domingo, febrero 14, 2010

Un triunfo que sirve...y mucho.

Cuando finalizó el encuentro se ahuyentaron algunas fantasmas- no todos, porque el tema de las bajas en defensa seguirá en Cádiz-, sobre todo, tras la derrota ante el CD Castellón que creó ciertas dudas e incertidumbres.A la vista estaba el partido ante el Real Betis y un partido ante un Villarreal B que había apalizado 2-4 en Salamanca y que no notaba la ausencia de Marco Ruben en aquel encuentro. Sin embargo, como comenté hace dos semanas, creo en las derrotas útiles-sobre todo en años buenos- y supe que aquel 1-2 iba a revertirse bien pronto. Ya en el feudo bético se jugó un buen "match" y el Hércules se hizo acreedor a los tres puntos; la victoria no llegó pero el juego recuperó buenas sensaciones. Ayer, el Hércules venció en un gran encuentro ante un rival que, desde hoy, será un excelente aliado para los intereses blanquiazules por su desparpajo de cara a puerta rival. Si el Hércules logró la victoria fue porque, en el intercambio de golpes, salió vencedor. El Villarreal B tuvo en sus botas romper el partido con un hipotético 0-2, el Hércules tuvo el 4-1 y el 4-2 en ocasiones antes de que Kiko Femenía marcase el tanto de la tarde. Por lo tanto, los que estuvimos en el estadio pudimos ver un gran encuentro en el que el colegiado quiso ser partícipe con dos penas máximas y dos expulsados. Un partido que bien pudo acabar con un 5-4 y donde las delanteras vencieron a las defensas.

Desde el inicio se comenzó a sufrir por las incursiones por banda derecha visitante(izquierda herculana donde estaba Juanra). El filial "groguet" estaba bien aleccionado que la banda a utilizar era esa. El primer cuarto de hora fue un horror, un sufrimiento con cada ataque amarillo que no notaba las ausencias. Entre las ocasiones que se iban rozando el poste de Calatayud llegó la ocasión del gol visitante: incursión por banda derecha y Juanra, en un esfuerzo denodado, logra despejar el balón con la mala suerte que, en el acto de tocar el balón, su cuerpo contacta con el jugador rival y se caía en el área grande. el colegiado señaló el punto de penalty. Injusto. El gol recordó la derrota de la ocasión anterior en el Rico Pérez. Entre ataque y ataque visitante, el Hércules se iba recuperando poco a poco del mazazo con llegadas tímidas hasta el momento en que Tote recibe en el interior del área y fue lígeramente empujado por el portero. Penalty y expulsión. Farinós marcó en la portería maldita recuperando, como en Vallecas, la carrera corta. Rodríguez marcó el 2-1 en un saque de esquina. El pesimismo se convirtió en optimismo pues el conjunto rival ya comenzaba a notar los efectos anímicos de jugar con diez. En la segunda parte, el comienzo ya fue más propio del Hércules que, en principio, parecía sentenciar el match con el segundo tanto del central Rodríguez- cuatro tantos en este año 2010- y colocaba el 3-1 en el marcador. Sin embargo, el colegiado quería complicarse la vida y expulsó por doble amonestación a Juanra. Con Kiko Femenía como lateral zurdo se tuvo la cara y la cruz: no pudo evitar el 3-2 pero, por contra, marcó el 4-2 mediante una incursión por banda izquierda y lograba marcar el 4-2 de forma sorprendente. El Villarreal B tuvo ocasiones para el 4-3 pero el partido acabó así ante el aplauso de la afición que ayer dedicó un sentido homenaje por el fallecimiento de uno de los fundadores de la vetarana peña Las Banderas. De principio a fin, el nombre de Tito estuvo presente en cada gesto, en cada gol herculano.

Apunte Roberto Peragón pudo cumplir su pequeña "vendetta" en Vallecas al marcar el tercer gol de un partido que acabó con un marcador excesivo para los méritos de unos y otros. Que Mel tenga las horas contadas no es una cosa que sorprenda tras la derrota de la semana pasada ante el Cartagena FC. Sería un error cesarlo pues no hay ya incentivos y lo más lógico, dentro de asegurarse la permanencia, sería preparar la próxima temporada y resolver su gran caballo de Troya: la defensa.

No hay comentarios: