sábado, abril 18, 2015

Trancas y barrancas

   Lo cierto, es que un mundo televisivo como el que vivimos, cuando escucho esta expresión, no puedo evitar pensar en las dos hormigas televisivas, que se han popularizado gracias al “Night Show” dirigido por Pablo Motos. Pero tampoco puedo evitar pensar en nuestro Hércules, y lo mucho que le está costando sortear la toda clase de obstáculos,  de todo tipo, que se le están presentando esta temporada.

  
   Había interés por saber, cómo se iba a comportar el equipo de Herrero el pasado domingo frente al Olot, puesto que antes de comenzar la jornada, tenía la presión de estar sólo a dos puntos de su más inmediato perseguidor, el Reus; y a cuatro puntos del sexto clasificado, el Alcoyano; y después de haber comenzado la misma, tenía la presión de saber que sus dos rivales más inmediatos, habían pinchado, y se les presentaba una ocasión de oro para coger un pequeño colchón, necesario, por otra parte, para afrontar el compromiso que contra el mismo Reus, debía afrontar la semana siguiente, y todo ello, con las incómodas sensaciones, que están generando el estadio herculano, esta temporada.

             
    Yo no calificaría tanto como de “golpe de autoridad”, lo ocurrido el pasado domingo en el Rico Pérez, porque para eso hace falta mostrarse superior al rival, pero sí es verdad, que se hizo un partido serio (aunque no vistoso, más bien, aburrido) que a trancas…y a barrancas, se sacó adelante, merced a dos jugadas efectivas, y que han supuesto, no sólo aumentar la ventaja sobre los competidores, sino subir un peldaño en la tabla clasificatoria.

             
   Con todo, sigo esperando ese “golpe de autoridad”, que es necesario para convencer a la parroquia herculana de que, en caso de clasificación para el play –off, hay opciones reales de ascenso porque, actualmente, y dado el nivel del grupo, sí podemos pensar que acabaremos clasificándonos; pero hay muchas dudas, sobre cuál va a ser el rendimiento de esta plantilla, contra equipos de grupos que están demostrando un nivel mayor  de exigencia, que este Grupo III, en el que nos encontramos, pero eso, ya habrá (o no), tiempo de analizarlo.

            
  De momento, el Hércules en lo que debe centrarse es en ganar, o al menos, no perder  (aunque sea a trancas…y a barrancas) contra el Reus, la próxima semana. Como todos los años, hemos pedido a la Santa Faz una ayudita para superar el envite. Macho Hércules

No hay comentarios: