jueves, julio 07, 2005

Un ascenso a tiempo


El terrorismo golpeó Londrés.
*******************************************

Cuando esta weblog inició su andadura indiqué que estaba dedicado al Hércules pero que también trataría aquello que rodeaba al mundo del fútbol y del deporte en general que tuviese una relación indirecta con Alicante y su equipo más representativo. Por esta razón, "Grada Preferente" no podía estar apartada de la noticia más relevante: la elección de la ciudad para acoger los XXX Juegos Olímpicos en el año 2012 y su relación con Alicante, ya que la ciudad de la Costa Blanca era subsede en caso de que Madrid hubiese salido escogida. Una vez que Londres ha salido elegida, queda para dentro de unos años el intento de Madrid por lograr las del 2020 o del 2024 pero es difícil que Alicante vuelva a tener una opción como ésta. Una decisión que afectará al propio estadio Rico Pérez ya que no se recibirá una ayuda esperada de 1,7 millones para su reforma y que estaba prevista en caso de haber sido escogido. Muchos veían que era muy duro dejar que el estadio se fuese deteriorando hasta que el 2011 se produjese la mejora... incluso existía una propuesta de que fuera un estadio nuevo el que acogiera los partidos en Alicante con el consiguiente fin de la existencia del Rico Pérez. Quedando fuera Madrid, el estadio ha podido salvar curiosamente su "existencia" durante unos años más.

Es, en estos momentos, cuando el alivio dentro del herculanismo ha salido con toda la fuerza; de no haberse conseguido el ascenso ante el Alcalá, esta noticia de Madrid hubiera supuesto un gran palo. El deterioro del estadio, las reformas previstas por el Ayuntamiento y basadas en "bajos comerciales", todo parecía que no había intención, por ninguna de las partes, para arreglar la instalación deportiva que, en su día, fue mundialista. Pero llegó el ansiado ascenso y, con ello, el obligado arreglo porque así lo pedirá la propia Liga de Fútbol Profesional: las cabinas de prensa(tablas de madera podrida, prácticamente inexistente con el riesgo para los profesionales), el marcador será nuevo- lo regale o no la Generalitat Valenciana- porque así se exige, se repondrán los asientos de ambos fondos lo que supondrá un adecentamiento externo mientras que las goteras, aseos se reformarán antes de la cuenta porque ahora el estadio vuelve a categoría profesional y entrará en la "crítica mediática". El propio Ayuntamiento ha visto lo que se le puede venir encima y ya ve con buenos ojos que el Hércules pueda recomprar el estadio pero, por ahora, lo que importa es que el estadio muestre sus mejores galas para finales de agosto o principios de septiembre y que demuestre al resto de España que era un digno estadio para una subsede.

Apunte Nombres y más nombres surgen en esta época de julio. Rumores que, al final, quedarán en nada. Llegue quién llegue, podemos confiar en un técnico que resucitó deportivamente a muchos que ya estaban en el ostracismo.

No hay comentarios: