martes, febrero 01, 2005

Un adiós a tiempo

Como ya afirmaba en otros foros y en comentarios después del partido, el día de hoy debe significar el primero del fin de Subirats en el Hércules tras dos años en el que su labor no se puede caracterizar como positiva, precisamente. Incluso un ascenso a 2ªA sería tan anecdótico, tal como se desarrollan las cosas, que apenas se podría valorar qué parte es suya en tal evento positivo, o más bien, sería lo poco positivo tras tanto negativo: excesivo número de jugadores fichados, en muchos casos esos jugadores tienen contratos que en 2ªB son losas por mucho "peaje" por fichar a los mejores o la misma continuidad de Granero son algunos ejemplos de su trabajo por el Hércules. Si bien es cierto que su llegada supuso una ilusión, en la actualidad son bien pocos que defienden su labor como secretario técnico por mucho nombre de director general. En su momento comentó que venía por cuatro años pero, si en los dos primeros no se lograban los objetivos daba vía libre para salir del club y, por tanto, tras finalizar el mercado de invierno de 2005 su labor termina por sentido común en el día de hoy ya que ahora corresponde preparar la temporada 2005/06 y él debería dar el paso adelante para confirmar su marcha del Hércules para que el club empiece desde ya a trabajar para evitar que ocurra lo habitual en este equipo que es empezar en junio ¿alguien recuerda como en ese Hércules del ascenso a 1º tuvo mes y medio casi parado desde el acenso hasta empezar a fichar por no decir que desde febrero o marzo se daba por hecho el ascenso a 1ª?¿ o hace dos años que se empezó a planificar bien y , al final, la llegada de Subirats, que se produjo en julio, cambió el sentido de la planificación? Por tanto, lo mejor sería que él, siendo consciente de su escaso acierto y su crédito, ganado por un "València campió", se ha reducido casi a la nada y su apoyo no es el de hace dos años, decida marchar antes de que pasen estos meses. Además, una marcha a tiempo le podría abrir las puertas de su Valencia ahora que Bautista Soler preside el club ché y ya lo tanteó en el verano pasado.

Otro tema es Valentín Botella. Rumores apuntan que la marcha de Subirats supondría también su marcha. Rumores que, esperemos, sólo sean eso pues hablarían mal de un presidente acostumbrado a esos impulsos. Sería muy triste que un presidente convierta al equipo en un "escudo" y mantenga, bajo amenaza de su marcha, a un director sin apenas aceptación entre los aficionados, aquellos que ,si bien no aportan ni el 10%del total de los ingresos, lo son todo en un club. Un club que perdió más de dos mil abonados no puede permitirse el lujo de seguir dejándose la piel por el camino sobre todo en una época dura para el herculanismo. En este momento, la continuidad de Subirats, al que no se le pidió el cese junto a Granero para que pudiese trabajar en el mercado de enero, sería perjudicial porque no crea ilusión entre la afición y para que otro pueda preparar la temporada siguiente y que pueda coordinar un conjunto de gente que fuese por los campos. Es la única solución una vez que el catalogo y el vídeo han mostrado su fracaso en la sede herculana en muchos años. En definitiva, volver a traer jugadores de 2ªB y para 2ªB y dejarse de nombres una vez que los hombres son los pocos que cumplen en este club.

Otrosí: no es cuestión de comprometer a nadie pero mi ilusión, ya conocida, es que Joaquín Irles pueda volver al Hércules.

No hay comentarios: