martes, noviembre 27, 2012

El problema y la solución

Se suele afirmar que aceptar, reconocer un problema es la mitad de la solución. Con ello se quiere decir que, si un problema no se reconoce, no se podrá solucionar pero, también, que si se reconoce, se podrá prestar toda la atención a resolverlo. Todo ello viene a cuento de la situación de Pere Martínez Sastre. Sus problemas, archiconocidos desde que llegó, los ha plamado Santiago Gras en el diario de hoy. Por una parte, acepta el jugador que está lejos de su mejor rendimiento. Por otra parte, no quiere la ayuda psicológica que sirva para "quitarle" el peso que, desde el club, intuyen que ha cogido, posiblemente desde aquella jugada de Lugo. No le sale nada y, para colmo, supongo que percibe en cada partido un run-run que no le ayuda. ¿Por qué no acepta que el club le ponga un psicólogo? Quizás porque no vea que sea la solución, aunque personalmente pienso que le ayudaría a relajarse. La ansiedad de Pere, acentuada con problemas musculares y fisiológicos, recuerda, eso sí, amplificada a la famosa que tuvo Kiko Femenía el día del debut en 1ª. Es un momento en el que el jugador necesita una cosa como el comer :recuperar sus sensaciones sobre el terreno de juego, hacer algo sobre el césped que le haga decir "Aquí estoy yo, vuelvo a ser el de antes". Eso Pere no lo ha tenido nunca en los diez partidos que ha jugado, comenzando con aquel primer partido y su expulsión en Lugo, al día siguiente de entrenar por primera vez con el equipo. Un "peso" debido a una planificación que lo había convertido en el único lateral derecho de la plantilla-Juanra estaba aún de baja y Arbilla tenía que ocupar otra posición también coja- a pesar de ser una baja constante.

Ha decidido, pues, que la solución pasa por sus botas. Con todo, lo quiera o no, la calma es fundamental(no la relajación) para ir de menos a más. El otro día ante el Sporting de Gijón seguía con su festival de amonestaciones(5ª amarilla más la expulsión del primer día en 10 partidos), con pases erróneos y desaciertos. Sorprendió una galopada que realizó sin suerte, aparte de otra jugada en la que se descolocó solo cuando perseguía a un jugador rojiblanco. Busca esa jugada, es consciente que necesita darse confianza a sí mismo, independientemente de aplausos(que no los tiene) pero, a su vez, no encuentra esa confianza para crecer y ser el jugador que, por ejemplo, la página del Villarreal indicaba como: "Lateral derecho con un enorme recorrido por banda. Cumple en defensa y se desborda con soltura para llegar a línea de fondo. Centra bien y tiene buen regate." Como pueden ver, ese Pere no se ha visto en ningún minuto de esta competición.  El problema sólo se resolverá cuando vuelva a creer en sí y esperemos que eso ocurra cuanto antes para que pueda acabar esta temporada con unos números "potables" y un rendimiento de menos a más.


Apunte Se une el Albacete Balompié al clan del #SOS en el fútbol tras iniciarse la tercera fase de la ampliación de capital con un importe obtenido  de 15.000 euros, que está bien lejos de los 3,7 millones requeridos. La acción cuesta 60 euros y no logra ser adquirida de forma masiva.

No hay comentarios: