martes, julio 26, 2005

No pudo ser y se marchó

A finales de febrero escribí un artículo en referencia al interés del cuerpo técnico por recuperar a Jordi Tarrés del letargo anímico en el que estaba el catalán. Ánimos que no han tenido su efecto aunque tampoco dispuso de los minutos necesarios, sólo ante el Novelda y en la última jornada ante el Barça B. Cierto es que no tuvo la suerte de cara y que se encontró con un jugador en su puesto como era Sisi, jugador extrovertido de cara a mostrar al público su esfuerzo y su plasticidad- "nosotros te queremos, Sisi quedaté" se gritaba en la plaza del Ayuntamiento el día siguiente del ascenso -, que consiguió la titularidad desde el comienzo cuando el catalán tenía todos los números para salir en el once inicial. Cuentan los que han asistido a los entrenamientos que ha sido difícil acabar de recuperarlo aunque tampoco ayudó el hecho de que el equipo empezara a subir puestos y, en esa situación, es difícil sacar a alguien que lo hace bien. Por tanto, Tarrés se encontró fuera de Cataluña(dicen que añora esa tierra ya que nunca había salido de su "casa"), iba a ser titular y acabó siendo suplente (apenas ha jugado siete partidos saliendo desde el primer minuto, acabando sólo tres partidos). Este año 2005 se ha convertido en una especie de "annus horribilis" para el ex jugador arlequinado pues sólo ha jugado quince minutos. Ni siquiera el ascenso le puede alegrar por una temporada para olvidar.


El lunes pasado salió la noticia de que Tarrés vuelve a Cataluña, a un equipo que, curiosamente, es rival de "su" Sabadell: el Terrassa. Lejos queda todos los rumores que le apuntaban a varios equipos de 2ªB e, incluso, Tercera(en este mundo de rumorologías varias, sonaba el Granada CF). Desde aquí, buena suerte, pues siempre he creído en él, le entiendo que quiera irse pero sabe que no contará para Mandía. No ha podido demostrar su calidad, esa que había ilusionado a la gente por su fichaje. Lejos queda aquel golazo sin ángulo que metió al cancerbero Toño en la temporada 2002/03. Decir que ha fracasado será igualar su rendimiento al de Luigi o Marrama; sencillamente no ha tenido suerte pues con esos escasos 667 minutos ha marcado 3 goles, tantos que sirvieron para salvar el cuello a Granero(Gramenet 0-1 Hércules),"dignificaron"(por decir algo) el 0-3 del Alcoyano con un bonito tanto y pudo haber sumado otros tres puntos con el bello tanto ante el Benidorm si no fuera por el persistente despiste defensivo. Se va pero deja a algunos aficionados esa sensación de que si hubieran confiado en él podría haber tenido su papel en este Hércules 2005/06. Suerte, Tarrés.

Apunte Otro que se ha ido es José María Merino. El delantero valenciano, con 26 tantos en estas dos temporadas, jugará cedido con el Benidorm. Se ha despedido hoy mostrando un poco de resentimiento hacia quien le quitó el sueño de jugar en 2ªA.

No hay comentarios: