domingo, julio 17, 2005

Cuestión de veteranía

El fichaje de Moisés y Sánchez Broto unido al posible regreso de Redondo y la renovación de Castro han dado la gota de veteranía que, quizás, necesitaba el equipo que, hace un par de temporadas, destacaba por tener un menor promedio de edad. En este nuevo período por la 2ªA es importante el grado de veteranía y equilibrio con la juventud aportada por Sisi, Miguel o Carlos Pérez aparte de otros jugadores que alcanzarán a lo largo del 2005/06 su mejor momento como profesional- cifrado habitualmente entre los 27/28 años- con lo que se puede ver un buen "cóctel" de veteranos y jóvenes. Unos aportan frescura y querer cargarse al equipo hacia arriba mientras otros deben mostrar su "buen hacer" en los momentos más duros de la temporada y ejercer el debido liderazgo en vestuarios, principal punto de inicio de lo que acontecerá durante la temporada: la piña entre jugadores, que conlleva solidaridad sobre el terreno de juego, o desunión por parte de determinados jugadores.

Otra cuestión para aplaudir esta gestión es el recuerdo de aquel año 1995 cuando la secretaría técnica contrataba a varios jugadores veteranos: Jankovic, David de la Hera, Gonzalo o Visjnic, que aportaron esa experiencia para ayudar, junto a otros jugadores, el ascenso a 1ª División. Por ahora, los dos jugadores tienen su oportunidad de acabar con buen sabor de boca. Moisés querrá mostrar a la afición que, en empeño y ganas de trabajar, se intentará parecer a su hermano Edu García- muy querido éste por la afición- pero también deseará que la gente borre la última imagen de su final de temporada en Elche; por otra parte, Sánchez Broto se perfila como titular de este Hércules 2005/06 tras su excelente periplo en Getafe(7º mejor cancerbero de 1ª División, por encima de históricos como Molina y Mora o de jóvenes valores como Riesgo o Doblas), donde rememoró su período escocés, llegando a jugar unos partidos en la portería del mítico Celtic de Glasgow. Ambos pondrán, seguro, su grano de arena en este difícil año de consolidación.

Apunte De confirmarse el adiós de Rubén se producirá la despedida de un jugador al que la afición le ha mostrado gran cariño desde que decidió venir hace dos temporadas pagándose, como su compañero Gustavo Belmar, su cláusula de rescisión del Novelda. Resulta curioso que si Marrama no se hubiese lesionado, él hubiese jugado la promoción como premio a sus más de 30 partidos jugados en esta temporada y hubiese podido ser uno de los responsables del ascenso.

No hay comentarios: