domingo, febrero 28, 2010

Puro oficio

El partido de ayer no pasará a la historia del fútbol herculano por su buen juego pero sí habrá que reconocer de justicia el oficio mostrado desde el primer minuto hasta el último para lograr una victoria ante un equipo que había hecho de Alicante un sitio donde sumar puntos por doquier.El 1-0 marcado por Tote hizo justicia por poco. Ayer, el once vigués no mereció ganar pero sí tuvo sus opciones para haber igualado el encuentro(de buenas a primeras, el paradón de Calatayud y el poste de la primera parte), el Hércules hizo lo mínimo para ganar aunque hubo que tardar un poco en "enchufarse". Quizás para ello tuvo que recurrir a la presencia de Kiko Femenía para dar una marcha más con sus incursiones por banda-Rufete no tuvo su día-y el regreso de Gerardo Noriega y que permitió a Farinós a volver a su ubicación normal. El gol de Tote en medio de un grito arrebatador de la afición que, en un momento determinado, llevó en volandas al equipo. El oportunismo en el momento de rematar por parte de Tote hace sumar tres puntos y poder decir que se ha superado ese objetivo "0", el que nadie dice por "absurdo" en esta temporada, pero hay que reconocer glorioso que, a finales de febrero, se haya alcanzado la cifra de 50 puntos y superado en un punto.Pensar que hace cuatro años, fue en la jornada 40ª cuando se logró esa cantidad de puntos...y aún nos falta 16 jornadas para sumar 27 puntos para igualar los 78 puntos de Mandiá en la temporada pasada.

El juego como tal, como he comentado antes, no fue bonito y, a veces, costó que fuera práctico, al menos. Hubo un instante a lo largo de la primera parte en que el equipo necesitaba una marcha menos para evitar la locura en la que se estaba convirtiendo el tiempo hasta alcanzar el descanso. El balón apenas llegó con claridad a Delibasic y poco pudo rematar. Si a eso le unimos que Del Olmo no lograba irse de su par, aunque lo intentó, y que Rufete estaba espeso pero voluntarioso entendemos que al Hércules le costase llegar con velocidad hasta la portería del ex guardameta herculano Falcón. La pareja Farinós-Rodri no daba la medida y se echaba de menos a un Tiago Gomes que, al menos, la próxima semana volverá al once como jugador importante en el esquema. En la segunda parte, Esteban decidió según el cariz del juego llevar al banquillo antes de tiempo a Rufete para colocar al interior canterano Kiko y que dio otra marcha. En esas, una incursión en el área por Del Olmo fue trabada y el colegiado pitó pena máxima. Farinós no pudo vengarse de aquel penalty sino, además, acrecentó la mala racha fallando otro que Falcón paró con poca dificultad-a pesar de los fallos, la portería del fondo sur era lo poco de talismán que quedaba en esta temporada aciaga del valenciano desde los once metros- parecía que el empate iba a ser el resultado cuando la grada empezó a moverse y animar de forma unánime. Tote, desde el suelo, marcó el 1-0 en el mejor momento para que el madrileño apareciera. En la parte final del encuentro, Portillo salió por el balcánico para protegerlo de esa quinta tarjeta y que pudiera jugar ante el Elche la próxima jornada. El R.C. Celta de Vigo tuvo el empate pero Calatayud evitó el gol mientras Portillo tuvo su opción de marcar su primer gol ante la dejada que le proporcionó Tote. Con el pitido del árbitro la afición respiró y disfrutó de los tres puntos.

Apunte Una vez más, los resultados han acompañado al Hércules: el CD Numancia y el Nàstic de Tarragona empataron dos horas antes mientras el Levante UD acabó en tablas con el UD Las Palmas. Pero, como herculanos, sin duda, lo más bonito habría sido el triunfo del SD Huesca pues el tanto lo marcó ese gran ídolo herculano de los últimos tiempos: Moisés.

No hay comentarios: