martes, junio 13, 2017

Cuatro entrenadores

 Cuatro entrenadores de cerca de cien-ciento veinte(ochenta equipo a una media de  1,5 entrenadores cesados/dimitidos) acaban logrando el éxito de subir a segunda división A. Doce entrenadores se han quedado, al final, con las mieles del ascenso. Cuarenta y seis entrenadores  se han quedado en tierra de nadie en esa jornada 38 y, por último, dieciocho entrenadores se encuentran con el dolor de un descenso que se han ganado a pulso desde el inicio(muy pocos) o no han podido evitar lo que otro generó con malas decisiones. En esa suma no sumo los que se han quedado por el camino. Como pueden ver, es la menor cifra de todas, la más excepcional aunque ello no implique que sean los mejores entrenadores. Un simple toque de suerte puede cambiar el destino de un técnico. En este grupo III siete equipos han cambiado de entrenador(uno en exceso, el CD Eldense con seis; el otro, RCD Mallorca B porque Olaizola subió al primer equipo), mientras que trece clubes confiaron en el técnico con el que empezaron. A estas alturas, puede contar con dos de los cuatro entrenadores "exitosos": Gerard López y Curro Torres.

Toda esta introducción para recordar que subir de categoría no es lo único que se puede valorar de un técnico. Durante las últimas semanas, a algunas personas entre los aficionados herculanos les ha molestado la trayectoria de Vicente Mir en el Real Murcia. Una vez confirmada la eliminación, no han sido pocos los que han recordado que "da igual la trayectoria, tampoco ha subido". Como han podido ver, subir no es tan fácil  como para valorar un entrenador por ese único criterio.  Al menos, Vicente Mir ha podido ilusionar a una afición dolida desde hace unos años, desde esa jugarreta del verano de 2014, dejando que sueñe hasta la orilla(si ese último disparo de Adri Cruz hubiese entrado, estarían en el sorteo final por el ascenso),a diferencia de los dos últimos años en los que cayeron los pimentoneros en primera ronda. Ya compararlo con el triste año del Hércules casi en tierra de nadie tras un comienzo de 2017 dantesco sería una aberración. 

Todos sabemos que, en junio del año pasado, se cometió una injusticia al no dejarlo continuar la obra iniciada en febrero de 2016. Peor. Se escogió un técnico que ha dado peores rendimientos. Se dijo que la plantilla no quería a Mir; lo que, en teoría, debería ser un aval porque, sinceramente,yo no tendría un técnico del agrado de los jugadores. Aún me dura el desagradable recuerdo de la estancia de Felipe Miñambres en el banquillo blanquiazul(final 2001/02 y buena parte de la temporada 2002/03), lo que me sirve para desconfiar de todo futbolista que esté "contento" con "x" entrenador.

Es cierto que Vicente Mir no ha subido con el Hércules CF ni con el Real Murcia.Eso sí,  a ambos, les llevó a un paso más del logrado con el anterior entrenador. A los dos equipos los llevó desde la parte media-alta al segundo puesto de la clasificación gracias a un sprint considerable(34 puntos de 48 en Alicante,26 puntos de 33 en Murcia).

Todo aquel que me recordaba que Mir no había subido con el Real Murcia se llevó la misma respuesta: al menos, mantuvo la ilusión entre la afición...aquí, ni eso. El ascenso requiere,para empezar, de hacer las cosas bien desde la dirección deportiva, desde los despachos creando ilusión y, luego, el entrenador logrando que la plantilla se comprometa con un objetivo. E, incluso, con esos factores, nada asegura el ascenso. 

Nada indica que Mir, desde el inicio de la temporada-como parece que será en el Elche CF- tiene asegurado el ascenso. Podría, incluso, ser superado por las circunstancias, Sin embargo, en Alicante y Murcia, ciudades exigentes, ha dado una imagen que, de continuarla en Elche, le daría muchos papeles para el ascenso, comenzando con una muy buena regularidad,como en ambas ciudades mencionadas, que podría otorgarle, desde la primera jornada, el primer puesto de la tabla clasificatoria.


Apunte. Una vez más, cuando se dan eterminados resultados, se suele comentar el manido tema de los equipos dependientes(lo que, en los medios de comunicación, se llama también "filiales"). No han dejado de existir y así, a bote pronto, uno recuerda una segunda división en el año 1984 con el Castilla, Barcelona Atco, Bilbao Ath y Atlco. Madrileño. Esos equipos tienen sus ventajas y sus inconvenientes y es saber jugar con eso.

No hay comentarios: