entre cuatro-cinco meses(contando ya con los dos meses perdidos antes de la operación). Estos dos casos son sangrantes pero no los únicos. También hay dudas con Pere Martínez, lateral derecho que no ha terminado ningún partido, sea por ansiedad, sea porque no puede seguir por problemas físicos. Mora ya demostró el año pasado que es algo de cristal. Arbilla también tenido que parar por otra lesión muscular en el muslo. Falcón tuvo que parar tras una lesión en los abductores durante casi un mes. Sarpong. Y si no son las lesiones, también están las sanciones como las que recibe Escassi tras los cuatro partidos por agredir a Charles y, después, cumplir el ciclo de amonestaciones tras reaparecer.
 
Se ha dicho y se ha recriminado la mala preparación física que el anterior preparador físico ha logrado a lo largo de los más de dos meses de trabajo con la plantilla. Se dice que la pretemporada es donde se cargan las pilas de los jugadores para los 9-10 meses de competición y, después, durante la temporada llevar una labor de "mantenimiento" de la forma física.  Cierto que varios jugadores no llegaron a tiempo pero eso es normal en el 85-90% de equipos con lo que no puede ser excusa. También el hecho de que estaban desfondados varios jugadores que estaban desde el primer día de pretemporada evitaba esa "excusa". La plaga va por semanas. En Sabadell ya hubo varias bajas, en Córdoba se repitio la situación. Al final, estamos en una pescadilla que se muerde la cola:cuando ganas, la enfermería se vacía; cuando pierdes, todo viene mal y recaer es normal pues se tiende a forzar. 

Apunte: No sé si conocerán la web http://www.elfutbolesinjusto.com/. Si habían pasado antes por ahí, no hace falta comentar nada. Si no la conocen, os la recomiendo, pues refleja el sentir de la afición en general y buenos artículos.

No hay comentarios: